mas

"El cáncer de pulmón ya no implica tener los días contados"

Lo afirman dos especialistas que trabajan en el exterior con nuevos fármacos. Estuvieron en Rosario ofreciendo una capacitación para médicos. Los beneficios de las terapias dirigidas y la inmunoterapia.

Domingo 30 de Abril de 2017

Cuando el médico dice "usted tiene cáncer de pulmón" no es raro que el paciente, y sus familiares, lo asocien con un final cercano. Es que la enfermedad, por sus características y agresividad, tiene mal pronóstico, algo que sin embargo está cambiando.

La medicina personalizada —y las nuevas terapias dirigidas y la inmunoterapia— llegaron para quedarse, y con un objetivo enorme: detener el crecimiento y la división de las células cancerosas. Y en ciertos casos lo logran.

Para capacitar a profesionales sobre este tema estuvieron en Rosario los especialistas Jesús Corral —médico a cargo del servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Virgen del Rocío en Sevilla, España— y Federico Albrecht, un oncólogo argentino radicado hace décadas en Estados Unidos, que trabaja en el Miami Cancer Institute.

En diálogo con Más, los médicos —que fueron invitados a la ciudad por Boehringer Ingelheim— se refirieron a las novedades en el abordaje del cáncer de pulmón, una enfermedad que en el mundo mata a 1 millón 600 mil personas por año (56 mil en sudamérica y 10 mil en la Argentina), y que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es el cáncer que mayor mortalidad genera; el que más muertes produce en varones, y el tercero entre las mujeres (luego del de mama y de colon).


"Para saber si un paciente pude utilizar estas terapias debe estudiarse el tumor"

Si bien la quimioterapia sigue plenamente vigente (fue un avance enorme en la segunda mitad del sigo XX) y es muy efectiva en ciertos tipos de cáncer, hay personas que no se benefician con este tratamiento, entre otros aspectos, por los efectos tóxicos que produce en órganos sanos. De allí que los agentes quimioterapéuticos conocidos estén siendo reemplazados —en algunos casos— por una novedosa generación de terapias. "Los nuevos fármacos reconocen cuáles son las células cancerosas y dirigen su accionar sólo allí; entonces interfieren en el crecimiento y la división de las células afectadas. Producen lo que denominamos un bloqueo en las señales que les informan a las células cancerosas que se dividan en forma descontrolada. Es como poner un freno", explicaron los especialistas refiriéndose a las terapias dirigidas.

Uno de los aspectos más complejos de esta nueva generación terapéutica es diferenciar con exactitud qué pacientes tienen verdaderos resultados y cuáles no, ya que, lamentablemente, no pueden aplicarse a todos. Al respecto Jesús Corral señaló "Discernir quiénes se benefician más con las terapias dirigidas y la inmunoterapia —que tanto se usan en la actualidad— es el gran desafío de este momento".

Acceso

"Los fármacos están disponibles pero su implementación es un poco lenta en relación a lo que deseamos. Incluso notamos diferencias entre países. Obviamente los que tienen más altos recursos económicos están mucho mejor en este aspecto", agregó Corral. De todos modos, en la Argentina —tanto en el sector privado como en el público de la salud— hay acceso a estos tratamientos y la mayoría de los oncólogos, sobre todo en las principales ciudades del país, conocen el manejo de estas terapias.

Para saber si un paciente encontrará beneficios con las terapias dirigidas disponibles es imprescindible conocer la constitución genética del tumor que lo afecta. Para ello es necesario realizar un estudio molecular al tumor (se logra analizando una muestra que se saca por medio de una biopsia). Este análisis no está disponible en todos los hospitales, pero las muestras pueden enviarse a un centro de alta complejidad.

Es un análisis que no se realiza en sangre. "Lo que se detecta es la sobre-expresión de una proteína y eso se busca en la muestra del tumor", detallaron los médicos.

Los especialistas destacaron las ventajas de contar con estos adelantos en materia de salud. "Es relevante para la población general entender que las nuevas terapias han sido un hallazgo importantísimo en el tratamiento de cáncer de pulmón. Durante décadas, por ejemplo, se ha tratado de usar la inmunoterapia (un tipo de tratamiento oncológico que ayuda al sistema inmunitario a combatir el cáncer) para intentar controlar la enfermedad, pero veníamos fracasando... Luego de profundas investigaciones es la primera vez que se demuestra (con estudios significativos) que la manipulación del sistema inmune —que se logra con algunos de estos medicamentos— puede actuar en contra de las células del cáncer".
"La inmunoterapia ayuda a un grupo reducido de pacientes pero ellos se benefician muchísimo y a largo plazo. Con estas terapias estamos convirtiendo al cáncer de pulmón —que sigue teniendo una altísima mortalidad— en enfermedad crónica", resaltó Albrecht.

cancerpulmoninfo.jpg
Efectos
Los especialistas que estuvieron en Rosario señalaron que las terapias dirigidas y la inmunoterapia tienen diferencias con la quimioterapia, no sólo en el modo de "accionar". "Son tratamientos intravenosos pero en este caso son drogas que —comparádolas con la quimioterapia— ocasionan menos efectos adversos", dijo Albretch.
Corral remarcó que esos efectos no deseados "se reducen mucho, en lo que respecta a la tolerancia al tratamiento, y a la calidad de vida de los pacientes".
Ambos coincidieron en que prolongar la vida y mejorar la calidad de vida son dos objetivos alcanzables con estas drogas. "Incluso ya se está viendo si se pueden usar cada cuatro semanas en lugar de cada dos semanas. Esto aumentaría la adherencia al tratamiento".

"La tos crónica, la expectoración con sangre, la sensación de falta de aire, pueden ser síntomas de cáncer de pulmón"
Es importante que el médico oncólogo conozca en detalle las nuevas terapéuticas para el cáncer de pulmón. "Si bien producen una menor cantidad de efectos adversos también es cierto que las consecuencias no deseadas suelen ser diferentes a las de la quimioterapia. Son efectos que antes no veíamos y para los que debemos estar preparados. De allí que sea crucial la capacitación", mencionaron.
Prevención y señales
Del 70 al 80% de las personas que mueren por cáncer de pulmón fueron fumadores. El tabaco es el mayor responsable de este tipo de cáncer. ¿Cuáles son las señales que indican que hay que consultar a un médico en forma inmediata? Los oncólogos que hablaron con Más explicaron lo siguiente: la tos crónica, la tos que va en aumento, la expectoración con sangre, la sensación de falta de aire son los síntomas más frecuentes. Por eso la persona fumadora es la que más atenta debe estar. Lamentablemente muchos de estos síntomas son frecuentes en quienes fuman. "Lo mejor y lo más importante es dejar el cigarrillo, pero si alguien todavía no tomó esa decisión, o fumó por muchos años, debe estar controladísimo", mencionaron.
Albrecht comentó que en Estados Unidos la tomografía computada de baja radiación en pacientes fumadores mayores de 50 años se realiza a modo de screening. "Con esto hemos encontrado tumores incipientes, en personas sin síntomas", remarcó. Esta tendencia a testear en forma masiva a fumadores no se utiliza por ahora en otras partes del mundo.
"El mensaje es el siguiente: si queremos bajar la incidencia de cáncer de pulmón definitivamente tenemos que luchar contra el tabaquismo. Y en este tema estamos mal, estamos fatal", dice el español Jesús Corral que lamenta que las estrategias aplicadas no estén dando resultados. "Ha disminuido, pero no como esperábamos", agrega Albretch. "Los lugares libres de humo han contribuido a que la gente no fume en esos lugares, pero no a que dejen de fumar. El aumento de cáncer de pulmón entre las mujeres lo demuestra", enfatiza.
Los expertos detallaron que el cáncer de pulmón se comporta diferente en pacientes fumadores que entre quienes no lo han sido. "El pronóstico y las opciones de tratamiento son mejores para quienes no fumaron nunca", destacaron.
Para dejar de fumar ¿es imprescindible hacer un tratamiento? "No siempre, es muy variable, pero en general no es cuestión de decir no fumo más, y ya. Aunque claramente hay gente que lo ha logrado por mucho tiempo. Lo que pasa es que el grado de adicción suele ser tan grande que no sirve sólo la voluntad, más allá de que la convicción es imprescindible para tener éxito", dijo Corral.
¿Qué les gustaría ver a lo largo de su carrera respecto del cáncer de pulmón? "Hay que ser optimista. La medicina personalizada ya está logrando prolongar la vida. Hasta no hace mucho el paciente con cáncer de pulmón vivía poco tiempo después del diagnóstico y la terapia individualizada, en los casos en que es utilizada correctamente, ha cambiado esto. Lo que espero es que lleguemos absolutamente a todos los pacientes que pueden beneficiarse con ella", señaló Corral.
Para Albretch "ver cómo se desencadena el crecimiento tumoral y poder bloquearlo es un hito. Los avances en genética están de nuestro lado. Y si, también deseo que la posibilidad de acceder a estas terapias sea cada vez mayor".

¿Cura?
Los profesionales consultados prefirieron no hablar de cura. Aunque Federico Albrecht afirmó que en estadíos muy tempranos el cáncer de pulmón puede vencerse, Jesús Corral optó por decir que se puede controlar. "A ver... la hipertensión no se cura, la diabetes no se cura, pero se puede convivir con ello", ejemplificó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS