..

Marcharon por un barrio de Casilda afectado ante el temporal

Cansados de necesidades insatisfechas en materia de infraestructura un grupo de vecinos del populoso barrio Nueva Roma de ciudad de Casilda marcharon hacia la Municipalidad.

Lunes 25 de Abril de 2016

Cansados de necesidades insatisfechas en materia de infraestructura un grupo de vecinos del populoso barrio Nueva Roma de ciudad de Casilda marcharon hacia la Municipalidad para reclamar que se tomen "urgentes soluciones" a una problemática que, si bien data de hace tiempo, se agravó recientemente a causa del último temporal donde algunos sectores quedaron literalmente aislados por el barro.

"Estamos viviendo como animales" graficó una mujer en medio de la andanada de planteos expresados por los manifestantes a los concejales que lo recibieron frente a las puertas del Palacio Municipal, donde también funciona el órgano legislativo, para entregar un petitorio que apunta a lograr que el gobierno local sustituya una serie de obras ya planificadas por otras que consideran más beneficiosas.

Entre pancartas y cánticos la ruidosa, aunque pacífica, movilización dejó al descubierto la impotencia y malestar que sienten innumerables familias que esperan acciones que mejoren su calidad de vida.

En las últimas semanas las recurrentes lluvias —sumado al agua proveniente de zonas rurales donde incluso fueron advertidos canales clandestinos que ya habrían sido denunciados— algunas áreas del barrio Nuevo Roma quedaron anegadas en medio de un barrial que torno intransitable las calles e impidió a muchos vecinos salir de sus hogares.

El crudo panorama se tradujo en asistencia de los estados municipal y provincial, acompañados por la solidaridad del resto de la comunidad para ayudar a los damnificados.

Pero pasada la emergencia, de la cual La Capital dio cuenta oportunamente, reafloraron necesidades y demandas que el actual gobierno casildense, el cual asumió hace sólo cuatro meses, prevé resolver con la ejecución de obras a corto, mediano y largo plazo.

En ese marco, ya licitó algunos trabajos pero lo planificado parece no conformar las expectativas de toda la barriada y así lo visibilizaron los ciudadanos que marcharon para pedir cambios.

Al no estar presente el intendente Juan José Sarasola, el petitorio fue recibido sólo por un grupo de ediles casildense que se comprometió en tratar la requisitoria para dar una respuesta a la brevedad.

"Ante la propuesta planteada por el municipio de pavimentar cuadras de bulevar Villada comprendidas entre bulevar Argentino y Pueyrredón y otras 12 de cordón cuneta con estabilizado que permitirán acceso al nuevo establecimiento educativo hemos decidido rechazar esta alternativa ya que ese estaría beneficiando a una parte pequeña del barrio”, resaltó el comunicado entregado por los disconformes vecinos.

 En esa línea piden que “el presupuesto asignado a la obra se redestine al abovedamiento de calles, limpieza de zanjas y cunetas, además de la apertura de las mismas en los sectores que no existiera, así como su inmediato mejorado con escoria. Esto nos permitiría que mayor cantidad de vecinos podrían ver mejorada su calidad de vida a corto plazo y poder salir de sus domicilios para cumplir con sus compromisos”.
  Asimismo piden “acortar los tiempos de licitaciones y aperturas de las mismas, solicitando de forma urgente se comience a trabajar en beneficio del barrio” para luego resaltar que “para ello necesitamos contar con el aporte del intendente y de los concejales electos para representarnos ante las autoridades de la Nación y de la provincia, y así poder gestionar y redestinar el dinero de dichas obras”.

Joaquín y la magnitud de la crisis hídrica

Mientras la Agencia de Seguridad Vial informó que se normalizó el tránsito en la autopista a Rosario, cortada por el desborde del arroyo Colastiné, a la altura de Coronda y sigue bloqueada la ruta 6 por el agua en inmediaciones al río Salado —en la intersección con las rutas 70 y 4—, Alberto Joaquín, ex ministro de Asuntos Hídricos en el gobierno de Jorge Obeid, afirmó que “esta nueva catástrofe ambiental de la provincia, como la calificó correctamente Mauricio Macri, quizás sirva para que los gobernantes —Nación, provincia y municipios— comprendan la magnitud de la problemática a resolver y se salga de la comodidad repetida de explicar porque ocurren. La población está cansada de escuchar culpar al cambio climático, la siembra directa y otros fenómenos y ver cómo las catástrofes se repiten una y otra vez. La producción se pierde, las barrancas se caen, los pueblos se inundan y hasta se pierden vidas y las soluciones no llegan y, lo que es más grave, lo peor está por venir. No hay soluciones a corto plazo para el cambio climático, principal responsable”.
  Joaquín dijo que “fue una mala decisión de Hermes Binner reducir a una secretaría el Ministerio de Asuntos Hídricos, seguro no conocían los fundamentos de su creación; se privaron de una herramienta técnico-política importantísima. Sin planes maestros que planifiquen obras y el diseño de proyectos ejecutivos nada se puede hacer. Tenemos en la provincia centros de excelencia en la producción de profesionales y el país cuenta con el Instituto Nacional del Agua. No hay excusas para la falta de proyectos”.
  Acotó Joaquín que “la financiación de obras sigue siendo el problema vital por la magnitud de los montos. Ha sido grave la subejecución presupuestaria en obras hidráulicas de gobiernos socialistas, pero no alcanza el esfuerzo provincial. Macri anunció un fondo especial con recursos extraordinarios, los cuales serán bienvenidos, pero la magnitud de la inversión a hacer exige soluciones de financiación a muy largo plazo. Un mejor uso del fondo hídrico, ya existente, respetando los motivos para los que se creó, y la indispensable financiación internacional son parte de la solución del problema. Es importante que, más allá del BID o el Banco Mundial, se explore la posibilidad de fuentes chinas, país con fondos y tradición en resolver estos problemas”.


 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario