mundialhockey

Con la estirpe de Las Leonas

El festejo es interminable y apenas finalizado el partido, el 3 a 1 con el que Las Leonas alcanzaron el segundo Mundial de su historia, parece anecdótico. Porque mientras se escribe esta crónica...

Domingo 12 de Septiembre de 2010

El festejo es interminable y apenas finalizado el partido, el 3 a 1 con el que Las Leonas alcanzaron el segundo Mundial de su historia, parece anecdótico. Porque mientras se escribe esta crónica, todavía se mueven los atriles de la prensa, tiemblan las tribunas y resuenan gritos de campeón.
Rebecchi (2), Barrionuevo y Paumen marcaron los goles de un partido que desde el inicio traía incógnitas. Se medían los dos indiscutidos mejores del mundo, pero tenían que definir quién iba a tener el reinado por los próximos 4 años.
Las Leonas salieron con todo. A los 3’ Mariana Rossi la robó en el medio, abrió para Lucha que la vio a García por la derecha que gambeteó y metió el centro que Rebecchi mandó a la red entrando detrás de la arquera. Explotó el estadio con el gol tempranero al que le siguieron 10’ a toda máquina para Argentina. Y la aseveración no es exagerada, porque a los 6’ Noel Barrionuevo, mandó al fondo de la tabla la primera ejecución de corto.
Parecía todo a pedir de Las Leonas, hasta que promediando los 15’ Holanda se hizo dueña de la bocha y presionó en todas las líneas. Ahí Argentina tuvo que sacar a relucir el trabajo, el que no las caracteriza, el juego sin pelota. Ante esa necesidad, D’Elía, Burkart y Rossi fueron las abanderadas. Mientras, Naomi van As era la responsable de comandar el juego naranja. Hoog, Lammers, Smeets y Schopman desde el fondo, empujaban la remontada que no llegaba. A Las Leonas se les abrían las chanches de contraataque. En esa primera parte Holanda tuvo un corto que no pudo aprovechar la máxima artillera del torneo, Paumen.
En la segunda etapa, el partido siguió en la misma tónica. Holanda tirado al ataque y Las Leonas haciendo un trabajo inteligente para conservar la diferencia. A los 20’ Paumen volvió a probar desde el fijo y Belén Succi se la sacó del ángulo. Minutos más tarde infló con un corto el techo del arco argentino.
Con el 2 a 1 a favor Las Leonas no podían permitirse errores. Lucha no brilló, pero hizo un trabajo consciente y a pedir del equipo, tocando simple y marcando cuando el equipo la necesitó. Era lógica la presión de Holanda, pero Las Leonas desperdiciando un par de chances en los palos de Sruoga, García y Rebecchi.
La última de riesgo para las Naranjas la tapó Succi, que le sacó del ángulo el último fijo a Paumen y se golpeó el pecho en un gesto aguerrido, de triunfo. El mismo que iba a asegurar Rebecchi marcando el tercer gol a los 54’ después de una jugada colectiva. A 7’ del final Las Leonas fueron una a una cayendo encima de Aymar. Tocaban el cielo. El resto, sólo festejos. i

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS