mas

Recursos para entrar sin miedo al quirófano

Una técnica psicoterapéutica cada vez más utilizada se ocupa de preparar a las personas de todas las edades que tienen que pasar por una intervención quirúrgica o práctica médica que los expone a situaciones de ansiedad, estrés y cansancio.

Domingo 07 de Abril de 2019

La psicoprofilaxis quirúrgica es una técnica psicoterapéutica que se ocupa, dentro de un marco interdisciplinario de preparar emocionalmente al niño, adolescente y adulto, junto a su entorno familiar, para afrontar una intervención quirúrgica con la menor cantidad de secuelas psicológicas y físicas posibles, informando, conteniendo y esclareciendo todas aquellas dudas, sentimientos y emociones que surgen ante una operación. Intenta proporcionar recursos en los planos afectivos, cognitivos, interaccionales, comportamentales, para que el enfermo consiga afrontar la operación de una manera natural, minimizar los efectos eventualmente adversos para su psiquismo y facilitar la recuperación de carácter biopsicosocial. De este modo, el objetivo primordial es reducir el grado de estrés, disminuir la ansiedad, los miedos, fantasías de muerte, temor a la anestesia, en pacientes niños, adolescentes y adultos.

Plan de tratamiento y abordaje

La Psicoprofilaxis requiere abordajes singulares para situaciones únicas. Su objetivo es la asistencia en crisis de la persona en la urgencia. Restaurar el equilibrio a alcanzar en el menor tiempo posible o disponible. Se focaliza en la situación desencadenante y la terapéutica quirúrgica. El rol activo del terapeuta es la participación, intervención y escucha activa, a disposición del enfermo, la familia y el equipo médico.

Se planifica el abordaje en tres etapas:

 Primera etapa / etapa prequirúrgica. Se enfoca en los problemas emocionales propios de enfrentar la operación. Intenta acabar con los miedos, las ideas relacionadas con la muerte, el temor de no recuperarse completamente o de sufrir un dolor insoportable. Es importante que durante esta etapa las personas puedan expresar todas sus dudas a los médicos para disminuir al máximo el grado de incertidumbre propio de quien desconoce las características de una intervención a la que será sometido.

 Segunda etapa / etapa intraquirúrgica. Al momento de anestesiar una persona, es importante ofrecerle contención emocional y responder a todas sus dudas. Así se consigue una mayor entrega y un estado de tranquilidad propicio para la intervención. Lo mismo ocurre al despertar, el terapeuta deberá acompañar al paciente y ayudarlo a entender la situación, los posibles cambios en su cuerpo, las razones de su cansancio, etc.

 Tercera etapa/ etapa posquirúrgica. Consiste en lograr que disminuya la percepción del dolor y molestias luego de la operación, y en preparar anímicamente a la persona para que contribuya de manera positiva con su propia rehabilitación. Es importante entender que después de una intervención quirúrgica se produce un duelo que se debe enfrentar con sumo cuidado.

El psicólogo

La función de esta práctica sobre todo es que el paciente pierda el miedo al ingreso al quirófano. Su sistema nervioso llega muy relajado porque ya saben por todas las instancias que van a pasar hasta el momento de su cirugía y el posquirúrgico. Entonces tienen una excelente recuperación. Los adultos que son preparados para su cirugía tienen menor ingesta de analgésicos en su posquirúrgico, cicatrizan mucho más rápido. El estar preparados psicológicamente, emocionalmente, para enfrentar una cirugía, tanto el paciente como su familia, es algo muy importante. Se hace como prevención de la salud mental del paciente y su familia, para que en estas personas no queden secuelas desde lo emocional y sobre todo sea una experiencia positiva. Se preparan a aquellos pacientes que van a tener una cirugía de baja complejidad como aquellos que también tienen cirugías de alta complejidad. Se trabaja interdisciplinariamente, el equipo quirúrgico, la familia y el terapeuta que acompaña el paciente y su familia en su totalidad. Eventualmente, estamos dentro del quirófano, se trabaja con el anestesista, con el médico cirujano, con el personal auxiliar y con las enfermeras. Una práctica interdisciplinaria donde el personal afectado de la institución acompaña este momento tan importante para el paciente. Lo que se intenta es que el paciente, gracias a este acompañamiento, tenga una excelente recuperación y una excelente experiencia de algo que es parte de la vida.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});