mujer

Las niñas son más vulnerables a problemas por falta de lactancia

En la infancia, el rol de la lactancia contra las enfermedades pulmonares es indiscutible, aunque no se sabe exactamente la causa. La mayoría de las hipótesis establecen que confiere una protección similar a todos los infantes debido al pasaje de anticuerpos y otras sustancias protectoras. Ahora los resultados de una investigación demostraron una mayor vulnerabilidad de las niñas no alimentadas con leche materna respecto de los varones.

Domingo 13 de Julio de 2008

En la infancia, el rol de la lactancia contra las enfermedades pulmonares es indiscutible, aunque no se sabe exactamente la causa. La mayoría de las hipótesis establecen que confiere una protección similar a todos los infantes debido al pasaje de anticuerpos y otras sustancias protectoras. No obstante, hay estudios donde sugieren que los beneficios varían de acuerdo al sexo, ejemplo de ello es un trabajo sobre respuesta diferencial según el sexo a las infecciones respiratorias y el efecto protector de la leche materna en los infantes prematuros, publicado en la revista científica Pediatrics, órgano de la Academia Americana de Pediatría. Los resultados de la investigación demostraron una mayor vulnerabilidad de las niñas no alimentadas con leche materna respecto de los varones.

El trabajo fue liderado por el investigador y director ejecutivo de la Fundación para la Investigación en Infectología Infantil, doctor Fernando Polack, y encarado por la doctora María Inés Klein —de la misma Fundación— en la Maternidad Sardá y el Hospital Garrahan en la ciudad de Buenos Aires entre los años 2003 y 2005.

La investigación, en la que también participó el Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria de Buenos Aires, fue financiada con fondos otorgados por el Instituto Nacional de Salud y Medio Ambiente de los Estados Unidos, a través de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore (EEUU), en cuyo departamento de Pediatría el doctor Polack es profesor asistente. Durante su transcurso fueron evaluados 119 bebés de ambos sexos prematuros (de menos de 1500 gramos de peso al nacer) hasta el primer año de vida.

De acuerdo a las necesidades de hospitalización, los resultados de la investigación demostraron una mayor vulnerabilidad de las niñas no alimentadas con leche materna respecto de los varones.

El riesgo de internación en las niñas prematuras que reciben lactancia materna es de sólo el 6 por ciento, comparado con el 50 por ciento de las no amamantadas; mientras que en el caso de los varones, la internación de bebés con lactancia materna varía solamente del 18,9 al 18,5 por ciento, respectivamente.

Cabe agregar que dos estudios previos realizados con niños nacidos a término —uno hecho en Boston y otro en Arizona, ambos en EEUU— ya revelaban la protección especial de la leche materna contra las infecciones respiratorias en las mujeres.

"Esos resultados inducirían a pensar que la leche materna no transfiere pasivamente una protección contra las enfermedades respiratorias, sino que, en cambio, impulsa un mecanismo de protección en el bebé que, por alguna razón, se activa en forma diferencial en las niñas y los niños", afirma Polack.

Se vio así, que si se respetan las leyes de la naturaleza, las niñas son más ágiles que los varones en desarrollar su sistema inmunológico. Pero si por alguna razón se violan, ellas son más propensas a las complicaciones pulmonares.

Para los investigadores, la identificación de ese grupo de riesgo (niñas no lactantes) es prioritario en los países en desarrollo, donde los índices de severidad por infecciones respiratorias en bebés prematuros son mayores y el acceso a las terapéuticas existentes (anticuerpos monoclonales y/o vacunas) es más costoso.

"Cuando los recursos son limitados es de gran ayuda identificar al grupo más vulnerable y, en ese caso, poner especial énfasis en apoyar a las madres de las niñas prematuras para que amamanten a sus bebés", asegura Polack. Y su recomendación tiene mayor fundamento cuando sostiene que "mientras las vacunas virales protegen contra un solo virus, la lactancia materna protege contra todos los virus respiratorios y aporta múltiples beneficios para el desarrollo de todos los niños".

Cristina Susana Gozzi

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario