..

Los incendios de pastizales no paran y ayer le tocó a la zona de Arteaga

Arteaga.— Los incendios de pastizales en el sur santafesino no paran, y ponen en peligro cada vez más a las poblaciones. A los focos generados el sábado en la zona de Firmat y a los que azotaron al área de Melincué el domingo y el lunes se sumó ayer uno nuevo en esta localidad y puso en riego a un acopio de cereal ubicado en el accedo...

Miércoles 03 de Septiembre de 2008

Arteaga.— Los incendios de pastizales en el sur santafesino no paran, y ponen en peligro cada vez más a las poblaciones. A los focos generados el sábado en la zona de Firmat y a los que azotaron al área de Melincué el domingo y el lunes se sumó ayer uno nuevo en esta localidad y puso en riego a un acopio de cereal ubicado en el accedo al radio urbano por ruta provincial 92.

   El siniestro comenzó poco después del mediodía y recién fue sofocado cerca de las 16, con lo que se evitó que el fuego alcanzara a la planta de almacenamiento de granos que Agricultores Federados Argentinos (AFA) tiene en Arteaga.

  El incendio se inició en la zona de banquinas de la ruta 92 y se extendió, a causa del viento, unos tres kilómetros en dirección hacia el ingreso al pueblo. Además de quemar pastizales afectó postes y alambrados, según indicó el titular de la comisaría de Arteaga, Sergio Figueroa.

  Siniestros similares se vienen registrando en el sur santafesino desde hace algunas semanas a raíz de la sequía, aunque no se descarta que muchos sean intencionales, razón por la cual los bomberos sugieren extremar las medidas preventivas para evitar nuevos focos en la zona. El último sábado un incendio de proporciones afectó unas 2.500 hectáreas en la zona de Chovet y anteayer se produjo un episodio parecido en Melincué y Carreras.

 

Bomberos al tope. En Arteaga intervinieron dotaciones de bomberos de San José de la Esquina y Cruz Alta, aunque fue necesario el apoyo de la comuna y productores de la localidad para controlar el incendio. "Tuvieron que hacer un contrafuego con arados aportados por el gobierno local y agricultores a fin de evitar que las llamas sigan propagándose y comprometan la planta de cereal de AFA", explicó Figueroa.

  La intensidad de las llamas y la densa humareda obligó la interrupción del tránsito en la ruta 92 tanto en jurisdicción de Arteaga como en la vecina localidad de San José de la Esquina. "Además del agua de las autobombas se utilizó un tanque de la comuna y cisternas particulares", apuntó el comisario para luego asegurar que "en sólo quince minutos el fuego recorrió tres kilómetros de banquinas y llegó al ingreso al pueblo donde recién se logró controlarlo". Aún se ignora si por el caso se dará intervención a la Justicia, como ya ocurrió en otros incendios de la región cuyas causas están siendo investigadas.

  Cerca de las 16 el tráfico fue liberado y los bomberos de San José de la Esquina regresaron a su localidad y tuvieron que partir de nuevo para atender otro foco de incendio en Los Nogales, aunque de menor magnitud.

   Los bomberos de esa localidad como del resto de la región incrementaron notablemente su trabajo en los últimos meses a causa de los recurrentes incendios de pastizales en áreas rurales. Referentes de cuarteles bomboriles del sur provincial reconocieron a La Capital que "la situación se está tornando cada vez más compleja y el desgaste del personal es muy grande".

  A esto se suma el incremento de las erogaciones que deben hacer las asociaciones de bomberos para garantizar la atención de los servicios de emergencias, lo que pone en peligro la estabilidad financiera de algunas instituciones. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario