mas

Aseguran que todos los pacientes con psoriasis pueden mejorar

La presidenta de la Asociación Dermatológica de Rosario mencionó que con el tratamiento adecuado y constante hay personas que logran avances notables. ¿Cuáles son las señales de alerta para consultar a un médico?

Domingo 22 de Octubre de 2017

Con motivos de conmemorarse el 29 de octubre el Día Mundial de la Psoriasis, la Asociación Argentina de Dermatología y todas sus filiales inician una campaña de difusión e información para que las personas que sospechan que pueden tener esta enfermedad consulten a un especialista y también para que aquellos que han fracasado con los tratamientos o los han dejado por algún motivo los retomen ya que hay buenas perspectivas.

Así lo manifestó la presidenta de la Asociación Dermatológica de Rosario, la médica Daniela Sabbioni, quien mencionó que "todos los pacientes pueden mejorar en mayor o menor medida. Algunos alcanzan el aclaramiento total y otros una mejoría aceptable que les permite continuar con su vida cotidiana". La profesional destacó que "hay casos más complejos, desde ya, pero actualmente con la variedad de tratamientos que se pueden combinar se puede controlar la enfermedad permitiendo mejorar la calidad de vida de los pacientes".
La psoriasis es una enfermedad de la piel que puede o no causar picazón y dolor y que se caracteriza por la piel engrosada y enrojecida con escamas. ¿Es sencilla su detección? Sabbioni señaló lo siguiente: "Generalmente es fácil detectarla, sobre todo para los especialistas en dermatología. Pero hay formas leves que pueden confundirse con otras patologías o pasar inadvertidas como escamas en el cuero cabelludo, codos secos o alteraciones en las uñas".
La médica mencionó que el prurito no es tan común como se cree pero se puede presentar en algunos casos. "Puede aparecer en zonas de pliegues y puede simular tiñas (hongos) o eccemas. El compromiso de la cara tampoco es frecuente", agregó.
La psoriasis puede presentarse en cualquier etapa de la vida. "Existen múltiples factores desencadenantes: estrés, infecciones (sobre todo anginas estreptocóccicas), medicamentos, traumatismos locales (tatuajes, abrasiones, cictrices de cirugía)".
Sabbioni explicó que la psoriasis en gotas, que es una de las más frecuentes, se puede dar luego de anginas por estreptococo en personas jóvenes. También es bastante habitual que los dermatólogos vean psoriasis en forma de placas.
Respecto de las terapias para poder controlar la enfermedad, la dermatóloga comentó que "existen tratamientos locales y sistémicos. Están los medicamentos tradicionales (retinoides, metrotexate, ciclosporina) y los nuevos medicamentos llamados terapias biológicas. Además contamos con la fototerapia con luz ultravioleta B de banda angosta".
¿Todos los pacientes pueden acceder a los tratamientos disponibles? "Los medicamentos tradicionales son accesibles y cubiertos por las obras sociales y prepagas en general. Respecto de los de última generación, requieren ciertos requisitos y protocolos solicitados por los auditores y generalmente también son cubiertos si el caso lo requiere. Hay que destacar que en salud pública también se encuentran disponibles. La fototerapia sólo se encuentra a nivel privado en nuestra ciudad", explicó la profesional.
La presidenta de la asociación local de dermatología comentó que "si bien seguimos usando muchos tratamientos clásicos con buenos resultados los medicamentos más nuevos son utilizados para aquellos casos muy severos o como alternativa para pacientes que ya han atravesado a lo largo de su vida múltiples terapias. Vale señalar que es necesario rotar los mismos. También tienen efecto en casos de compromiso articular. La desventaja es que son inyectables y se necesita cierto entrenamiento para el paciente en su aplicación".
"Suele ser fácil detectarla pero hay síntomas que no son tan frecuentes"
En cuanto al presente y futuro de las terapias y su impacto en la calidad de vida de las personas con psoriasis, Sabbioni hizo hincapié en que "todos los pacientes pueden mejorar en mayor o menor medida, y esto es algo que se puede, incluso, cuantificar con distintos métodos. Algunos alcanzan el aclaramiento total y otros una mejoría aceptable".
La psoriasis es una de las enfermedades llamadas estigmatizantes porque deteriora mucho la calidad de vida. "El apoyo psicológico para poder sobrellevarla, adaptarse a los tratamientos y disminuir el estrés como gatillo suele ser fundamental", remarcó la médica.
Respecto a cuáles son las señales a tener en cuenta, recomendó: averiguar si hay antecedentes familiares; prestar atención a lesiones en curo cabelludo,codos y alteraciones de las uñas, y si existen dolores articulares.
"Hay que consultar siempre a especialistas en dermatología y reumatología y no realizar tratamientos no aprobados. Otro dato clave es mantener las consultas clínicas periódicamente si se tiene la enfermedad. Actualmente se relaciona la psoriasis con trastornos metabólicos (diabetes, aumento de colesterol y triglicéridos elevados). El incremento de la grasa abdominal que lleva a aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares también está relacionado", puntualizó, y agregó: "Es necesario recordar que el manejo de esta enfermedad es multidisciplinario ya que es una patología compleja, multifactorial y que va más allá de la piel".
psoriasis.jpg

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario