..

Nación y provincia buscan consenso para destrabar el conflicto de puertos

Cuando el conflicto entre la CGT San Lorenzo y las terminales portuarias de esta región está a punto de cumplir una semana, desde los ministerios de Trabajo provincial y nacional se busca generar un consenso que permita declarar la conciliación obligatoria.

Martes 01 de Febrero de 2011

San Lorenzo.- Cuando el conflicto entre la CGT San Lorenzo y las terminales portuarias de esta región, está apunto de cumplir una semana, desde los ministerios de Trabajo provincial y nacional se busca generar un consenso que permita declarar la conciliación obligatoria. Esa fue la temática de una reunión que mantuvo Nora Ramírez, viceministra de Trabajo de la provincia, con dirigentes de la central obrera y gestiones realizadas desde diversos sectores que reclaman la inmediata solución al conflicto.

Como resultado de la manifestación de la mañana (ver aparte), la provincia convocó ayer a la tarde a representantes de los trabajadores de las diez empresas afectadas por los piquetes de la CGT San Lorenzo, para que concurran hoy a una reunión en Santa Fe con los ministros de Trabajo, Carlos Rodríguez y de Seguridad, Alvaro Gaviola.

En el encuentro, del que participarán dos o tres referentes por empresa, los trabajadores reafirmarán el reclamo que hicieron a través del petitorio que entregaron en la delegación Rosario de Gobernación.

Paralelamente durante la tarde de ayer, el secretario del sindicato aceitero, Pablo Reguera, mantuvo una reunión en el Ministerio de Trabajo de la Nación en la que solicitó la intervención de la cartera en el conflicto de los puertos.

Reguera hizo entrega de las notificaciones libradas por las empresas en las que anticipan la suspensión de personal y le pidió al subsecretario de Relaciones Laborales de la cartera nacional, Alvaro Ruiz, que se ocupe de mediar en la crisis desatada hace ya una semana.

También aseguró que Ruiz elevó la solicitud al ministro Carlos Tomada, quien brindó instrucciones para delinear las estrategias de mediación.

"Estamos próximos al cobro de los sueldos y lo que menos queremos son salarios caídos o descuentos. Si algo de eso se da, seguramente habrá problemas", anticipó Reguera. Según el dirigente, "Ruiz comprometió la inmediata intervención en la crisis y pidió que tratemos de recurrir a todas las instancias de diálogo para solucionar el conflicto en el transcurso de esta semana".

En la provincia. Una vez que se desatara el conflicto y que fracasara la mediación de la provincia, desde la cartera laboral santafesina se intentó tener reuniones por separado con las partes con el objetivo de reencausar el diálogo.

En se marco Ramírez sondeó como está el ánimo en el sector gremial y ayer se encontró con los dirigentes que le hicieron saber cuales son las bases para un posible acatamiento. Allí la funcionaria escuchó que desde la central obrera no aceptarán descuentos ni suspensiones, además de incluir en la discusión el aumento salarial reclamado.

Cabe recordar que la raíz de este conflicto data de un reclamo de la CGT, de un salario básico universal de cinco mil pesos, para todo el personal que se desempeña en las terminales portuarias. Este planteo fue rechazado por los empresarios, quienes se manifestaron abiertos a una discusión paritaria con los gremios que nuclean a los empleados en cuestión.

También vale señalar que la mayoría de los empleados se encuentra afiliado al Sindicato Aceitero de Puerto San Martín, gremio que si logró un incremento importante a fin de 2010, y que no adhirió al paro.

Al cierre de esta edición se estaba llevando a cabo en plenario de la CGT San Lorenzo en el que además de una evaluación del conflicto se consideraba la posibilidad de alguna medida de fuerza general y una marcha al Campo de la Gloria durante el acto del 3 de Febrero.

 

 

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario