mas

Los exámenes médicos para regresar a la escuela

¿Cuáles son los controles que se exigen todos los años? ¿Hace falta consultar a especialistas? ¿Quiénes deben hacerse un estudio cardiológico exhaustivo?

Domingo 25 de Febrero de 2018

A pocos días del inicio del ciclo lectivo no son pocos los padres que se preguntan qué tipo de certificados médicos necesitan los chicos para arrancar la escuela. ¿Hay que presentarlos todos los años? ¿Es imprescindible recorrer los consultorios de oftalmólogos, cardiólogos y otorrinolaringólogos para que chequeen los distintos aspectos de la salud de alumnos y alumnas? ¿Se requieren los mismos estudios para los chicos de la primaria que para los de la secundaria? ¿Cambian los pedidos en escuelas públicas y privadas?

Para despejar toda duda, Más habló con Alberto Simioni, director provincial por la Salud de la Niñez, Adolescencia y Sexual y Reproductiva, quien explicó detalladamente los requisitos.

Lo primero que aclaró el funcionario del área de Salud es que las solicitudes de control médico son las mismas tanto para los chicos y chicas que concurren a escuelas privadas como escuelas públicas.

Acerca de la regularidad de estos pedidos, que son exigidos por el Ministerio de Salud de Santa Fe, en consonancia con lo que solicita el Ministerio de Salud de la Nación, el médico señaló que el certificado de apto médico para realizar actividad física no competitiva y el certificado de salud bucodental deben ser entregados en la escuela todos los años y elaborados por el médico del niño o niña.

"Ese certificado debe ser completado por el médico de cabecera que es quien conoce bien al paciente y sabe si está habilitado para realizar las actividades físicas que se hacen en la escuela. Esto es válido para la primaria y la secundaria", remarcó.

Al respecto, Simioni dijo que no es necesario que los padres lleven a su hijo o hija a los médicos especialistas para presentar constancias de agudeza auditiva o visual, por ejemplo. "No es lo que se pide a nivel escolar. Las interconsultas no son imprescindibles, salvo que el médico de ese niño o niña considere alguna derivación, pero no hace falta ir a la consulta oftalmológica, otra con el otorrinolaringólogo, con el cardiólogo. Tampoco hace falta entregar un electrocardiograma cada vez", comentó.

Respecto al control cardiovascular, uno de los que más dudas generan entre padres y familiares, Simioni dijo que "lo recomendable es que todo chico o chica tenga, antes de los 14 años un electrocardiograma. Y después de esa edad, donde por lo general se registra un crecimiento físico muy importante, se pida otro".

"Consideramos que es el médico de cabecera de cada niño o niña el que debe firmar ese certificado porque es quien más sabe de esa persona, es quien ha seguido su evolución, que conoce al chico y a su familia. No tiene sentido correr a que firme el certificado cualquier médico porque hay que entregarlo. El profesional que en forma habitual ve a ese niño o niña es la persona indicada para completarlo", dijo el médico.

Por otra parte se puede imprimir desde la página del gobierno de la provincia de Santa Fe el Carné de Salud Escolar (la mayoría de las escuelas lo entrega) y que es muy completo y tiene un enfoque integral. "Es un documento sanitario muy valioso y es ideal que sea completado en el inicio del preescolar (5 o 6 años) y luego en sexto grado", señaló el funcionario. También sirve completarlo a toda edad, pero de mínima hay que hacerlo en esas dos etapas.

"Reitero que se trata de un carné pedido por el Programa Sanidad Nacional Escolar (Prosane) que puede llenar perfectamente el médico del niño sin necesidad de recurrir a varios especialistas ya que ese profesional está capacitado para hacer test simples de agudeza visual, auditiva, tomar la presión sanguínea y detectar, por ejemplo, algún soplo en el corazón", enfatizó el médico.

"La provincia ha establecido la obligatoriedad de los exámenes periódicos a fin de detectar problemas de crecimiento, hormonales, cardíacos, problemas en la espalda, visuales, auditivos, entre otros. Hay muchas situaciones que agarradas a tiempo pueden prevenir dificultades a mediano o largo plazo y que de no ser advertidas a veces son irreversibles", comentó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario