..

Lo matan con un disparo hecho desde una comisaría de Puerto San Martín

El joven era de Aldao y fue víctima de una bala antitumulto. Desde la Fiscalía de Violencia Institucional imputarían de homicidio a un policía. El agente está detenido y hoy es la audiencia.

Martes 08 de Septiembre de 2015

Un joven murió como consecuencia de un disparo efectuado desde la comisaría de Puerto San Martín el domingo a la noche, cerca de las 20. Roberto Arrieta, de 22 años y oriundo de la localidad de Aldao, había sido llevado a esa dependencia por averiguación de antecedentes, luego de ser perseguido tras un choque con un móvil policial y haber intentado escapar de un operativo de tránsito.

Arrieta, después de eludir el control vehicular en San Lorenzo y ya en la comisaría, llamó a su hermano para avisarle que estaba allí. Este y sus amigos se llegaron a la repartición policial y supuestamente la emprendieron contra las instalaciones, desde donde se produjo el disparo fatal. Por el caso está detenido un policía, quien hoy sería imputado de homicidio.

La fiscal Karina Bartocci, quien está a cargo de la Fiscalía de Violencia Institucional, confirmó que Arrieta murió como consecuencia de un disparo efectuado desde la comisaría de Puerto San Martín. Hoy, a las 12, se efectuará la audiencia imputativa en los Tribunales de San Lorenzo.

Minutos previos a la muerte. El domingo a la tarde, Arrieta, de 22 años cumplidos ese día, iba en una moto con una chica: Romina G. —la cual sería su novia— por la ciudad de San Lorenzo, tras haberse reunido al mediodía en Aldao junto a parientes y amigos. Algunas versiones apuntan que su intención era pasear por la ciudad histórica y otras que llegó en busca de alimentos para seguir con los festejos. Al parecer, el joven fallecido al llegar a unos 100 metros de un operativo de tránsito, en el cruce de Oroño y San Martín, cerca de las 17, eludió el control. Entonces la policía lo persiguió y, en Córdoba y San Martín, en el ingreso a Puerto San Martín, un policía tocó a la moto y provocó que el joven cayera. Tras ser atendido por lesiones menores por una ambulancia fue llevado a la comisaría de Puerto en averiguación de antecedentes.

Luego de un llamado de Arrieta, los familiares y amigos —que estaban festejando el cumpleaños en Aldao— se dirigieron a la seccional a reclamar su liberación. Cabe aclarar que Aldao se encuentra a unos ocho kilómetros de esta ciudad. Según lo que trascendió, en la seccional se produjo una batahola y apedrearon un móvil y había unas 20 personas protestando. Tras unos momentos de tensión, la policía disparó al aire balas de goma y en esas circunstancias el joven fue liberado y un policía le habría disparado un balazo antitumulto en el pecho.

“Las primeras pericias, que se realizaron sobre el arma y el cuerpo, prácticamente confirman que murió por una bala antitumulto”, expresó la funcionaria judicial. También admitió que está reuniendo la mayor cantidad de elementos probatorios para determinar lo sucedido minutos antes del fatal desenlace.

“Los momentos previos están aún en investigación, aunque se cuenta con varios elementos que serán fundamentales para despejar cualquier duda. El porqué y qué pasó aún lo estamos viendo, hay cámaras de videovigilancia pedidas y material filmado por familiares y amigos, pero estamos esperando que nos lo sea remitido”, precisó Bartocci.

Asimismo indicó que el tiro fatal fue efectuado “a corta distancia”, aunque no pudo determinar si fue accidental o intencional.

Personal de Tránsito del municipio sanlorencino, acompañado de varios uniformados, habían dispuesto el domingo operativos de control vehicular, algo que regularmente se lleva a cabo. El joven eludió el mismo y por ello fue perseguido por la policía, que a su vez alertó a sus pares de Puerto, sitio hacia donde el evadido se dirigía y luego fue interceptado.

Otro accidente. Arrieta, al ser  llevado a la comisaría, se comunicó telefónicamente con un hermano, a quien le contó todo lo sucedido y le pidió —asustado por la situación— que fuera a rescatarlo. Sin dudarlo, su hermano emprendió viaje hacia la comisaría en un Renault Megane, protagonizando un choque con una moto en su urgencia en llegar.

Cuando éste arriba, su hermano Roberto Arrieta ya había sido liberado y estaba en compañía de varios amigos, y entre todos habrían comenzado a reclamarle a la policía un exceso de violencia. Por ello un móvil resultó apedreado y un efectivo del Grupo de Operaciones Complejas decidió dispersar a los manifestantes con disparos de un arma antitumultos —balas de goma—. Un proyectil, a muy corta distancia, se alojó en el pecho de Arrieta, causándole la lesión de la que no pudo recuperarse.

Esta versión extraoficial de los hechos, ahora la Fiscalía y Asuntos Internos de la policía están abocados a investigar y determinar las responsabilidades que les cabe a los uniformados que participaron tanto del operativo, que acabó con la detención del joven y su posterior traslado a sede policial, como del personal que protagonizó el disparo con munición antitumulto.

El secretario de Control de las Fuerzas de Seguridad, Ignacio Del Vechio, dijo que se trata de un hecho “muy grave” y detalló que la detención se originó cuando “el joven se fugó en su moto de un operativo de control de tránsito”.

La fiscal detalló que cuando “un familiar va a reclamar por su hermano, a preguntar porque estaba detenido, en ese momento se acerca más gente a sumarse al pedido. Ahí uno de los policías realiza un disparo que como resultado ocasiona la muerte de Arrieta”.

Respecto del choque, dijo que existen versiones y testimoniales. “Sabemos que hay filmaciones con los teléfonos de gente que estaba presente, la Fiscalía está recavando información”, confió, y  dijo que la muerte de Arrieta ocurrió entre las 19.30 y 20 en Puerto.

Marcha. Militantes de diferentes agrupaciones sociales acompañarán hoy la audiencia imputativa y organizan una marcha para el miércoles hacia la comisaría 5ª de Puerto San Martín, de calle Alem.

Asimismo representantes de diferentes organizaciones de derechos humanos del cordón industrial se presentaron ayer en la Fiscalía Regional San Lorenzo, en la esquina de bulevar Sargento Cabral y San Luis, y fueron acompañados por el legislador provincial, Eduardo Toniolli.

Soledad Chiodín, del Espacio por la Verdad, la Memoria y la Justicia, señaló que “se acompañará la audiencia imputativa contra el policía que disparó”, la que se realizará hoy, a las 12 en los Tribunales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS