La Región

Masiva y ruidosa movilización contra las reformas y el pacto fiscal

Expresó el rechazo a los proyectos del gobierno en materia previsional y laboral. Convocada por la Intesindical Casilda, cruzó el centro de la ciudad.

Jueves 07 de Diciembre de 2017

Casilda fue escenario ayer de una masiva y ruidosa movilización contra las reformas laboral y previsional impulsadas por el gobierno nacional, así como contra el pacto fiscal, que selló con los gobernados de todas las provincias, excepto San Luis.

La multitudinaria marcha convocada por la Intersindical Casilda partió desde la esquina de 25 de Mayo y Buenos Aires y, tras atravesar el centro de la ciudad al ritmo de redoblantes y cánticos, culminó en una concentración en la plaza de los Mástiles, donde se alzaron diversas voces para repudiar "las políticas de ajuste" del presidente Mauricio Macri.

En ese marco, se leyeron diversas notas de adhesión y, especialmente, un comunicado donde la Intersindical Casilda, integrada por una decena de gremios de distintos sectores, expresó su rotunda oposición a las iniciativas reformistas del macrismo por "significar un retroceso en los derechos históricamente conquistados por los trabajadores". A la vez, exigieron a los legisladores nacionales por Santa Fe que "no traicionen el mandato del movimiento obrero y escuchen y defiendan la voluntad del pueblo trabajador".

Tras el acto, un grupo de representantes sindicales se trasladó hacia el edificio municipal para hacer entrega del documento consensuado, el que fue recibido por el secretario de Gobierno, Pablo Tomat, al no estar presente el intendente, Juan José Sarasola. Además de pedirle que eleve el manifiesto a los diputados y senadores nacionales por Santa Fe, instaron al jefe municipal a que fije públicamente su posición respecto al tema en cuestión.

"Unidos contra el ajuste"

La Intersindical Casilda también puntualizó en el duro comunicado su decisión de "rechazar categóricamente las reformas previsional, laboral y el pacto fiscal".

"Unidos contra el ajuste que afectará tanto al sector privado y público, consideramos que esta política favorece a empresarios y privilegiados del sistema, desprotege a aquellos que generan trabajo, liquida a las pymes y a la industria nacional, recorta los fondos previsionales y manifiesta un ataque directo a nuestras conquistas laborales", enumeraron críticamente.

La protesta cumplida cerca del mediodía de ayer, y que reunió a más de medio millar de manifestantes, demostró una fuerte capacidad de movilización por parte de las bases del movimiento obrero, las que están dispuestas a "resistir para frenar las reformas antipopulares del gobierno nacional", indicaron.

Y esa voluntad de "lucha y unidad" fortalece el mensaje que días atrás, como dio cuenta LaCapital, plantearon distintos gremios del sur santafesino que se reunieron en Firmat para cerrar filas y enfrentar la embestida reformista de Cambiemos.

Ello fue la antesala de la movida realizada en Casilda y que parece haber marcado el inicio de un camino de "resistencia" a nivel regional para exigir a la Nación "un cambio de rumbo en sus políticas inspiradas en el neoliberalismo de la década del 90 que tanto daño causó al país", recordaron.

"No se crea más trabajo quitando derechos, y si no cambian de rumbo vamos a seguir saliendo a la calle para resistir estas reformas que, en realidad, forman parte de un plan de ajuste brutal", advirtió el secretario general la seccional Casilda de la Unión Obrera Metalúrgica, Juan Storlini, para luego pedirle a los legisladores que "no se hagan los distraídos y actúan en favor del pueblo".

No menos contundente fue el titular de Amsafé-Caseros, Armando Yualé, quien criticó a los legisladores que "se dieron vuelta como un panqueque". Tras mostrar su satisfacción por la masiva convocatoria, instó a "seguir juntos y movilizados para defender la dignidad y decidir desde las bases nuestro destino como trabajadores".

En representación de la Intersindical Firmat habló el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de esa ciudad y las comunas de la zona, Enzo Juárez, quien fustigó al gobierno de Mauricio Macri y alentó a definir "un urgente plan de lucha", para impedir el avance de "estas políticas que favorecen a los que más tienen en detrimento de los trabajadores".

Durante el acto también fue cuestionado el gobernador Miguel Lifschitz al suscribir con el gobierno nacional un pacto fiscal que "terminará afectando a las economías de la provincia".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario