mas

El nuevo patrón operativo del Isis: fácil, barato y casi indetectable

El atentado de Nueva York es parte de la nueva fase de combate a los "cruzados" por parte del Estado Islámico o Isis (Estado Islámico en Irak y Siria).

Domingo 28 de Octubre de 2018

El atentado de Nueva York es parte de la nueva fase de combate a los "cruzados" por parte del Estado Islámico o Isis (Estado Islámico en Irak y Siria). Este grupo, sucesor de Al Qaida como líder de la Yihad mundial, ha generalizado en sus manuales la metodología que sufrieron los rosarinos en Manhattan. Las ventajas respecto a formar, armar y entrenar un comando tradicional son visibles. Si bien casi nunca lograrán matar tantos "cruzados" como cuando se usan fusiles AK-47 y cinturones explosivos (París, noviembre de 2015: 137 muertos y 415 heridos, ocho terroristas inmolados o abatidos), sí puede ser que se le den al terrorista todas las variables juntas, como pasó en Niza en julio de 2016. Alli un atacante solitario, sin armas ni explosivos, solo con una furgoneta alquilada, masacró a 84 personas.


En contraste, el atentado múltiple de París involucró además de los recursos citados, varios vehículos y al menos un "piso franco", un departamento seguro donde buscar refugio luego de la operación.

Adquirir, trasladar, armar y entrenar a una célula similar implica mucho dinero, tiempo y muchos riesgos de detección. Se demanda una red de contactos y un largo listado de recursos financieros, humanos y logísticos. Todo lo cual aumenta no sólo los costos sino el riesgo de ser detectados. La total falta de preaviso fue algo que llamó la atención en el caso de París. Que media docena de AK- 47 y granadas de mano pudieran llegar a París sin ser advertidos por los eficientes servicios franceses, como si se tratara de Pakistán, sigue siendo un dato alarmante. Pero desde entonces el Isis ha perdido no sólo mucho territorio sino también sus grandes recursos financieros.

El atentado en las Ramblas de Barcelona en agosto de 2017 (16 muertos, 130 heridos), si bien repite el patrón de la furgoneta alquilada, es mixto: la célula tomó esta opción luego de que le estallara el laboratorio de explosivos en una casa que alguilaba. Fue el plan "B" de los terroristas y sin dudas les salió bien desde su punto de vista. Pero en general se puede asegurar que el Isis seguirá el patrón visto en Niza y Nueva York: es fácil, barato, no requiere de entrenamiento y los terroristas son difíciles o imposibles de detectar, dado que casi no tienen que asumir riesgos de ningún tipo hasta que se lanzan a atropellar inocentes.

No deben aprender a tirar en ráfaga con un fusil, ni a lanzar granadas sin matarse a sí mismos, ni armar complicados explosivos caseros. En el episodio de Cataluña, la explosión accidental del laboratorio mató al líder de la célula, un clérigo marroquí que ejercía como imán en una localidad de la región, Ripoll. Es una constante la presencia en las células o en sus historiales de clérigos islámicos radicales. Tanto el Isis como otras formaciones terroristas islámicas reciben formación, tanto de sus dirigentes y milicianos como de las células en Occidente, de clérigos de las escuelas salafista o wahabita, las más tradicionalistas e intransigentes del islam sunita. Asunto que lleva al control de estos centros de captación y propagación de la doctrina de los terroristas islámicos. De paso: así debe llamárselos, sin recurrir a eufemismos como hace parte del periodismo. Eso es lo que son.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario