mas

"Los tratamientos cambiaron de manera revolucionaria"

Alfonso Benítez Gil, médico destacado de la mastología argentina, es uno de los pioneros de técnicas quirúrgicas que preservan las mamas. Su mirada sobre la evolución de las cirugías y las terapias farmacológicas.

Domingo 29 de Octubre de 2017

"Hoy tenemos mucho para ofrecerle a una paciente con cáncer de mama. Si lo comparo con lo que contábamos hace 40 años puedo decir que los tratamientos cambiaron de manera revolucionaria". La reflexión pertenece al profesor doctor Alfonso Benítez Gil, médico mastólogo y ginecólogo, jefe del servicio de Ginecología del Hospital Provincial de Rosario, ex director de la Escuela Argentina de Mastología (el único médico del interior que obtuvo ese cargo), miembro fundador del Centro de Mastología (Cema), quien por su experiencia y logros ha sido declarado Médico Destacado de la Mastología Argentina.
   El experto recibió a Más en su consultorio para hablar sobre los avances en mastología, una especialidad que él, asegura, "debe revalorizarse porque la mama no es un pedacito más del cuerpo que puede analizar cualquier médico".
   "Así como está el cardiólogo, el traumatólogo, el diabetólogo, existe el mastólogo que es el experto en glándulas mamarias y la mujer debe tenerlo de referencia a la hora de estudiar sus mamas", recomendó.
   Benítez Gil es un pionero en la cirugía conservadora para mujeres que tienen diagnóstico de cáncer de mama. Junto con otros tres médicos de la ciudad: Jorge Alvarado Belloso, Octavio Carbone y Emir Alvarez Gardiol crearon hace casi cuatro décadas el Cema que se caracterizó justamente por ser el primer centro especializado de la ciudad en ofrecer intervenciones quirúrgicas de mama que buscan conservarla todo lo posible, como una alternativa superadora de la mastectomía (extirpación de la glándula mamaria o de buena parte de ella) que por entonces era la única alternativa de tratamiento.
   "Cuando comenzamos, hace 40 años, no había congresos específicos de mamas pero en Buenos Aires estaba trabajando el destacado profesor Juan Luis Uriburu, del Hospital Piñero y él organizaba cursos que duraban una semana completa, y nosotros asistíamos para capacitarnos. A esas reuniones venían médicos del extranjero como Jean Maurice Spitalier, de Marsella, que era quien hacía este tipo de cirugías novedosas para la época", comentó.
   Al mismo tiempo, Benítez Gil destacó que "Uriburu es considerado uno de los maestros de la mastología en el mundo y fue un gran estímulo para todos nosotros, por todas las posibilidades que nos brindó".
   El médico recuerda que con sus colegas viajaron a Marsella a especializarse y que incluso, hasta que ellos iniciaron estas cirugías en la ciudad, las mujeres que por entonces tenían la chance de tratarse en Francia iban a operarse allá para hacerse la cirugía conservadora.


Deseo y convicción

"Siempre quise ser médico, desde muy chiquito. No sé por qué, nadie era médico en mi familia, pero a los 9 años yo lo tenía claro. Vivía en Reconquista y me enviaron al liceo de Santa Fe a hacer la secundaria. Por entonces sabía perfectamente que quería ser doctor, así que mi madre, que era docente, pidió el traslado para que pudiera seguir estudiando. Las opciones eran Córdoba o Rosario y me tocó venir a Rosario. Aquí estudié y también hice la especialidad. La patología mamaria me empezó a interesar muchísimo", recordó Benítez Gil.
   Recibido de ginecólogo (muy joven y con las mejores notas), el especialista dedicó toda su vida a mejorar las técnicas de reconstrucción mamaria en mujeres con cáncer y a estar al tanto de las novedades mundiales para ofrecerlas a sus pacientes. "Siempre me preocupó que la mujer tuviera todo lo necesario para superar la enfermedad, que aunque cambió mucho y hoy se cura en la mayoría de los casos sigue generando miedo y angustia", relató.
   "Digo, con alegría, que tanto en la parte privada como en la pública hoy se puede acceder al tratamiento adecuado y que por suerte cada vez conocemos más específicamente cuál es el que le conviene a cada mujer. La biología molecular es el otro gran hito porque al conocer las características del tumor, aún en tumores muy pero muy pequeños, podemos hacer quimioterapias y hormonoterapias con excelentes resultados", dijo el médico.
   A su vez, pidió "perder el miedo" a los tratamientos: "Muchas personas le temen a la quimio. Está el tema de que se cae el cabello y a veces otras consecuencias, pero la realidad es que se hacen cada vez más quimios porque dan un resultado espectacular en muchos casos y pueden lograr la cura. Estamos hablando, no ya de prolongar la vida, sino de curar a la mujer con cáncer de mama", remarcó.
   Benítez Gil insistió en que el tamaño del tumor sigue siendo clave: "Cuanto antes mejor, eso es contundente, y hoy gracias a los controles de rutina, a las mamografías de avanzada, a la ecografía en mamas densas, y la resonancia — que se indica en algunos casos como los de mujeres de menos de 30 años con antecedentes familiares de cáncer de mama— tenemos la chance de encontrar tumores no palpables, bien chiquitos, que se pueden tratar inmediatamente".
   "Si pensamos que varias décadas atrás las mujeres sólo conseguían el diagnóstico cuando se tocaban el nódulo, el cambio es sorprendente, inimaginable para nosotros cuando comenzamos con la mastología", dijo.
   El especialista remarcó que "los avances no se detienen, hay cada vez más recursos y es deseable que todas las mujeres accedan a ellos. Respecto de la cirugía, que nosotros nos abocamos tanto a que sea lo más favorable posible en la conservación de la mama, sigue mejorando. De operaciones enormes donde se quitaba toda la glándula pasamos a hacer intervenciones pequeñas con un solo tajo donde sacamos tumor y ganglio centinela (otro enorme cambio porque antes sacábamos todos los ganglios lo que producía edemas que ya no vemos más). Buscamos conservar toda la piel, la areola, el pezón, permitiendo que la mujer conserve una parte tan sensible y particular de su cuerpo. Eso es muy motivador a nivel profesional, y vamos a seguir aprendiendo para que cada vez sea mejor", puntualizó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario