mas

Cuando el cuerpo juega a nuestro favor

Cómo darle al organismo los micronutrientes necesarios para tener una salud fortalecida y al mismo tiempo lograr efectos visibles de manera rápida. Qué es la sueroterapia

Domingo 19 de Agosto de 2018

La base teórica de la Medicina Orthomolecular (MO) fue desarrollada por el doctor en bioquímica Linus Pauling (1901-1994), dos veces galardonado con el Premio Nobel. En la década del 60 enseñaba a sus discípulos que se podía hablar de salud cuando nuestras moléculas se encontraban en equilibrio constante. Desde esta disciplina se interviene en los procesos de oxidación y antioxidación que se producen debido a los radicales libres, compuestos inestables que tienen un efecto oxidante e interactúan con las moléculas del organismo humano llevándolo a la reducción o pérdida de su normal funcionamiento fisiológico si la capacidad antioxidante del organismo es insuficiente.

Nuestro organismo está formado por millones de moléculas, que si están en equilibrio, logran que gocemos de salud. La nutrición orthomolecular es la administración de micronutrientes vía oral e incluye la vía parenteral, tópica, transdérmica, sublingual, intradérmica, enteral y oral. Engloba el concepto universal de homeostasis o equilibrio del medio interno, donde las células responden al medio en el que viven.

¿En qué consiste? En prevenir o tratar patologías con dosis orthomoleculares (correctas) de micronutrientes y moléculas bioactivas presentes en el cuerpo o en los alimentos. Cada célula de nuestro organismo es un laboratorio que tiene sus propias reacciones químicas y funciona en perfecto equilibrio con todas las demás. De este maravilloso laboratorio se ocupa la Medicina Orthomolecular.

La Medicina Orthomolecular se basa en la premisa que sostiene que si al organismo le proporcionamos los micronutrientes necesarios para su correcto funcionamiento, muchas enfermedades no se manifestaría, y las que ya lo han hecho podrían remitir parcial o totalmente.

Es una terapia que se origina en el estudio de la bioquímica de los seres vivos, y tiende a utilizar sustancias que existen en el cuerpo humano de manera completamente natural, y necesarias para la vida, con el objetivo de restituir el equilibrio nutricional del cuerpo. Considera que las enfermedades son causadas por desequilibrios moleculares, corregibles mediante la administración de las moléculas nutritivas en el momento correcto, según la clínica y los análisis de laboratorio.

Ciencia antiedad

Dentro de los avances de la medicina para rejuvenecer podemos citar la regeneración celular y bioestimulación cutánea. En este marco, la tendencia es hacer intervenciones mínimas y realizar tratamientos autólogos, es decir, obtenidos del propio paciente. Actualmente, gracias a los avances revolucionarios en medicina se desarrollaron novedosos tratamientos cosméticos que permiten ser realizados en consultorio y posibilitan continuar con la vida social.

El nuevo paradigma consiste en el rejuvenecimiento a nivel celular ("juventud celular"), basado en un estilo de vida más saludable. Esto tiene un gran valor en el tratamiento de múltiples dolencias relacionadas con el envejecimiento como por ejemplo: pérdida de cabello, arrugas, deshidratación dérmica, flaccidez, agotamiento físico e intelectual, inmunosenescencia, inflamación celular. Permite mejoras en el aspecto y en el bienestar del medio interno corporal.

El envejecimiento no es sólo mecánico (debido a las gesticulaciones del rostro), también se debe a la disminución del colágeno que se da con la edad, a la inflamación en la piel producto del estrés oxidativo de la polución, el hábito tabáquico, exposición a los rayos UVA-B, la mala alimentación, el estilo de vida vigente con alto grado de estrés físico y psicoemocional.

Esta inflamación llamada "silenciosa" (porque no se ve a simple vista) es la que poco a poco daña la calidad del colágeno, de las paredes celulares y de toda la estructura de nuestros órganos y tejidos tanto internos como externos. Entonces, es muy importante incluir en la estrategia de rejuvenecimiento moléculas antioxidantes para contrarrestar la oxidación de todos los días y potenciar nuestros sistemas internos de protección naturales, que además contribuirán a producir un colágeno más joven y de mejor calidad.

Los componentes antioxidantes, en su mayoría, se extraen de plantas cuyo poder curativo es milenario (como por ejemplo el té verde, la centella asiática, los polifenoles y el trans resveratrol).

La práctica de la medicina regenerativa y revitalizante se sustenta en la probada potencialidad molecular con efecto antienvejecimiento seguro y efectivo asociada a las nuevas tendencias que son las intervenciones cosméticas mínimas y autólogas (es decir, del propio paciente) que se han refinado y multiplicado de manera asombrosa posibilitando al especialista cirujano plástico contar con un arsenal de herramientas terapéuticas que no requieren del bisturí para mejorar la apariencia estética, permitiendo que puedan ser llevadas a cabo en consultorio médico sin necesidad de cirugía. Por ejemplo, atenuar con toxina botulínica arrugas de expresión producidas por los músculos de la mímica, remodelar surcos de la piel provocados por la pérdida del ácido hialurónico dérmico sin modificar los rasgos originales del consultante, la flaccidez del rostro o del cuerpo tensándola con los eficientes y modernos hilos tensores, devolverle la juventud a la piel mediante el plasma rico en plaquetas y complejos polivitamínicos de última generación.

Otros tratamientos autólogos, apenas invasivos, incluyen la microlipoinyección (transferencia de grasa autóloga), fibroblastos autólogos, terapia regenerativa con células madres mesenquimales y lisados plaquetarios (concentrado purificado de factores de crecimiento). Se trata de un camino a recorrer con constancia ya que implica cambios en los hábitos de vida (utilizar cremas ricas en complejos activos que reactivan la actividad celular de la piel, comprimidos multivitamínicos, sugerencias nutricionales, sueroterapia, actividad física moderada, aparatología complementaria, protocolos de belleza personalizados de acuerdo a la época del año, a la edad y al motivo de consulta de cada paciente).

