..

Más cerca que nunca: Cristina inauguró la autopista a Córdoba

Con la fuerza de un discurso político que puso como eje la defensa del modelo K y se dirigió con fuerza a la juventud, la presidenta inauguró en esta ciudad, la capital nacional del trigo, la autopista que une Rosario con Córdoba.

Miércoles 22 de Diciembre de 2010

Leones, Córdoba, (enviado especial).— Con la fuerza de un discurso político que puso como eje la defensa del modelo K y se dirigió con fuerza a la juventud, la presidenta Cristina Fernández inauguró en esta ciudad, la capital nacional del trigo, la autopista que une Rosario con Córdoba. El acto, que contó con cerca de 20 mil personas, cerró con una imponente fiesta de fuegos de artificios y la actuación de Fito Páez y la Mona Jiménez.
  El encuentro contó con la presencia de más de una decena de gobernadores, intendentes y casi todo el arco político cordobés y santafesino fiel al gobierno nacional, y tuvo lugar en la intersección de la autopista con el acceso pavimentado a esta ciudad cordobesa.
  El tramo inaugurado de 44 kilómetros fue el último de un largo recorrido entre la ciudad de Leones (Córdoba) con la localidad de Tortugas (Santa Fe). Demandó una inversión de 650 millones de pesos y tuvo más de un año de demora debido a que los productores agropecuarios de Marcos Juárez solicitaron una modificación de la traza.
  Cristina recordó a su esposo, el ex presidente Néstor Kirchner, en varios párrafos de su discurso (lo llamó en todo momento “él”), como el principal impulsor de la obra. “Nadie como él quiso hacer esta obra”, dijo, para luego sellar un pacto con los jóvenes a quien llamó “el futuro de las nuevas generaciones”.
  Cristina fue recibida por representantes de organizaciones sociales y fuerzas estudiantiles, que en varios tramos de su exposición gritaron el nombre del ex presidente, quien fue el impulsor de la finalización de la autovía que une de aquí en más a la Ciudad de Buenos Aires con Córdoba sobre la traza de la ruta nacional número 9.
  “Siento que tanto esfuerzo valió la pena, siento también que el dolor que tengo hoy por no ternerlo junto a mí compartiendo esto, es recompensado de alguna forma. Ojalá que nos esté viendo desde algún lado porque se lo merece”, señaló la presidenta al recordar a Néstor Kirchner.
  Del acto participaron el ministro de Planificación, Julio De Vido; de Interior, Florencio Randazzo; de Turismo, Enrique Meyer; y el titular de Vialidad Nacional, Nelson Periotti.
  También estuvieron presentes los gobernadores de Santa Fe, Hermes Binner; de Córdoba, Juan Schiaretti; de Buenos Aires, Daniel Scioli; de Chaco, Jorge Capitanich, de San Juan, José Luis Gioja; de Santiago del Estero, Gerardo Zamora; y de Tucumán, José Alperovich, entre otros.
  En el tramo final de su discurso, la presidenta pulsó un botón que dio comienzo a un espectáculo de fuegos artificiales, a los que luego se sumó un espectáculo musical con la actuación de la Mona Giménez, por Córdoba, y Fito Páez, por Rosario.
  La presidenta dijo que con esta obra “estamos cumpliendo los sueños de una Argentina mejor, más integrada. Esto significa cumplir los sueños de tantos hombres y mujeres que construyeron esta Pampa Gringa, así como para nosotros que venimos del Sur, que soñamos un país más federal, más igualitario, más equitativo”, remarcó.
  “Esta es la patria que él soñaba, por la que se rompió el alma junto a todos nosotros”, dijo, al recordar nuevamente al ex presidente fallecido el 27 de octubre pasado.
  Y lo dijo en plena pampa gringa, enfrente de máquinas agrícolas de producción cordobesa y santafesina (casi un símbolo de la pelea contra el campo) y en una ciudad que, dos años atrás, fue epicentro de decenas de piquetes de productores agropecuarios.
  “Fue maravilloso haber comenzado de joven en política. Al ver todo lo hecho uno se da cuenta de que la lucha no fue en vano. Lo hicimos con terquedad y obstinación, y hoy sigue en pie más fuerte que nunca seguir luchando por un país más justo e igualitario”, expresó la presidenta.
  La presidenta destacó que la flamante autopista une dos polos productivos importantes, y enfatizó que además esta obra “va a cuidar la vida de miles de argentinos”. Posteriormente dijo que el año venidero inaugurará otras tantas obras también soñadas por los argentinos.
  Antes de Cristina, habló el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, quien resaltó el costo de la obra “pagada con fondos de la Nación”, y dijo que “la misma ayudó a cumplir un sueño de todos los argentinos.
  “Para Córdoba esta obra es vital, une la producción cordobesa con los puertos de Rosario y va a consolidar el turismo que da trabajo a 120 mil cordobeses”, resaltó sobre el cierre de su discurso.
  La autopista que se acaba de inaugurar y que une Rosario con Córdoba (de 365 kilómetros de extensión) tuvo en su realización una serie de interrupciones. El proyecto original, elaborado por el Consejo de Ingenieros de Rosario que contemplaba una traza cercana a la 9, como efectivamente se hizo, data de 1970. Hubo que esperar 40 años para recorrerla en su totalidad. Y fue a partir de 2003 en que la obra se reinició y continuó sin interrupciones.
  De los 400 kilómetros que tiene el tramo Rosario-Córdoba de la autopista 9; 312 kilómetros se realizaron a partir de 2004.
  En la construcción de la autovía desde la localidad de Pilar, en Córdoba, hasta Cacaraña, en Santa Fe, se llevó adelante un plan de forestación para restituir el medio ambiente con la reposición de 300 mil especies autóctonas como algarrobo blanco y negro, aguaribay y cina cina, entre otras especies.
  La ruta 9, heredera de lo que fue la conformación de la vieja traza del Camino Real al Alto Perú, en su tramo Rosario-Córdoba recorre una zona agraria inmensamente próspera, densamente poblada, y rodeada por un sinnúmero de fabricas relacionadas con las explotaciones de un sector de gran desarrollo económico, por el crecimiento de las producciones agropecuarias, y la exportación de tecnología.

Crucial para la región

El gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, dijo que la autopista Rosario-Córdoba, cuyo último tramo Leones-Tortugas dejó inaugurado ayer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner “es una obra de crucial importancia para toda la provincia y la región. Es vital para seguir con el proceso de industrialización que se dio a partir de la inauguración de la autopista Buenos Aires-Rosario”, puntualiz.
  Binner fue por supuesto uno de los participantes del acto inaugural, y acompañó a la presidenta durante su visita y su discurso. La obra que se inauguró es de vital importancia para la provincia, y él estuvo allí para festejarlo.
  Tras enumerar a las autopistas Rosario-Santa Fe, Rosario-Buenos Aires y ahora la de Rosario-Córdoba, Binner señaló que “esta realidad nos coloca en un lugar privilegiado en el país”, dijo el gobernador antes del comienzo del acto.

Un logro

El intendente Miguel Lifschitz, quien participó de la inauguración, calificó a la obra como “un logro extremadamente importante y estratégico para la región. Será un núcleo de desarrollo para las economías de ambas ciudades y la región, no hay dudas de que a partir de ahora tendrá un impacto positivo como vía de comunicación”, aseguró ayer el mandatario.
  
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS