mujer

Proteger el pelo

La preocupación por el cabello se acentúa en verano, época del año en la que el sol, el viento, la sal y cloro lo dañan. Sin embargo, la deshidratación y fragilidad de la fibra roducida como consecuencia de la influencia de los factores externos, también se produce a lo largo de todo el año.

Domingo 27 de Enero de 2008

La preocupación por el cabello se acentúa en verano, época del año en la que el sol, el viento, la sal y cloro lo dañan. Sin embargo, la deshidratación y fragilidad de la fibra roducida como consecuencia de la influencia de los factores externos, también se produce a lo largo de todo el año. Ante esta realidad se hace imprescindible hidratar y acondicionarlo mediante productos de protección solar que mantienen su color, estructura y vitalidad.

  En la protección del cabello existen dos tipos de tratamientos: los que actúan durante la exposición del sol y aquellos que se aplican después. Mientras los primeros cumplen una función preventiva basada en la creación de una pantalla protectora que evita la agresión de los factores externos manteniendo el cabello hidratado y nutrido, los tratamientos después de la exposición solar resultan muy beneficiosos para nutrir.  En verano la protección del cabello debe potenciarse y en este sentido se hace necesario recurrir a tratamientos específicos. De los dos tipos de tratamientos indicados para la protección y cuidado, los preventivos son los encargados de ayudar a mantener su aspecto y evitar dañarlo. No obstante, los profesionales advierten que el uso de estos productos no es exclusivo para verano, sino que debe realizarse durante un total de cuatro meses al año, ya que de este modo el cabello se enfrentará a los índices de calor en condiciones óptimas.

  Se debe humedecer con un protector solar específico y reponerlo cuando sea necesario, según la intensidad del sol, las inmersiones en el agua y la fuerza del viento. Es importante tener en cuenta que el sol no sólo actúa en la playa o en la piscina, ya que muchas personas acuden a piscinas, o camas solares durante todo el año. Por eso es importante el uso de pantallas solares o cubrir el cabello con un gorro (si es largo se debe recoger y luego cubrir).

 

Fabrizio Raimondo

Estilista

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario