..

Mellizos de Zavalla: archivaron la causa por falta de pruebas

Sin evidencias. Las fiscales del caso de los bebés presuntamente desaparecidos consideraron que está agotada la investigación para probar el delito.

Martes 28 de Julio de 2015

Las fiscales intervinientes en el resonado caso de los mellizos presuntamente desaparecidos de Zavalla, Marianela Luna y Lorena Aronne, resolvieron archivar la causa al considerar agotada la investigación y no reunir elementos suficientes para probar el delito de sustracción, retención y ocultamiento de menores que le fue achacado a los dos matrimonios casildenses que estaban imputados.

La resolución la tomaron en el marco de una prórroga para que concluyan sus actuaciones al estar pendiente de resolución una serie de medidas que finalmente no comprometieron la situación procesal de los incriminados.

Si bien de surgir alguna evidencia futura la causa podrá ser reabierta nada hace presuponer que ello ocurra, ya que durante los plazos legales fijados no se logró acreditar la existencia del hecho denunciado en julio de 2014 por Liliana Montenegro, la mujer de Zavalla que aseguró haber sido despojado de sus hijos tras haber dado a luz en condiciones de clandestinidad en un clínica de Casilda.

Sin evidencias. Luna y Aronne optaron por disponer el archivo fiscal al no contar con evidencias que le permitiesen avanzar hacia la instancia acusatoria y llevar a juicio oral a las hermanas Andrea y Mariana N. y sus esposos Germán S y Luis J., respectivamente.

Ambas parejas habían sido sobreseídas en primera instancia por la jueza Mariel Minetti, quien arribó a la conclusión de que el delito investigado no ocurrió al valerse, fundamentalmente, de los resultados de la ampliación de una junta médica realizada en Córdoba que no pudo comprobar fehacientemente que la denunciante haya estado embarazada y menos alumbrado los bebés que asegura le fueron robados.

Sin embargo el fallo fue revocado por el juez camarista, Guillermo Llaudet Maza, tras haber sido apelado por las fiscales del Ministerio Público de la Acusación de Casilda con el acompañamiento de la querella y sin oposición de la defensa aunque sostuvo desde el primer momento que, como sucedió, "no surgirá ninguna prueba que haga variar el curso de la investigación y complique la situación de los imputados".

El magistrado hizo lugar al planteo al entender que la resolución de la jueza casildense fue "apresurada" al no haberse agotado la investigación ya que, como esgrimieron Luna y Aronne, había pruebas pendientes de producir y analizar. Por esa razón el magistrado le fijó un plazo de 45 días iniciales para que concluyan con su trabajo aunque con la posibilidad de solicitar, como hicieron, una prórroga por el mismo tiempo.

Al haber obtenido la extensión del plazo a instancias de una audiencia conducida por el juez Pareto —alejamiento mediante de Minetti al excusarse tras no quedar firme su resolución de fondo— las fiscales tampoco sumaron nuevos elementos a la investigación, por lo que se desvanecieron las sospechas contra los involucrados en el caso y procedieron a su archivo.

Si bien las fiscales no formularon declaraciones al respecto fuentes consultadas por La Capital confirmaron lo resuelto, lo cual será publicado en la página web de la Fiscalía Regional Rosario de la que depende Casilda.

Medidas pendientes. Entre las medidas que estaban pendientes de resolución y ameritaron la ampliación de plazos para la investigación aparecían un informe sobre un entrecruzamiento de llamadas y mensajes entre imputados, la denunciante y otras personas.

También el peritaje informático a una notebook secuestrada en el domicilio de Andrea N. y donde fue detectada la imagen de una ecografía que no prueba que correspondan a los presuntos mellizos, que Montenegro dijo haber engendrado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario