..

Lifschitz solicitó una audiencia a Macri y hoy Michetti llega a Santa Fe

El gobernador declaró la “zona de emergencia y desastre” en 18 de los 19 departamentos. La vicepresidenta arribaría al territorio santafesino en la primeras horas de la tarde.

Jueves 21 de Abril de 2016

El gobernador, Miguel Lifschitz, solicitó una entrevista al presidente de la Nación, Mauricio Macri, para reclamar una "rápida y efectiva" asistencia del Estado nacional que le permita a Santa Fe afrontar los devastadores efectos de la emergencia hídrica en el 95 por ciento del territorio de la bota.

En ese contexto anoche trascendió que en la fecha vendrá a la provincia la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, aunque no estaba confirmado, al menos para la altísima fuente de la Casa Gris que anunció la visita a LaCapital, cuál será la agenda de la vicemandataria, que arribaría a la provincia en las primeras horas de la tarde.

Lifschitz se calzó ante la emergencia no sólo el traje de titular del sillón del Brigadier. Hizo valer también su condición de presidente de la Región Centro (que la provincia de Santa Fe integra junto a Córdoba y Entre Ríos) para llevar los reclamos hasta Balcarce 50, luego de declarar ayer a 18 de los 19 departamentos de la provincia en "zona de emergencia y desastre". Sólo quedó exceptuado de la medida el norteño departamento 9 de Julio.

Con legisladores. La noche del martes el jefe de la Casa Gris recibió a senadores y diputados oficialistas y de la oposición, algunos de los cuales propusieron "marchar" a la Casa Rosada, pero Lifschitz les comunicó que ya había acordado con sus pares entrerriano, Gustavo Bordet, y de Córdoba, Juan Manuel Schiaretti, solicitar formalmente en su condición de titular de la Región Centro una audiencia para formular los reclamos pertinentes en forma personal al presidente Macri.

Los tres gobernadores ya acordaron reclamar al gobierno nacional préstamos blandos para asistir a los productores damnificados por la emergencia.

Reunión interprovincial. Para coordinar acciones comunes se reunirán hoy en Santa Fe los ministros de Infraestructura y de la Producción de los tres Estados provinciales.

"Queremos lograr el acompañamiento y el apoyo del gobierno nacional y transmitirle la preocupación y la gravedad de la situación por la escala que ha tomado el fenómeno en todo el territorio provincial", adelantó Lifschitz a los parlamentarios provinciales que recibió en el Salón Blanco.

 

Siete millones de hectáreas. Según el primer mandatario provincial "nadie recuerda un fenómeno de estas características en las últimas décadas, tan intenso y en todo el territorio", sostuvo al ratificar que su administración decretó "zona de emergencia y desastre" a 18 de los 19 departamentos de la provincia. Esto va a tener un impacto realmente enorme sobre toda la realidad económica provincial. Están afectadas siete millones de hectáreas y el 80 por ciento de los tambos están bajo agua. Esto va a tener un efecto muy duro sobre la producción y las economías regionales", fue la cruda descripción que hizo ayer Lifschitz.

A modo de adelanto de la Rosada, el ministro de Defensa de la Nación, Julio Martínez, sobrevoló ayer zonas inundadas y se reunió en Santo Tomé con el intendente de la capital santafesina José Corral y con la intendenta local, Daniela Questa.

Más lluvia. A contrapelo de los pronósticos meteorológicos, el clima no se apiadó en la víspera con los habitantes de la capital santafesina y la zona, donde al caer la noche comenzó a llover nuevamente, después de una tregua de apenas 24 horas, y luego de tres semanas ininterrumpidas de lluvias, que superaron los 300 milímetros.

Las precipitaciones continuaron siendo intensas en vastas regiones del centro y norte de la provincia, entre ellas las que rodean a las ciudades de Laguna Paiva y San Justo.

Un productor de la localidad de Videla, cercana a la cabecera de este último departamento narró que las lluvias "anegaron todos los campos de la zona, aquí solamente se ve agua, ya no hay caminos ni campos sin cubrir por el agua".

En el departamento San Cristóbal, según describió su representante en la Cámara alta, Felipe Michlig, se vive un cuadro de "situación muy preocupante desde lo social y caótica desde lo productivo".

En la reunión con el gobernador en la Casa Gris junto a sus colegas del Parlamento santafesino el legislador radical afirmó que "esto no se soluciona con presupuestos de la provincia y menos con los municipales o comunales, por eso acompañamos al gobernador Lifschitz y al vicegobernador, Carlos Fascendini, y el resto del gabinete que trabajan para que la Nación asista a Santa Fe".

Las pérdidas en el sector agropecuario se valúan en no menos de 200 millones de pesos, mientras que la lechería, que según describió Lifschitz está en "colapso", pierde unos 15 millones diarios por los efectos de la emergencia. También se estima que en los territorios de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires se perderán unos seis millones de toneladas de soja.

Corte en la autopista

Anoche continuaba siendo desviado el tránsito desde la autopista Rosario-Santa Fe hacia la ruta nacional 11, en la mano norte-sur. El corte por el desborde del agua es sobre la calzada a la altura del arroyo Colastiné, entre las localidades de Coronda y Arocena.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario