..

La semana próxima instalarán un puente móvil sobre el arroyo San Lorenzo

Ayer temprano se desmoronó el paso que estaba sobre la avenida San Martín. No hubo heridos porque la zona estaba vallada. Fue uno de los daños más contundentes producidos tras el temporal

Miércoles 31 de Octubre de 2012

Cordón.— El gobierno de Antonio Bonfatti confirmó que la semana próxima, tal vez el lunes, Vialidad Provincial comenzará a trabajar para la instalación de un puente móvil sobre el arroyo San Lorenzo. El puente urbano que conectaba a las ciudades de San Lorenzo y Puerto San Martín se desplomó ayer por la terrible presión que ejerció la correntada.

El colapso se produjo a las 7.30 de la mañana de ayer. Un ruido ensordecedor paralizó a los vecinos de la zona del puente de avenida San Martín. Lo que todos temían finalmente pasó: la estructura, socavada por la creciente del arroyo San Lorenzo, cedió y el puente se desmoronó. Los municipios de ambos lados del puente ya tenían vallada la zona por lo que no hubo que lamentar víctimas, aunque algunos —antes del derrumbe— seguían cruzando a pie o en bicicleta. La situación será resuelta provisoriamente con un puente móvil que Vialidad provincial prometió enviar para este lunes.

Lo cierto es que la loza del lado de Puerto San Martín, no resistió y cayó. Ello no sorprendió a los funcionarios ya que el primer estudio realizado a la estructura luego de que fuera tapada por las aguas a raíz del temporal de la semana pasada, recomendaba la construcción de un puente nuevo. Precisamente esa cabecera ya había sido reparada en 2002 cuando otra crecida del arroyo socavó los pilotes y durante mucho tiempo un puente Bailey aportado por el ejército ayudó a la circulación.

Tras el derrumbe, rápidamente llegaron al lugar funcionarios municipales de San Lorenzo y Puerto San Martín que recientemente constituyeron un comité de crisis vial, encabezados por los intendentes de ambas ciudades, Leonardo Raimundo y Carlos De Grandis.

"No nos sorprende lo que pasó ya que la primera evaluación que teníamos y que tratamos en el comité de crisis hablaba de la necesidad de hacer un puente nuevo. Seguimos adelante con todo lo planteado y las gestiones que vamos a hacer buscando la solución de fondo y también en el mediano plazo, con la colocación de un puente móvil que ya me lo confirmó telefónicamente el gobernador Antonio Bonfatti. El lunes Vialidad provincial hará el envío para instalarlo en el lugar", anunció a LaCapital el mandatario sanlorencino.

Asimismo, Raimundo remarcó que "puentes a disposición hay, tanto en la provincia como en el Ejército, el problema que estamos estudiando es el lugar dónde montarlo, dado sus dimensiones", y aclaró: "Nos vamos a ocupar con el Comité".

Acceso a la autopista. Dante Gómez, secretario de Gobierno de Puerto, confirmó a este diario que "en una reunión con integrantes del Comité de Crisis Vial, funcionarios provinciales y la concesionaria se resolvió habilitar una salida transitoria desde Puerto hacia la autopista por la ruta provincial 18-S". En el transcurso de la tarde de ayer, se habilitó ese acceso. Es la vieja chicana de Aldao, cuando esa zona era parte del circuito semipermanente del TC.

En horas del mediodía de ayer se había resuelto el tema en una reunión que se llevó a cabo casi sobre la misma ruta y de la que participaron el secretario de Servicios Públicos de la provincia, Alejandro Boggiano; el subsecretario de Transporte de la provincia, Gustavo Peirano; el subsecretario de Seguridad Comunitaria, Osvaldo Laffatigue; el director provincial del Organo de Control Autopista, José Zamparo, junto con el jefe de obra de Arssa, Oscar Sevlever, funcionarios municipales, comunales y de las fuerzas de seguridad.

Específicamente se acordó y se comenzó a trabajar en una salida para el tránsito liviano por la cual todo vehículo que acceda deberá dirigirse hacia el peaje de Aldao y desde allí continuar hacia el norte o rotar tomando la dirección norte-sur hacia Rosario en zona de la estación anterior a las cabinas propiamente dichas.

Según se informó, ya se trabaja aceleradamente en el acondicionamiento del correspondiente camino reconstruyendo alcantarillas, restituyendo caños de desagüe, colocando material de frezado para posterior asfaltado, como en la colocación de columnas de alumbrado y reflectores. Las tareas se llevan a cabo con aportes del gobierno de Puerto San Martín y Arssa.

Hay que recordar que el puente sobre la ruta 11 es quizás el menos perjudicado ya que las primeras evaluaciones indican que, una vez que baje el agua, su reparación demandaría unos 15 días.

Comité de crisis vial. Antes de la caída del puente y dada la preocupante situación, Puerto San Martín y San Lorenzo conformaron días atrás un comité de crisis vial para ocuparse de la situación. Además de las gestiones para la construcción de un nuevo puente sobre avenida San Martín y la reparación del que cruza por la ruta 11 y que continúa cortado, se resolvió declarar la emergencia vial en ambas localidades.

En cuanto a las gestiones para soluciones alternativas se enviaron notas a distintos organismos para solicitar el puente móvil prometido para el lunes y pasarelas peatonales, mientras tanto se reforzarán los operativos en las dos únicas conexiones habilitadas entre ambas ciudades: el puente Homero Manzi, y el que une calle Díaz Vélez de San Lorenzo con calle Reconquista de Puerto San Martín, dos construcciones menores que pueden ser utilizadas por un solo vehículo por vez, y que no soportan tránsito pesado por lo que tampoco pueden ser usados por el servicio de pasajeros.

También se pidió a la Unidad Regional XVII, que participó de la primera reunión del comité el refuerzo del personal policial en ambos puentes para evitar situaciones de inseguridad.

Testigo. Stella López vive en San Lorenzo y en una vivienda que está pegada al arroyo y que ha sufrido en varias oportunidades las consecuencias de las inundaciones. Mientras ayer miraba con preocupación cómo el agua llegaba casi hasta el patio de la vivienda y sus amigas le sugerían que vuelva autoevacuarse como hace 7 días, recordó el momento en que le tocó ser testigo de la caída del puente.

"Yo estaba levantada porque a esa hora llevé los chicos a la escuela y de golpe se escuchó un ruido tremendo, parecía una explosión, era muy fuerte para ser un choque. Vi cómo se caía el puente, el agua subió más y nos asustamos mucho". En ese momento "tres muchachos que iban a trabajar y venían de Puerto recién terminaban de cruzar, otro quedó del otro lado porque se enredó con unos alambrados al pasar por las vallas y se demoró. Esos chicos nacieron de nuevo", reflexionó la mujer.

"Todos sabíamos que se iba a caer pero la gente cuando podía seguía pasando igual. Yo sabía que esto iba a pasar, porque se veía que el puente estaba roto", concluyó Stella.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS