..

Más de 500 mil fieles veneraron con devoción a la Virgen en San Nicolás

Desfilaron todo el día frente a la imagen. Fue para celebrar los 26 años desde su aparición.

Viernes 25 de Septiembre de 2009

Una multitudinaria  expresión de fe popular se vivió hoy en San Nicolás, donde más de  500 mil devotos veneraron a la Virgen del Rosario al cumplirse 26 años de su primera aparición a una vecina del lugar.

Fuentes religiosas y municipales consultadas estimaron  en “más de 750 mil” el número de fieles que pasó por el  santuario y participó de la procesión con la imagen mariana y en  la misa central presidida por el obispo local, Héctor Cardelli, aunque la cifra fue un poco menor.

Las ceremonias religiosas se realizaron en “el campito”, donde  se construye el templo pedido, según las revelaciones, por la  Virgen a Gladys Quiroga de Motta.

A las 15.03, la imagen de la Virgen con el Niño Jesús  –coronada el 25 de mayo pasado-  salió del santuario en medio de una  lluvia de pétalos de rosas, mientras una marea humana acompañaba su  paso con aplausos y agitar de pañuelos y banderines celestes, blancos  y rosados.

Tras retornar al “campito”, junto con la imagen de San Nicolás  de Bari, patrono local, el obispo local presidió allí la misa  concelebrada por el aniversario. Fue entonces, cuando la multitud  improvisó el Feliz Cumpleaños a la Virgen.

En la homilía, Cardelli exhortó a “revitalizar las células  base de nuestra sociedad con el fermento cristiano”, y alentó a  “leudar de evangelio en el matrimonio y la familia, que son el  patrimonio de la humanidad y que constituyen el tesoro más importante de  nuestro pueblo”.

El prelado también advirtió sobre “la corrupción que avanza  impune y como si fuera un maremoto que nos inunda con su avasallante  permisividad”, afectando sobre todo a niños y niñas que “son  víctimas de la prostitución, pornografía y violencia o del trabajo  infantil, de las mujeres maltratadas, víctimas de la exclusión y del  tráfico para la explotación sexual, exclusión por el analfabetismo  tecnológico”.

También aludió a “las personas que viven en la calle y los  campesinos que se quedan sin la tierra”.  “Esta es la mayor pobreza de nuestro tiempo, pues no reconoce  la presencia del misterio de Dios y de su amor en la vida del  hombre”, dijo.

La Ciudad de María –como se la conoce popularmente- se vio  desbordada por promesantes que colmaron desde ayer los hoteles  aledaños al templo o se ubicaron en las casas de los nicoleños, que  abrieron sus puertas para recibir a los peregrinos.

Marta llegó desde el Comodoro Rivadavia y no podía ocultar las  lágrimas de emoción al tocar, después de varias horas de espera,  el vidrio que protege a esta Virgen que, según reza la leyenda al  ingresar al templo, es “la coraza del pueblo”.

La Virgen me cambio la vida”, relató María del Carmen, oriunda  de la localidad bonaerense a Rojas, al contar uno de los tantos  milagros que se le atribuyen a María del Rosario de San Nicolás.

La ciudad, distante a unos 240 kilómetros de la capital,  también se vio invadida por numerosos vendedores ambulantes que  aprovecharon la movida mariana para hacerse el día, en una suerte de  comercio pagano y religioso.

Según estudiosos del Vaticano, la Virgen se habría manifestado  por primera vez aquí el 25 de setiembre de 1983, ante Gladys  Quiroga de Motta, hoy de 73 años.
Se trata de una mujer de condición humilde, que sigue viviendo  en esa misma casa, a 50 metros del lugar donde hoy se encuentra  el Santuario.

“Haced valer mis derechos”, le habría manifestado la Virgen a  la mujer y a partir de ese momento se produjeron numerosos  mensajes y contactos, según ese testimonio. Si bien la postura de la  Iglesia Católica y del Obispado local ha sido de cautela respecto del  denominado “Milagro de San Nicolás”, este ha despertado una  inmensa devoción que incluso es vista con agrado por la alta jerarquía  eclesiástica. (Dyn)

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario