..

"Los que nos roban son de Rosario", aseguró Mónica Tomei, la intendenta de Funes

Desató ayer la polémica al afirmar que los robos en esa localidad son perpetrados por delincuentes de Rosario que traspasan la frontera y tienen a Funes como territorio de sus fechorías.

Sábado 10 de Noviembre de 2012

Funes.— La intendenta de esta ciudad, Mónica Tomei, desató ayer la polémica al afirmar que los robos en esa localidad son perpetrados por delincuentes de Rosario que traspasan la frontera y tienen a Funes como territorio de sus fechorías. No obstante, la mandataria intentó suavizar sus dichos y aclaró: "Lo que digo es que los delincuentes provienen de la ciudad de Rosario, no que los rosarinos son delincuentes".

Las declaraciones de Tomei se dieron tras el escruche que sufrió una vecina de Funes en el barrio Kentucky, donde su casa fue desvalijada cuando la dueña se encontraba de viaje. La intendenta hizo un raíd radial por algunas emisoras de Rosario, donde hizo lo que llamó "una interpretación social" acerca de las causas del incremento del delito.

"Para entrar a estos barrios, hay que presentar documentos, patente del vehículo. En algunos casos puntuales puede ser un problema del mismo barrio, pueden ser internas del personal de seguridad o problemas familiares, igual tampoco se puede escapar al marco de inseguridad general", reflexionó en una charla con el programa "La que se viene", de LT8, para explicar por qué incrementaron los controles en los ingresos a la vecina localidad.

Pero a renglón seguido, afirmó sin medias tintas: "Los delincuentes que están cometiendo los robos y escruches en Funes provienen en su mayoría de la ciudad de Rosario. Digo esto porque estamos haciendo permanentemente operativos con la policía y nuestra central de operaciones, y detectamos que los detenidos de esos asaltos son de esa ciudad".

Después aclaró que no se refiere a la totalidad de la población de Rosario. "Estoy diciendo que los delincuentes provienen de la ciudad de Rosario, no que los rosarinos son delincuentes; no me tergiversen", pidió. Y señaló que el problema es metropolitano: "Estamos ante una problemática social por la falta de trabajo, de contención, porque los chicos no saben qué hacer de sus vidas".

Por último, la mandataria negó estar desligándose del problema, e insistió con que se están "incrementando los controles en el ingreso a la ciudad, tratando de proteger al vecino. Lo que estamos haciendo, junto con el Comando Radioeléctrico, la policía y la provincia, es controlar más para evitar el delito. Lo que estoy haciendo es proteger a mi ciudad", concluyó.

Las declaraciones de Tomei desataron una fuerte polémica entre los lectores de lacapital.com.ar, algunas irreproducibles, donde rosarinos y funenses se intercambiaron acusaciones, sin contar las que se llevaron los políticos. Otros prefirieron poner énfasis en que el desprecio mútuo no lleva a ninguna parte.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario