..

Marcha y estrellas para que no quede impune un crimen vial ocurrido en 2011

Padres, familiares y amigos de Florencia Rissi se movilizaron en Villa Constitución, Pujato y Funes a cuatro años del accidente que la mató cuando volvía de bailar de un boliche. 

Domingo 05 de Julio de 2015

Al cumplirse este viernes cuatro años de la muerte de Florencia Rissi, de tan solo 20 años, en un accidente de tránsito, se realizó una fuerte movida de familiares, amigos y vecinos para pedir que la tragedia, que no tiene condena, quede impune.

Es que, ante la lentitud judicial, los padres de la joven y quienes los acompañan en su movida contra estas tragedidas decidieron sumar esfuerzos para reclamar una condena por el crimen de Flor. "Nosotros hicimos todo lo posible para no llegar a esta instancia, preferimos salir a la ruta a evitar que haya más hijos muertos porque consideramos que era la mejor forma de recordarla", contó a LaCapital Marcelo Rissi, padre de la víctima. "Pero ahora decidimos también apurar los tiempos judiciales porque vemos que los defensores del asesino de mi hija están dilatando todo para que termine prescribiendo, como ha ocurrido con tantos otros casos de accidentes viales similares. Es por eso, que después de cuatro años de que la justicia no llegó a una condena, nos vimos en la necesidad de movilizarnos. En realidad la justicia siempre nos dio la razón, pero mientras nosotros estábamos haciendo acciones por la seguridad vial, el imputado interpuso pedido de probation que demoraron la causa".

Es por eso que este viernes a la tardecita se concentraron en la esquina de Santa Fe e Independencia, de Funes. Marcharon silenciosamente hasta la plaza San José donde depositaron las velas que llevaban en sus manos. Con un claro objetivo, pedir por "por la conciencia, la justicia y la condena" portaron pancartas con leyendas tales como "El alcohol al volante mata" y nombres de conocidos conductores que por manejar alcoholizados provocaron muertes y causaron daños irreversibles a otros.

Previamente, a las tres de la tarde, en Pujato, repintaron la estrella amarilla que recuerda a las víctimas de accidentes de tránsito y que fue plasmada a un año de la muerte de Florencia. También pusieron un cartel vertical con otra estrella que lleva su nombre.

Florencia murió el 3 de julio de 2011, cuando volvía de bailiar del boliche Nox y la camioneta en la que viajaba volcó. Manejaba el vehículo Fernando V. un joven también funense, a quien Rissi señalan como responsable de homicidio vial.

La causa. Aneayer, la familia y amigos se trasladaron a los Tribunales de Villa Constitución donde se encuentra la causa de Florencia y fueron recibidos por el secretario del juez que investiga las circunstancias de la muerte. Su hermana Paula, de 25 años, definió el encuentro como muy positivo ya que fueron informados de la situación y les confirmaron que habrá una audiencia el próximo 27 de julio donde comparecerán ambas partes, los demandantes y el acusado del crimen.

"La gota que derramó el vaso fue la interposición del un segundo pedido de probation", dijo Marcelo. La primera fue denegada y apelada hasta llegar a la Corte Suprema de la Nación, que también la desestimó. "Eso llevó tres años de dilaciones", dijo el papá. Los abogados de la familia propondrán al fiscal que se separen las causas para que el juicio siga por un carril y el pedido de probation vaya por otro. "Si consiguen que la causa prescriba sería peor que el caso Pira, quien tuvo que estar prófugo; porque en nuestro caso a la persona la vamos tener que seguir encontrando en la cola del supermercado comprando Fernet, como nos ha pasado, o tomando con los amigos", enfatizó el padre de la víctima.

Rissi sabe que al no haberle tomado muestras de sangre para hacerle la alcoholemia, probar que estaba con exceso de alcohol es muy difícil aunque hay muchos testigos, pero al menos espera que se aplique la condena "que en estos casos es de manual", y que consiste en tres años de condena excarcelable y retiro de carnet por un tiempo.

Por último, el papá de Flor remarcó que paradójicamente "los defensores del conductor, que por entonces tenía 26 años, son los mismos que representaron Mónica Gangemi, madre de Carla Alfaro, quien quedó postrada luego de ser atropellada por Matías Capozzuca".

Deudas. Rissi y la ONG Padres en Ruta luchan por una ley de Ley del alcohol cero. "La forma de sancionar los accidentes de tránsito por imprudencia tiene que cambiar en nuestro país y nos hemos reunidos con fiscales para avanzar en ese sentido. No existe la figura de delito vial, recién ahora se busca incorporar la figura conducción temeraria, normativa que tiene media sanción en Diputados y se aplicaría a quienes conduzcan con más de un gramo de alcohol en sangre y a los que hacen picadas", contó Marcelo. Y remató: "Las víctimas y sus familiares tienen derecho a exigir que no haya ocultamiento ni contaminación de pruebas, a la toma de alcoholuria y debería haber un protocolo para los organismos de asistencia a los siniestros".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario