la_region

Ya sin alerta, se trabaja sobre los efectos del temporal

Se confirmó el saldo de dos víctimas fatales y se conocieron nuevos accidentes e incendios en campos de varias localidades.

Viernes 17 de Noviembre de 2017

Un día después de que se desatara la denominada "tempestad de polvo" que generó numerosos accidentes, algunos de ellos fatales, en las rutas de la provincia, cesó ayer el alerta meteorológico que rigió durante toda la jornada del miércoles, en el que los fuertes vientos generaron nubes de tierra en buena parte del sur de la provincia de Santa Fe.
   Así lo confirmó el secretario provincial de Protección Civil, Marcos Escajadillo, en medio de una jornada donde todavía debieron atenderse las consecuencias del inusual fenómeno, sobre todo en lo relativo a daños materiales y restablecimiento de los servicios.
   El funcionario, no obstante el cese de la alerta, consideró que además del trágico saldo de dos víctimas fatales y numerosos heridos, surgido de diversos accidentes viales, no se puede aún hacer un balance pormenorizado de todos los daños materiales que causó el temporal.
   La tormenta además sumó intensos vendavales, lluvias y granizo en una amplia zona de la región central del país, afectando el sur de Córdoba, parte del este de San Luis y el norte de la provincia de Buenos Aires.
Nula visibilidad
Caída de árboles y de señalización vial, cortes en el tendido de energía eléctrica e incendio de sembradíos, fueron algunos de los daños en los municipios y comunas afectadas, además de numerosos accidentes automovilísticos ocurridos en su mayoría en las rutas que confluyen a Rosario, a partir de la nula visibilidad que provocó el polvillo suspendido en el aire.
   El saldo más grave lo representan las dos víctimas fatales, una de ellas en un siniestro vial ocurrido en la autopista Rosario-Córdoba, a la altura de la localidad de Correa, y otro en la ruta nacional 34, en jurisdicción de Luis Palacios, este producto de un choque entre tres camiones.
   El área de la tormenta del miércoles se extendió hasta la zona de Rafaela. La "Perla del Oeste" fue atravesada ese día por ráfagas de viento de hasta 67 kilómetros por hora que provocaron caídas de ramas y árboles pequeños, corte de cables y voladuras de carteles.
   Entre los accidentes, uno de los más graves, ocurrido en la ruta 26 en inmediaciones de Fuentes, en el departamento San Lorenzo, fue protagonizado por un ómnibus del transporte interurbano de pasajeros, dos camiones y tres automóviles. En el hecho hubo varios lesionados y el más grave resultó el conductor del colectivo de la empresa El Puma, a quien se le debió amputar su pierna derecha en el sanatorio Primordial, de Casilda.
Campos 
La alta temperatura y los vientos causaron el polvillo que cubrió la región, pero las ráfagas avivaron además focos de basurales y provocaron chispazos y caídas del cableado que contribuyeron al incendio de pastizales y cultivos que se registraron en zonas como San Genaro, Casalegno, Centeno, San Jorge, Serodino y Oliveros, hechos similares se registraron más al sur, en jurisdicción de Teodelina, Santa Isabel y Villa Cañás.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario