La Región

Villa G. Gálvez quiere rescatar al club Olímpico del remate

El edificio, declarado patrimonio de la ciudad, tiene fecha de subasta. Un juicio laboral perdido pone a la entidad al borde de la ejecución

Viernes 24 de Septiembre de 2021

El Olímpico Football Club de Villa Gobernador Gálvez, considerado una Meca del boxeo, acaba de cumplir 79 años pero no está para celebraciones. Como un regalo de mal gusto, recibió nada menos que la fecha de remate del edificio de calle Mitre 1149, que fuera declarado en 2018 patrimonio de la ciudad. La ejecución del inmueble está prevista para el 19 de octubre, por orden del Juzgado laboral Nº 6. Es que, después de atravesar un juicio laboral de un docente que en rigor era miembro de la antigua comisión directiva, el club afronta ahora una situación terminal.

En este marco, este viernes se realizara un abrazo solidario al club y una movida en la que participarán vecinos, directivos, profesores y socios, fomentada y apoyada por el mismo municipio, según dijo el intendente de la ciudad, Alberto Ricchi. Y el lunes, se reunirán el mandatario y el total de los concejales, adelantó, edila, boxeadora y referente del deporte local. Todo para buscar soluciones y salvar a la institución.

El Olímpico, como todos lo llaman, juega una carrera contrarreloj, tratando de remontar, como lo viene haciendo desde hace seis años, una crisis que lo atravesó desde principios del siglo XIX y que derivó en la disolución, en 2011, de su comisión directiva.

Diego Cantero, actual presidente de la institución que el 21 de septiembre cumplió 79 años, contó a La Capital el derrotero que llevó a esta nueva realidad. "La actual comisión llegó al club en 2015, cuando el Olímpico ya se encontraba, desde hacía cuatro años, en total estado de abandono. En 2011 había quedado acéfalo, y era necesario remontar todo", contó.

Así, los responsables comenzaron a ponerse al día con las deudas de la institución, a pagar los servicios de luz, gas y agua atrasados. "Tuvimos que levantar los balances desde el año 2007, cuando comenzó la crisis, antes de que la última comisión (2009-2011) dejara todo", afirmó el directivo.

Pero ya cuando la nueva comisión se hizo cargo de las instalaciones, la entidad tenía sobre sí una espada de Damocles. "Un ex miembro de la comisión directiva, que era instructor de boxeo, comenzó en 2011 un juicio laboral como si fuera empleado, cuando en realidad era directivo", se defendió Cantero. "Cuando llegamos, el juicio estaba perdido", recordó.

A partir de allí comenzaron negociaciones entre el actor civil y la institución. "Tratamos de llegar a un arreglo, le ofrecimos 30 mil pesos durante 20 años, para poder ir al mismo tiempo rescatando el club con las cuotas de los pibes", recordó el presidente. "Incluso, en una última instancia nos pidió 200 mil pesos. No podíamos pagarlos, pero hicimos el esfuerzo, juntamos la plata, y cuando se la fuimos a ofrecer la semana siguiente nos dijo que ya no la quería. Nos parece que esto ya es una cuestión de ensañamiento", lamenta. Se estima que la deuda total asciende hoy a los 5 millones de pesos.

"Lo que pasó también fue que, entre 2011 y 2015, con una comisión acéfala, nadie contestaba a las demandas que iba haciendo este hombre, por lo que nosotros, cuando llegamos a hacernos cargo de la comisión, ya teníamos un juicio perdido", dice Cantero.

Toda una historia

El Olímpico Football Club fue fundado el 21 de septiembre de 1942, a instancias de un grupo de jóvenes que impulsaron lo que en un primer momento llamaron "Cañonazo". Se dedicaba exclusivamente al fútbol en los terrenos de avenida San Martín, Víctor Hugo, Libertad y Jean Juares.

Más adelante, las comisiones directivas iniciaron la construcción del edificio propio en terrenos de calle Mitre 1149, entre Garibaldi y Falucho, con un salón para bailes, cancha de bocha, actividades boxísticas y otras. A partir de 1978 y hasta 1989, ocupó el cargo de presidente Sebastián Ligresti, quien impulsó obras tales como un tinglado, una planta alta para oficinas y el escenario. El frente del club también se reconstruyó, con una fisonomía más moderna.

Actualmente, el Olímpico funciona en ese mismo edificio. En esta nueva etapa, pandemia mediante, se está reacomodando y ofrece clases de lenguaje de señas, cumbia cruzada, king boxing y, por supuesto, boxeo, que fue su fuerte durante varias décadas. Como no es un club social, la gente va específicamente a realizar las disciplinas que se dictan. Tiene una cuota societaria de 300 pesos, cada actividad específica se paga aparte y eso es para pagarle a los cuatro profesores que están en desempeño. Tiene un salón principal con un ring, donde se hacen los deportes de contacto, y otro más, donde se realiza el resto de las actividades. En total, unas 150 personas asisten a realizar actividades, contó el directivo.

IMAGEN VGG CLUB OLÍMPICO 2.jpg
El club se levanta en Mitre 1149, en una zona privilegiada de la ciudad.

El club se levanta en Mitre 1149, en una zona privilegiada de la ciudad.

En el área específica de boxeo, el club ha tenido momentos de esplendor. Tiene box amateur y también federados, tuvo orgullos nacionales, y hubo peleas en el enorme galpón que fueron televisadas a nivel nacional y llegaron al mundo, por ejemplo, desde la cadena TyC Sport. Por allí pasaron campeones de la ciudad tales como Miguel "El Zurdo" Acosta, entre otros.

Para los concejales que votaron a favor la declaración patrimonio histórico, "el antiguo edificio del Olímpico Football Club representa un símbolo del patrimonio urbano, histórico (local, regional, nacional), ya que nuestros antepasados como nuestros abuelos, tíos, padres, lo utilizaban como confitería bailable, donde muchas bandas famosas de aquellas épocas daban sus recitales, logrando ser hoy en día un referente del patrimonio arquitectónico y cultural identificatorio de los habitantes de la ciudad".

La institución puso en día su personería jurídica, lo que la llevó a tener que levantar deudas y reacondicionar muchas cosas. Frente a esta nueva realidad, sus responsables, con apoyo del municipio, organizaron para este viernes un abrazo solidario al club.

Boxeadora, profe y concejal

Otra que manifestó ante esta nueva noticia fue la concejala y referente de la institución deportiva, Cristina Cuevas. Como se sabe, la edila es boxeadora profesional, tiene una escuela de box que lleva su nombre y que funciona en distintos clubes, entre ellos, el Olímpico. La representante de Juntos por el Cambio en el Concejo, que además es una institución y una referente del deporte en Villa Gobernador Gálvez, habló del Olímpico como una institución a la que "toda la sociedad quiere como propia".

El "Cristina Cueva Boxing" funciona en el tinglado del club ahora amenazado por el martillo de la Justicia. Pero su responsable aclaró que "recién ahora se están retomando las clases, porque con la pandemia estuvo todo prácticamente cerrado".

Recordó también que "cuando esta última comisión agarró el club el juicio ya estaba perdido. A mí me tocó como representante del Concejo pero también como profesora de boxeo y referente deportiva de la ciudad acompañarlos en todas las negociaciones que llevaron adelante para poder frenar esto. La comisión directiva nos está pidiendo a todos, intendente, concejales, instituciones, ayuda para ver qué solución se le puede dar al club. Como nunca, esto nos encuentra juntos, unidos, con la misma convicción", afirmó. Y adelantó que el lunes ""vamos a tener una reunión con el intendente y todos los concejales".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario