mas

"Compartir el dolor por un embarazo que no llega, alivia"

Luciana Mantero es periodista y escritora. A partir de una experiencia personal escribió El deseo más grande del mundo, que profundiza en las emociones de las mujeres a las que les cuesta tener un hijo biológico. Cómo enfrentar la pena, el miedo, y tener esperanzas.

Domingo 03 de Junio de 2018

Dicen que las alegrías que se comparten se disfrutan el doble, y que los dolores compartidos se sufren la mitad. Quizá algo de esto ocurra cada vez que Luciana Mantero, autora de El deseo más grande del mundo, se presenta en algún lugar del país para hablar de lo difícil que puede ser, emocional y físicamente, atravesar las múltiples vivencias de un embarazo que no llega. El miércoles, a las 18, con entrada gratuita, la periodista y escritora estará en Rosario donde ofrecerá una conferencia en la que se referirá a las curvas y desvíos que pueden aparecer en la búsqueda de un hijo. Al finalizar su exposición habrá espacio para un intercambio de experiencias. También para hacer preguntas y llevarse respuestas. Luciana estará acompañada por Carlos Morente, director de Proar, quien abordará los aspectos médicos de la reproducción humana.

Hace dos años Luciana publicó un libro que alumbró una movida "inesperada" aunque bienvenida. "El deseo más grande del mundo hizo su propio recorrido y se transformó en algo parecido a una misión", reconoce la autora, en una charla con Más.

En esas páginas expuso con valentía y enorme emotividad la búsqueda de su segundo hijo que se vio complicada a causa de un diagnóstico casi lapidario: menopausia precoz, una sentencia que la colmó de temores, de impotencia, de conflictos. A raíz de lo que le pasó, Luciana se contactó con otras mujeres que estaban enfrentando o habían soportado situaciones similares. Las entrevistó y contó sus historias.

El abanico de testimonios es amplio y en todos esos relatos hay detalles con los que conmoverse, o reconocerse, en el caso de que se esté viviendo algo parecido. "Me fui dando cuenta de la enorme necesidad de poner en palabras lo que les pasa a muchas personas. Hay pocos espacios de contención y apoyo para una mujer o una pareja que persisten en la búsqueda de un embarazo y mes a mes se enfrentan a momentos tristes, a la sensación de fracaso, a dolores que son comparables con los del duelo por la muerte de un ser querido", remarca.

Luciana dice, más de una vez, que no es exagerado lo que —especialmente— sienten las mujeres cuando el embarazo no se produce o se sostiene por poco tiempo. Asegura que hay poca comprensión en general, que la sociedad no suele verlo como un problema serio, que no son pocas las mujeres y las parejas que sienten vergüenza, que comienzan a encerrarse, a convivir con un dolor casi agónico sin contárselo a nadie, o casi nadie.

¿El libro generó una especie de comunidad? "Creo que sí. Sucede en las charlas, se percibe, y también porque hay personas que siguen en contacto después de los encuentros. Y aunque no lo hagan, el sólo hecho de escuchar a otros contar cosas parecidas, la posibilidad de compartir esas sensaciones tan especiales ya trae alivio. Por eso estoy pensando en armar un espacio de encuentro, una comunidad virtual. Es algo que está en ciernes", menciona.


Prejuicios, afuera

Aunque vivimos en tiempos de hipercomunicación, en los que se supone que los seres humanos evolucionamos, tiempos en los que tenemos la posibilidad de abrir la cabeza, la infertilidad sigue siendo un tema del que se habla poco, que genera en quienes la atraviesan vergüenza, pudor, como si algo personal fallara, como si el hombre o la mujer que tienen problemas para la reproducción biológica tuvieran la culpa de lo que les acontece. "Una está impregnada de la idea de la impotencia, cuesta compartirlo con el resto de la familia. te sentís abatida y es muy difícil abrir el corazón. Además, las mujeres podemos llegar a sentirnos muy mal con esa sensación de «no darle» un hijo a nuestro esposo, a nuestro compañero, y es una gran frustración. El hombre lo sufre, desde ya, pero de una manera diferente".

La charla que dará el miércoles Luciana Mantero en el auditorio del Museo del Diario La Capital está abierta a personas solas, parejas, familias, que se sientan identificadas con esta temática y que quieran compartir un momento de reflexión, aprendizaje y esperanza. "No perder la alegría es algo importante. Yo apuesto a eso", enfatiza la escritora, que después de muchos intentos fallidos y de bucear por distintos caminos médicos y espirituales pudo dar a luz a su hijo Joaquín.

En El deseo más grande del mundo, y también en los encuentros que se generaron a partir del libro, se puede entrar en un mundo íntimo repleto de sensaciones y sentimientos. La vulnerabilidad no es un pecado, la bronca tampoco. Las emociones están ahí, a flor de piel, y de ellas, justamente se puede hablar sin pudor. Esa es la idea. Correr velos y prejuicios para encontrar, después, un poco de consuelo y sobre todo recobrar la fe en que la meta más hermosa podrá alcanzarse de alguna manera.


Un nuevo encuentro en Rosario
El miércoles a las 18, en Sarmiento 763, auditorio del Museo del Diario La Capital se realizará la charla de Luciana Mantero sobre la maternidad (cuando su llegada tiene curvas y desvíos). Quienes deseen participar de este encuentro deben inscribirse vía internet en: eldeseomasgrandedelmundorosario.eventbrite.com.ar. Cupos limitados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});