mas

Otras consideraciones

Domingo 25 de Febrero de 2018

El apto físico que otorga el pediatra o médico de cabecera habilita al niño en edad escolar a hacer actividad física recreativa. En el caso de que practique un deporte competitivo las recomendaciones cambian.

   La Sociedad Argentina de Pediatría, y su comité de deportes, elaboraron un consenso en 2016, después de muchos años de trabajo y discusiones, en los que determinó cuáles son los controles imprescindibles cardiológicos de acuerdo a la actividad deportiva que se realiza cada chico.

   "Si el alumno hace deportes de alta competencia o está federado, tal vez el médico pida otro tipo de exámenes como por ejemplo un electrocardiograma y una ergometría", destacó Alberto Simioni.

    También es importante el calendario oficial de vacunación. El de la Argentina es uno de los más completos del mundo. Esas vacunas son gratuitas y obligatorias y pueden colocarse en cualquier centro médico municipal o provincial.

   En los últimos años se incorporaron nuevas. Una de las más importantes es la que previene el contagio del virus de papiloma humano (HPV) que a su vez es el causante de la mayoría de los cánceres de útero.

   La obligatoriedad es para todas las niñas de 11 años y desde 2017 se ha incorporado a los varones en este esquema. El objetivo de la inclusión de los varones es avanzar en la disminución de la mortalidad de las mujeres por cáncer de cuello de útero (por efecto indirecto ya que los varones pueden transmitir el virus) y prevenir en los hombres otros tipos de afecciones y cánceres asociados a este virus (efecto directo) ya que el HPV puede producir, en menor medida, otras enfermedades además del cáncer de cuello de útero.

   En Santa Fe, la vacunación de las niñas, que ya lleva unos cuántos años en el calendario oficial, es aceptable, pero no está sucediendo lo mismo con los varones. Por lo tanto, desde el ministerio de Salud instaron a las familias a cumplir con la colocación de esta vacuna que de un modo solidario colabora con la disminución del cáncer en las mujeres pero también previene a los chicos de algunas enfermedades severas asociadas al HPV que pueden generarse en el organismo masculino.

   Otra vacuna muy importante para los grupos de riesgo es la de la gripe. En el hemisferio norte, en este momento, el avance de la enfermedad es alto y se han detectado casos severos. Por eso, se estima que el otoño e invierno en la Argentina pueden llegar a ser complicados. Los chicos que tienen enfermedades crónicas cardíacas, respiratorias, los que están en tratamiento oncológico, los que son obesos y todos aquellos a los que el pediatra haya considerado que es necesario vacunar deben inmunizarse contra la gripe aproximadamente en el mes de abril cuando suelen estar disponibles las vacunas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario