mas

El modo de comer nos pone en riesgo

La escritora y periodista Soledad Barruti estará en Rosario el jueves para presentar su último libro, Mala leche. La cita es en la Sala Lavardén.

Domingo 17 de Marzo de 2019

La escritora y periodista Soledad Barruti estará en Rosario el jueves para presentar su último libro, Mala leche. La cita es en la Sala Lavardén.

Soledad Barruti, autora del best seller Malcomidos, cómo la industria alimentaria argentina nos está matando, estará en Rosario el jueves presentando su último trabajo. Se trata de Mala leche, el supermercado como emboscada, una investigación inquietante que a la vez alienta cambios posibles, y que ha recibido las mejores críticas.

"La alimentación moderna es una industria pujante hecha de fabricantes de cosas que no son comidas", dispara Barruti y agrega: "Empresas químicas, perfumistas, publicistas y laboratorios manipulan pocos ingredientes repetidos hasta hacer que cada producto parezca lo que no es".

La escritora y periodista, que trabaja en temas vinculados a la alimentación (también da charlas en la Argentina y el exterior sobre este aspecto clave de la vida cotidiana) sacude a los lectores con revelaciones (algunas escalofriantes) sobre todo aquello que nos llevamos a la boca y pone especial atención en los hábitos de los más pequeños.

En el capítulo Paladares: los chicos como campo de batalla, relata, por ejemplo, una situación en la que su hijo es tentado por los promotores de una reconocida marca de panificados con su nuevo producto, a la salida de la escuela. Plantea la situación que se produjo cuando fue a hablar con las autoridades del colegio para preguntar por qué lo permitían, también cómo reaccionó su hijo al enterarse del reclamo.

Barruti denuncia los excesos de la industria alimentaria y los riesgos de la comida ultraprocesada. Hija de una madre médica, dice que siempre tuvo interés en la relación que existe entre la salud y lo que comemos.

Insiste en que el Estado tiene en este tema un rol central, que si existe una solución es política y se muestra particularmente preocupada por exponer las acciones que dañan a los chicos porque este viaje tóxico (como ve Barruti al proceso de la alimentación durante toda la vida) se gesta allí, en los primeros años, con los más vulnerables. Los bebés y los niños son los clientes predilectos de la industria, manifiesta.

En Mala leche, la autora cuenta distintas experiencias y las conclusiones de las charlas profundas y extensas que tuvo con cocineros, científicos, agricultores y médicos.

Barruti está convencida de que estamos, en nuestro país, yendo hacia un proyecto de superproducción intensiva que no sólo es nocivo sino que está siendo puesto en dudas en casi todo el mundo.

¿Hay salida? ¿Puede construirse un nivel de conciencia tal que en los hogares se plantee de un modo distinto la alimentación de cada día? ¿Hay recursos para hacerlo? ¿Estamos perdidos? ¿Comeríamos lo que comemos si conociéramos todo lo que se esconde en esos laimentos atractivos y adictivos? Estos y otros temas abordará el jueves a las 20 en la sala Lavardén (con entrada gratuita que debe retirarse una hora antes en Mendoza y Sarmiento).

"Estamos frente a un problema realmente muy grave. Quienes trabajan en salud pública cuentan con las estadísticas del deterioro del organismo de los niños y conocen que el avance de esta forma de comer no es esporádica ni divertida, sino un tema serio que tarde o temprano enfrentarán", enfatiza.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});