Plasma rico en plaquetas

La bioestimulación cutánea con plasma rico en plaquetas es una de las prácticas que mayor demanda tiene en la actualidad y su auge sigue en aumento. ¿Por qué tanto éxito? Porque logra recuperar el tejido, además de contar con los beneficios de ser autóloga, segura, efectiva y versátil.

A nivel estético, tras las sucesivas aplicaciones deja a la vista una piel más brillante, turgente, luminosa, lozana e hidratada.

La técnica consiste en extraer una muestra de sangre. Un técnico especializado es quien la procesa, separando los distintos componentes y aislando el plasma rico en plaquetas, donde hay factores de crecimiento. El profesional recibe la jeringa con el producto revitalizador para su aplicación en rostro u otra parte del cuerpo.

Los fibroblastos autólogos siguen un proceso similar: se extrae una muestra de piel, en el laboratorio se realiza la separación de los fibroblastos y por último, se realiza la aplicación intradérmica. Los fibroblastos son células del tejido conectivo que secretan colágeno, regenerando la piel.

Aunque estos procedimientos requieren que se vuelvan a realizar periódicamente, ya que el envejecimiento es progresivo, ofrece muchas ventajas: el hecho de que la intervención sea mínima ayuda a la rápida recuperación y pronta reinserción social sin cambios bruscos que llamen la atención. Además, los métodos autólogos poseen el gran beneficio de que el paciente no tenga rechazos ni reacciones alérgicas.

Interior en paz

Hay que considerar que un aspecto lozano, saludable y adecuado a nuestra edad cronológica es una consecuencia de un bienestar integral, que empieza por el interior de cada uno. El envejecimiento debe ser transitado con sabiduría en la obra maestra de la vida, considerándolo un proceso continuo al que contrarrestaremos con tratamientos revitalizantes que lo acompañen cotidianamente.

El estar bien es una decisión y requiere constancia y formación académica adecuada por parte del médico especialista actuante.

Novedades con alto impacto

Una de las consultas que crece día a día está relacionada con la Sueroterapia. ¿En qué consiste este tratamiento? El paciente recibe directamente en el torrente sanguíneo una terapia nutricional líquida que contiene vitaminas, minerales, aminoácidos y otros nutrientes vitales o medicamentos aprobados por ANMAT y FDA, a niveles que sería difícil administrar a través de la suplementación oral.

La terapia nutricional intravenosa puede ser utilizada para obtener resultados inmediatos o a largo plazo según distintos programas integrales.

Se cuenta con formulaciones exclusivas para cada paciente, según sus necesidades e indicaciones del cuerpo médico. Alguno de sus beneficios son: *Aumento de libido y energía sexual. * Mayor pérdida de grasa y rendimiento deportivo. * Aumento de la recuperación luego del ejercicio físico. * Aumento de la función inmunológica. * Alivio de estrés y disminución de la ansiedad. * Desintoxicación. * Crecimiento capilar. * Mejorar la piel, el cabello y las uñas. La terapia nutricional intravenosa tiene una duración de 20 a 45 minutos dependiendo del suero indicado por el profesional. La frecuencia de aplicación dependerá de las necesidades del paciente; pudiendo ser de una vez por semana a dos veces al mes.

¿Tiene contraindicaciones o efectos indeseados? Si bien la terapia nutricional intravenosa tiene grandes beneficios para la salud, hay que tener en cuenta ciertas contraindicaciones. Estas son: embarazo, lactancia, alergia conocida a algún medicamento, hipertensión arterial no controlada, insuficiencia cardiaca, coagulopatías, entre otras.

Los sueros consisten en combinaciones exclusivas de diferentes vitaminas, minerales, aminoácidos y otros nutrientes vitales aprobados por ANMAT. Los IV (sueros intravenosos) tienen nombres que los hacen fácilmente reconocible al paciente, remarcando el efecto principal que se busca lograr. De esta manera contamos con: * Relajación: proporciona calma y serenidad; reduciendo la ansiedad, el disconfort físico y el estrés.

* Energía: aumenta la energía y el rendimiento físico y mental.

* Belleza: ofrece componentes esenciales para mejorar la caída del cabello, embellecer la piel y fortalecer las uñas. Excelente combinación con tratamientos de medicina estética.

* Fitness o Deportivo: proporciona energía aumentando el metabolismo de las grasas; disminuyendo sus depósitos y aumentando la masa muscular.

* Inmunológico: estimula el sistema inmune aumentando su capacidad de prevenir enfermedades.

* Depurativo: elimina sustancias toxicas del organismo, previniendo el envejecimiento prematuro.

RECUADRO ¿Cómo es el sistema push? El sistema push, del que se habla más a menudo en los últimos tiempos, consiste en diferentes infusiones intravenosas de vitaminas, minerales y aminoácidos en altas concentraciones. Se coloca por medio de un pequeño catéter intravenoso. Y a diferencia de los sueros no proporciona mayor hidratación pero si logramos acortar el tiempo de duración, ya que se administra en 5 a 10 minutos.

¿Cómo es el sistema push?

El sistema push, del que se habla más a menudo en los últimos tiempos, consiste en diferentes infusiones intravenosas de vitaminas, minerales y aminoácidos en altas concentraciones. Se coloca por medio de un pequeño catéter intravenoso. Y a diferencia de los sueros no proporciona mayor hidratación pero si logramos acortar el tiempo de duración, ya que se administra en 5 a 10 minutos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario