..

La tasa de mortalidad villense supera ampliamente a la media provincial

Villa Constitución. — En su informe anual sobre el estado de situación ambiental, el Centro Ecologista Renacer (CER) asegura que la tasa de mortalidad en esta ciudad supera en más de un 25 por ciento a la media registrada en la provincia de Santa Fe, que a su vez es mayor que el promedio nacional de muertes.

Miércoles 23 de Enero de 2008

Villa Constitución. — En su informe anual sobre el estado de situación ambiental, el Centro Ecologista Renacer (CER) asegura que la tasa de mortalidad en esta ciudad supera en más de un 25 por ciento a la media registrada en la provincia de Santa Fe, que a su vez es mayor que el promedio nacional de muertes.
  Si bien el estudio no avanza sobre las causas específicas de este “preocupante” índice, en su contenido general los ambientalistas alertan sobre los principales factores de contaminación y generadores de riesgos para la salud física que actualmente existen en Villa Constitución y su zona de influencia.
En los últimos 5 años. Basados en datos poblacionales y otros del Registro Civil, el CER revela que “la tasa de mortalidad de la ciudad parece haber sufrido un significativo incremento en los últimos cinco años, lo que parecería dar pie a los temores de la población”.
  En el 2005, la tasa de mortalidad nacional registró un índice de 7,70 por mil. En el mismo período, ese guarismo fue de 8,51 por mil en la provincia de Santa Fe, y de 10,74 cada mil habitantes en la ciudad de Villa Constitución.
  “Los datos del 2006 arrojan para esta ciudad una media de 10,46 cada mil habitantes, mientras que los datos preliminares de 2007 indican que la tasa se mantiene en esos niveles”, según expresa el informe.
  Para los ambientalistas, “la situación del departamento Constitución, y sobre todo de su ciudad cabecera, con valores un 25 por ciento superiores a la media santafesina, hace suponer la existencia de una situación de riesgo potencial, la cual es necesario investigar con sumo cuidado”.
  El estado de situación ambiental también revela los resultados de un estudio realizado por personal del Centro Integrador Comunitario y del hospital local, en el marco de un posgrado en salud social y comunitaria.
Incidencia. Este estudio permitió observar “un alto grado de incidencia de enfermedades respiratorias (entre 20 y 25%) y dermatológicas (18%) en la población circundante al predio de disposición final de los residuos urbanos y de la ex planta de impregnación de durmientes”. En esos lugares también se habrían detectado índices más elevados de lo normal en afectados de diabetes.
  Aunque no hay datos o estadísticas determinantes “sin embargo se ha instalado en la población la sensación de estar en una zona de alta incidencia de cáncer y otras enfermedades no contagiosas de elevada morbilidad”, dice el informe.
  Si bien el estudio no los vincula en forma directa con el alarmante índice de muertes, muestra un extenso detalle de las situaciones irregulares de contaminación ambiental y riesgo para la salud que aguardan respuestas oficiales por parte de los habitantes de esta ciudad.
Peligros. Así, los ambientalistas alertan sobre los peligros que generan la falta de espacios verdes, el incorrecto tratamiento de los residuos sólidos urbanos, las fumigaciones rurales, la mala calidad del agua potable, las contaminaciones del aire y el suelo, el espectro radioeléctrico y el cambio climático.
  En el capítulo dedicado a contaminación industrial, el informe hace mención a los peligrosos elementos que usa la empresa Acindar en la fabricación de una nueva gama de aceros, tales como cromo, azufre, manganeso, molibdeno y fósforo.
  “No hay datos sobre mediciones de efluentes de la planta local de Acindar”, indican los medioambientalistas, al tiempo que denuncian que la situación en la autopartista Paraná Metal “es más precaria aún, donde las emanaciones de esta fundición producen lluvia ácida”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario