mas

"Los mantras son una puerta de entrada a la paz interior"

Es cantante. Se recibió de médico y trabajó como periodista. Desde hace años dedica su vida a la meditación, la reflexión y la música con contenido espiritual. "Si decís que bajar un cambio es difícil ya te estás condicionando. Tener una mente en calma depende de vos", asegura.

Domingo 08 de Abril de 2018

Hace diez años le dio vida a Indra Mantras, el primer proyecto pop de mantras de Sudamérica. Elevar los valores humanos por medio de la música fue la meta de ese plan, y sigue siendo el motor de Ignacio Escribano, cada día.
El 15 de abril llegará a Rosario, al Centro Municipal Distrito Oeste, para ofrecer un concierto íntimo y acústico que fue declarado de interés por la Cámara de Diputados de Santa Fe. La actividad es gratuita.
"Si me decías tiempo atrás que yo iba a ser vegetariano, que iba a meditar, que me iba a dedicar a cantar mantras, hubiese dicho que me parecía imposible, una locura... pero acá estoy", reconoce Ignacio, en una charla telefónica con Más desde su casa, en Buenos Aires.
Si uno imagina que va a escuchar solo himnos en sánscrito en el recital de Ignacio Escribano no es por ahí. "Lo que hago (en este momento como solista) es algo similar a lo que hacía el Beatle George Harrison, en el sentido de que no es un concierto de mantras típicos. Yo mezclo canciones propias, rioplatense, latinoamericanas, rock, pop, temas de Caetano o de Drexler. Está pensado para quienes le gustan los mantras pero también, si alguien ni sabe de qué se trata, puede disfrutar de canciones que están buenas y de repente aparecen esos sonidos que repetidos te ayudan a mantener en calma la mente y el corazón. Es una manera de ingresar a eso que tal vez estás buscando, una puerta de entrada a la paz interior, por qué no", reflexiona.

—¿Y cómo se logra ese estado de bienestar en un contexto tan adverso, en un mundo hostil, repleto de conflictos? Parece difícil.
—Si te lo planteás así, si pensás que es difícil, entonces va a ser difícil. Vivimos en una sociedad donde el estrés es una epidemia, y eso tiene que ver, sobre todo, con que no nos enseñan desde chicos a trabajar con nuestras emociones. No sabemos como funciona nuestra mente, no sabemos como encontrar quietud en nuestros pensamientos. Pero si logramos liberarnos de prejuicios, de miedos y recordar nuestra esencia podemos lograrlo. ¿En qué piensa un niño cuando juega? En eso que está haciendo, en el presente. Está conectado con ese momento y nada más. A eso debemos volver los adultos. A bailar, a cantar. Es tiempo de quitarnos esos velos que no nos permiten conectarnos.

Pasión y ¿decisión?

De ser médico, estudiante en la Universidad de Cambridge y periodista, Ignacio encontró en El Arte de Vivir su lugar en el mundo. La organización realiza cursos y actividades para personas que deseen eliminar el estrés de sus vidas, y lo hace a través de técnicas respiración, meditación y yoga. "Fui instructor y comencé a conectarme con algo que estaba bueno", rememora. Luego estudió budismo, hinduismo, todo eso a partir de una entrevista que le hizo a Sri Sri Ravi Shankar, el líder de El Arte de Vivir . "Eso fue hace once años y te puedo decir que empezó a cambiar mi vida".

—¿Cuándo tomaste esa decisión?
— No tuve nada que decidir. Cuando uno elige siempre lo hace entre lo bueno y lo malo, y en mi caso simplemente me escuché. El cambio estaba adentro mío.

— ¿Para qué sirven los mantras?
— La idea, la propuesta, es liberar algo que ata, llevar sosiego a la mente. El amor... En definitiva busco eso, llevar amor. Las personas que van a los conciertos encuentran algo bueno, y por lo tanto después aconsejan la experiencia. Muchos logran acallar la mente, que es lo que se busca.

— ¿Tu público es más femenino que masculino?
— Sí, la mayoría son mujeres, pero cada vez se acercan más hombres.
—¿Hay prejuicios entre los varones?
— Mucho más que entre las mujeres, definitivamente. Lo que yo hago, mi música, pasa mucho por abrirle camino al sentir, a lo sensible, y en eso las mujeres se dejan llevar con mayor facilidad. Pero cuando el hombre lo logra lo agradece.

Ignacio cuenta que uno de los momentos más gratificantes de su vida sucedió cuando tuvo la oportunidad de conocer personalmente a la esposa de George Harrison. Cenó con ella y desde entonces entablaron una amistad. El Beatle había sido un conocedor profundo del hinduismo y un cantante de mantras. El, que lo había tenido todo: fama, dinero, reconocimiento mundial, terminó encontrando en esta música, y en su interior, el verdadero éxito. En una entrevista, recuerda Ignacio, Harrison admitió que todos los logros materiales y los aplausos a lo largo de su vida "no eran nada de lo que necesitaba".
"El también fue una inspiración para mí", revela el cantante, quien además del recital del domingo a las 19 (en Junín y Provincias Unidas) ofrecerá un taller de mantras y meditación el viernes y el sábado (más datos: aol.informarosario@gmail.com).
Ignacio espera con alegría el momento de venir a Rosario: "La invitación que les hago es a pasar un buen momento, a escuchar música, a relajarse y disfrutar. Antes mi público eran personas vinculadas al yoga, personas que habían estado en la India, que estaban en El Arte de Vivir, pero eso fue cambiando y es hermoso que esto llegue cada vez más lejos. Yo me pongo en lugar de quienes no tiene estas experiencias, y es por eso que comprendo bien por donde empezar".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario