..

Municipales de Beltrán, en huelga por desvinculación de contratados

La intendenta argumentó que eran contratos temporarios por veintitrés días. Hoy se encuentran en el Ministerio de Trabajo.

Viernes 14 de Marzo de 2014

Los trabajadores municipales de Fray Luis Beltrán se encuentran de paro por tiempo indeterminado en protesta por la desvinculación de diez contratados. Mientras el gremio denuncia despidos, la intendenta Liliana Canut argumentó que "simplemente se terminaron contratos transitorios acordados por 23 días".

El paro, que comenzó el martes al mediodía, fue decretado por el Sindicato de Trabajadores Municipales (Sitram) luego de una asamblea que rechazó la medida de desvincular a diez operarios que trabajan para el municipio.

Ante esta situación, la intendenta Canut, manifestó a LaCapital que "se hicieron diez contratos transitorios para que realizaran la limpieza de las calles de la ciudad del 5 al 28 de febrero, ya que en ese período había personal de vacaciones. A la mayoría de los contratados se les dio un cheque por unos 4 mil pesos, no hubo recibo de sueldo ni equivalencia a la categoría 8, como se dijo".

En cuanto al conflicto municipal, la intendenta dijo que "desde el martes al mediodía, el miércoles y el jueves hubo un paro en el municipio, aunque las cajeras, las guardias mínimas del centro de salud y otras áreas trabajaron. Para evitar que se produzcan algunos conflictos entre el personal, decidí que el viernes no trabajarán los empleados del obrador municipal. En el corralón hubo quema de cubiertas y algunos roces entre operarios".

En el ministerio. Ante esta situación, el Ministerio de Trabajo citó a las partes para hoy, a las 10.30, en la sede rosarina del organismo, a fin de que se aclaren los motivos del conflicto. "Para nosotros es injustificado y desproporcionado", manifestó Canut, y aclaró que el municipio "está al día con el pago de los sueldos y hasta se volvieron a dar algunas horas extra, hecho que hacía mucho tiempo que no ocurría".

Por su parte, el secretario general del Sitram, Edgardo Quiroga, afirmó que "Canut cree que tiene el derecho de contratar y despedir a los trabajadores a su antojo. No se le puede hacer un contrato por categoría 8 y por el estatuto del trabajador municipal. Si tuviera necesidad ante un receso vacacional hubiera hecho un contrato transitorio, donde explícitamente hubiese quedado acordado una contratación por 30 días. Eso no se hizo y por lo tanto los trabajadores tienen el derecho a continuar trabajando".

Ante esto, Canut aclaró a este diario que "es un contrato transitorio con sueldo por 23 días de trabajo y así está escrito en el documento", y reflexionó que "el paro que hace el Sitram es ilegal. No soy responsable de la medida, estoy actuando dentro de la legalidad. No hubo despidos, es un contrato que hicimos porque veíamos que no se podía limpiar la ciudad, ya que estaban otorgadas las licencias y faltaba mucha gente en el corralón".

Además Canut explicó que "se les dijo que era transitorio y que cuando pudiéramos contratarlos, lo íbamos a volver a llamar de acuerdo a la actuación de cada uno de ellos. Sí tenemos que tomar a tres o cuarto personas ni bien podamos, lo vamos a hacer porque necesitamos personal, ya que hubo casos de fallecimientos y hay gente que se está jubilando".

Agresiones. Canut comentó dos hechos que ocurrieron a los que calificó de graves. Uno fueron amenazas que recibió sobre su persona del gremio que dirige Edgardo Quiroga, y el otro hecho pasó ayer cerca de las 14 cuando dos encapuchados entraron al municipio. "Estaba reunida con dos personas y en el edificio sólo quedaba una mujer que hace la limpieza. Eran las 13.45 y la empleada Norma Sánchez salió con un balde a regar unas plantas cuando dos sujetos encapuchados la golpearon, ingresaron y rompieron elementos del municipio. No sé si tiene relación con el conflicto gremial, eso lo determinará la policía, pero pasamos un mal momento y la empleada agredida fue derivada al Centro de Salud con un pico de presión y diversas lastimaduras", contó Canut.

Con respecto al otro hecho sobre las amenazas que recibió, la mandataria de Beltrán dijo que fueron "verbales y ante muchas personas. Voy a hacer la denuncia, también amenazaron a mi familia, incluso a mis nietos, que todavía no tengo. Está todo registrado ante escribano, hubo palabras muy feas y las amenazas fueron graves".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario