..

La tragedia de Monticas generó congoja y bronca en los vecinos de Casilda

Así se vivió la jornada en la cabecera del departamento Caseros, donde sus habitantes reclamaron que caduque el servicio de la empresa.

Sábado 25 de Febrero de 2017

El trágico choque entre dos colectivos sobre la ruta nacional Nº 33 no solo generó conmoción y congoja en la región sino que hizo recrudecer con virulencia las críticas en torno al "deficitario" servicio público de transporte interurbano de pasajeros y de las que dio cuenta reiteradamente La Capital. Al trascender el episodio que se sumó a otros donde también se vieron involucrados colectivos de la empresa Monticas, aunque con consecuencias de menor magnitud, varios vecinos preocupados se acercaron a la terminal de ómnibus de Casilda en busca de información.
Es que una de las unidades que protagonizó el brutal siniestro partió a media mañana desde la estación casildense con rumbo a Rosario y al conocerse públicamente la luctuosa noticia las consultas no tardaron en focalizarse en la boca local de atención al público de la firma Monticas. "Lo único que puedo confirmar es que el colectivo salió de aquí a las 10 y que viajaban muchos pasajeros pero no tengo más que esa información para brindar", respondió ante la inquietud del cronista la trabajadora que estaba cumpliendo funciones en el local de venta de boletos.
En el coche que prestaba servicio en el referido tramo con paradas intermedias no solo viajaban usuarios de Casilda sino de localidades cercanas cuyos vecinos también vivieron la desesperación por conocer si entre las víctimas había familiares o allegados. Y para peor tampoco había registro de la nomina de pasajeros ya que al no tratarse de un servicio nacional sino interurbano dentro de jurisdicción santafesina, la empresa no está obligada a tomar el nombre y el documento de identidad de las personas que viajan.
El clima de angustia y preocupación podía respirarse en medio de la incertidumbre que recién comenzó a despejarse con el correr de las horas para finalmente dejar al descubierto el saldo de la tremenda tragedia que enluta a la provincia.

"Teníamos la sensación de que en algún momento esto sucedería porque no se hizo nada ante los reclamos"
En Casilda el impacto que provocó el suceso también movilizó al intendente, Juan José Sarasola, quien se puso a disposición de familiares de los pasajeros e incluso viajó a Rosario para acompañar en la búsqueda de tres mujeres cuyo paradero se desconocía. "Es una situación muy angustiante y difícil de sobrellevar", dijo compungido hasta las lágrimas el mandatario local mientras se encontraba a la espera de información en el Instituto Médico Legal de Rosario.
La tristeza colectiva se mezcló con un fuerte malestar social que se canalizó anoche a través de una protesta de vecinos autoconvocados que tuvo como escenario la estación de ómnibus (ver aparte). Todos teníamos la sensación de que en algún momento esto sucedería porque no se hizo nada ante la catarata de reclamos por el mal estado de los colectivos", coincidieron en señalar usuarios. Similares opiniones se reprodujeron en las redes sociales para visibilizar la bronca contenida que explotó ante la desgracia consumada y la sensación que lo acontecido "era evitable".
Y esa presunción se fortaleció al tomar estado público la versión de que el accidente, cuyas causas aún no fueron establecidas, se habría producido tras reventarse la cubierta de uno de los colectivos que al perder el control se cruzó de carril para chocar de frente contra el otro ómnibus que circulaba en sentido inverso, aunque también circuló la versión de que podría atribuirse a una falla humana.
"Siento alivio por mi hijo, pero estoy muy dolido porque la masacre era terrible. No se puede explicar. Creo que era algo evitable", dijo Luis Pautasso. Su hijo Jason, quien juega al fútbol en la primera división del Club Unión Casildense, viajaba en el Monticas a Rosario y sufrió lesiones. También iba un amigo suyo que juega al fútbol y estudia kinesiología con él, Nicolás Ruggeri, quien antes de ser rescatado, publicó la imagen de su rostro lesionado en su perfil de Facebook. "Tuve que correrlo una cuadra porque casi lo pierdo", recordó el joven que al momento del accidente estaba durmiendo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario