mas

Emociones y enfermedades, una relación cercana

En su libro Medicina cuerpo mente alma Nadia Giraudo defiende el abordaje integral de la salud física y emocional. Y responde interrogantes frecuentes a partir de investigaciones científicas pero también de diferentes líneas de pensamiento y disciplinas alternativas.

Domingo 16 de Septiembre de 2018

"La medicina cuerpo mente alma no pretende suplantar a la medicina alopática (convencional)", dice la doctora Nadia Giraudo, quien presentará su flamante libro el próximo jueves, a las 19, en Homo Sapiens, Sarmiento 829.


Medicina cuerpo mente alma, un nuevo campo para la salud, de editorial Kier, indaga en las terapias alternativas desde una mirada médica e invita a los lectores a descubrir y decodificar la influencia de las emociones, las creencias y los mandatos.

"Lo que sucede en el exterior no es lo que importa. Lo realmente importante es cómo lo interpretamos y catalogamos ya que esto marcará las emociones que se generarán y también las respuestas físicas y emocionales que tendremos frente a lo que sucede", mencionó Giraudo, y agregó: "Estas interpretaciones van a estar dadas por el cableado previo o programa cerebral que tengamos instalado. Lo que está ocurriendo ingresará a través de nuestros sentidos para luego tomar una ruta ya establecida. Ahora, este cableado ¡se puede modificar!", relató la médica.

En una charla con Más respondió sobre el recorrido que la llevó a profundizar en este campo de la salud, a quién está destinado su libro y cómo puede colaborar este "aprendizaje" para enfermarnos menos y vivir mejor.

¿Por qué alguien con una formación académica surgida de una facultad "tradicional" como la UNR decide recorrer otros caminos para comprender y abordar las enfermedades?

—El recorrido comenzó cuando descubrí que lo que se enseñaba en la facultad no llegaba a explicar la abrumadora estadística empírica que mostraba una frecuencia arrasadora de aparición de enfermedades en momentos de mucho estrés (o al poco tiempo de salir de esos momentos) comparado con la aparición de esas dolencias en períodos "tranquilos" y felices de la vida. También el ver cómo las personas que encaraban sus vidas e incluso enfermedades con una actitud positiva resolvían mucho más rápido sus síntomas. Así fue que, por no encontrar respuestas concretas a mis interrogantes dentro de la educación formal, comencé a investigar en otros ámbitos sin perder nunca la perspectiva de la bibliografía científica que avalara el fondo de los conocimientos a los que me iba acercando. Ver que todas las conclusiones a las que iba arribando desde mis síntesis tenían su fundamento en conocimientos ancestrales y a la vez 100 por ciento verificables desde la ciencia moderna me alentó a continuar este viaje de síntesis y reunión de esos saberes para luego plasmarlos en una visión y método concreto de abordaje integral.

¿Qué resistencias encuentra entre sus colegas sobre su mirada? ¿O hay muchos en la misma "corriente"?

—Si bien en mis inicios era algo menos popular y conocido este modo de entender los síntomas, actualmente son la minoría los médicos que desconocen o descreen de la influencia de la mente y las emociones sobre los síntomas físicos de sus pacientes. Por ese motivo, la mayoría de las universidades a nivel mundial, incluida la UNR, están incorporando materias relacionadas en sus programas de estudio. En nuestra institución que brinda capacitaciones a nivel nacional e internacional de modo presencial y virtual, diariamente se suman no sólo personas sin formación previa sino sobre todo, médicos y psicólogos que comienzan a entender que ya no es posible negar la necesidad de tener una mirada integral de los síntomas físicos y emocionales, dejando ya de verlos como entidades independientes y sin influencia mutua.

¿El libro está destinado a pacientes o potenciales pacientes y a profesionales?

—El libro está escrito en lenguaje accesible para cualquier persona sin formación previa con la intención de que pueda despertar un nuevo modo de entender y enfrentar sus síntomas. Y también cuenta con referencias y respaldos académicos que pueden serles útiles a los profesionales de la salud para poder complementar con fundamentos sus conocimientos previos sobre estos temas.

¿En qué se basó para escribirlo, y qué repercusiones tuvo hasta el momento?

—Me basé tanto en la investigación blibliográfica de diferentes ámbitos (siempre chequeando el fundamento comprobado de cada concepto) y en cursos de formación realizados en diferentes países a lo largo de varios años y en la experiencia de consultorio tanto propia como de otros profesionales que han sumado a este desarrollo. En cuanto a la repercusión, el libro y el Diplomado Internacional en Medicina Cuerpo Mente Alma y Biodescodificación (que es una ampliación y entrenamiento en los conceptos sintetizados en el libro) han recibido numerosas menciones en instituciones y congresos a nivel internacional en los cuales fue mencionado como bibliografía de referencia, y en otros he sido invitada como disertante sobre la materia. Hasta el momento se vendió muy bien y se descargó su versión digital.Fueron miles de ejemplares de la primera edición que se distribuía a través de Grupo Cuerpo Mente Alma. Ahora, presento la edición renovada editada por Kier editorial, y ya está siendo un éxito en la Argentina y otros países de Latinoamérica. España es otro mercado que lo recibió bien.

Hay un capítulo dedicado a la influencia de lo vivido durante la gestación a lo largo de la vida... ¿Qué puede decirnos sobre este punto?

—Si bien hay mucho que podría hablarse sobre el tema, lo resumo en la importancia de este período tomando las siguientes premisas: cuando una mujer está embarazada no puede tomar drogas o medicamentos porque la mayoría de estos químicos traspasan la placenta y afectan al niño en gestación de forma directa al llegar a su propio torrente sanguíneo. De la misma manera, cuando una mujer gestante vive una emoción, que científicamente desde la medicina y la psiquiatría se sabe que son sustancias químicas que libera nuestro cerebro, estos químicos llegan al bebé y lo afectan como si ellos mismos hubieran vivido esas emociones. Este es un período en que todo su sistema se está conformando y moldeando "desde cero". Por ese motivo, las emociones de la madre durante la gestación suelen dejar una huella muy profunda, generalmente inconsciente, en la vida de ese bebé que nacerá.

EM_DASHAl introducirse en estos temas, lo emocional, lo psicológico, la influencia de las emociones, ¿no ocupa espacios de la psicología u otras profesiones?

—Pensarlo de esa manera sería seguir apegados al ya caduco paradigma de la salud que veía a las emociones y al cuerpo como entidades independientes que no se interrelacionan y afectan entre sí. Empezar a pensar en términos integrales nos permite poder hacer un abordaje más de raíz y con resultados perdurables en el tiempo, sin desconocer ninguna de las áreas ni poner a una sobre la otra sino al mismo nivel todo el tiempo sea que se trate de síntomas físicos o emocionales.

EM_DASH¿Considera que para cada enfermedad hay una explicación que no es sólo biológica?

—Como digo en el libro, son muchas las esferas que confluyen para que se termine desarrollando una enfermedad, siendo la biológica una de ellas. Algunas otras son la emocional, la social, la familiar, la ambiental y la profesional. Finalmente, lo que es importante destacar es que este abordaje no pretende reemplazar a la medicina ni psicología convencional sino que buscar ampliar la mirada hacia la integración de éstas, desde una mirada inclusiva que permita ver al ser humano y sus síntomas como "un todo". Este abordaje se define a sí mismo como complementario. Suma y a la vez necesita de los dos anteriores optimizando así los resultados.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario