La Región

Villa Cañás: una joven denunció que fue estafada por una tecnicatura

El docente, oriundo de la ciudad cordobesa de Río Tercero, dictaba clases por Zoom de una carrera de Criminalística, que no tiene aprobación oficial.

Miércoles 01 de Septiembre de 2021

Una joven de la localidad de Villa Cañás denunció haber sido estafada en su buena fe cuando comenzó un curso on line y nunca pudo terminarlo ya que el último sábado los alumnos detectaron que la Tecnicatura en Criminalística que ofrecía el “docente”, Fabricio P., oriundo de la ciudad cordobesa de Río Tercero era trucha. Al menos eso se desprende de una denuncia formulada por otros alumnos en la provincia mediterránea.

  La joven de Cañás, Dalma Argüello, dijo que conoció al “docente” por unos seminarios que dictaba en la Universidad Popular de Santa Fe (Upsafe) y que desde ese lugar de “maestro” indujo a varios alumnos a estudiar en el instituto que se llama Sabym Multiespacio Río Tercero; en la provincia de Córdoba. “Nunca lo conocí en persona, pero sí a través de cursos o seminarios. Por esa situación es que comencé con toda la ilusión del mundo a estudiar la Tecnicatura en Criminalística”, dijo Argüello. Al parecer a los alumnos les cobraba 1.500 pesos para inscribirse y 3.000 pesos por mes. La “carrera” había comenzado el 10 de febrero de este año y el último sábado, al parecer y tras sospechar del profe, los alumnos dejaron de participar. Dalma Argüello habló con este diario.

  —¿Cómo surgió la idea de realizar la carrera de Tecnicatura en Criminalística vía zoom?

  —Por los seminarios que daba en la Upsafe, relacionados a la criminalística. Le consulté si él sabía dónde podía hacer una carrera y me comentó que él mismo la dictaba, como tecnicatura. Justamente con el aval de la Upsafe y que era modalidad online para comodidad de todos.

  —¿Cómo llegaste hasta esa supuesta escuela y qué títulos ofrecía?

  —Llegué a través de su propuesta ya que él me ofrecía el título de Tecnicatura en Criminalística con salida en Papiloscopia o documentología, y que después podía inscribirme en tribunales para trabajar como perito de parte.

  —¿Cuántos damnificados hay en total?

  —No sé con exactitud, pero en mi curso de primer año éramos como 18 y sé que hay alumnos de segundo también, pero pocos.

  —¿El precio que se abonaba por la carrera era accesible?

  —Y sí, en comparación con otras universidades era accesible, para unos más para otros menos. Todos pagamos con mucho sacrificio porque además tuvimos que comprar materiales para hacer prácticas e impresiones. La carrera duraba tres años.

  —¿Cómo se dieron cuenta de que algo raro estaba pasando?

  —Porque una ex alumna nos comentó que el analítico que le dieron era trucho, ya que la Upsafe no avala tecnicaturas. Ahí averiguamos con mis compañeros y nos fuimos enterando de todo. A la tarde de ese mismo sábado 28 de agosto de este año, le pedimos explicaciones al profesor y era evidente que no podía defenderse.

  —Por último. Algunos compañeros de estudio iniciaron acciones legales. ¿Qué pensás hacer teniendo en cuenta que sos la única persona de la provincia de Santa Fe en ser estafada?

  —Me uno a la denuncia que realicen mis compañeros de Córdoba ya que el supuesto profesor que dictaba la tecnicatura es de la provincia de Córdoba y se radica en la misma. Para que se faciliten las pruebas, me conviene sumarme a la denuncia de mis compañeros. Hay alumnos de todos los puntos del país.

  La denuncia lleva la firma de una ex alumna del presunto Instituto pero en realidad cuenta con el aval de otros jóvenes más que se sintieron estafados por el cordobés Fabricio P. La misma fue realizada el 30 de agosto de este año.

  La firmante de la denuncia describe ante el Poder Judicial de Córdoba “el día 28 de agosto de 2021, nos enteramos que donde estudiábamos la carrera de Perito en Criminalística no estaba avalado por la Universidad Upsafe como el señor este nos decía y pasaba los logos de la universidad santafesina”.

  Agrega en la denuncia que “el supuesto instituto se llama Sabym multiespacio Río Tercero. Resulta que cuando hacemos todas las averiguaciones ni siquiera está inscrito en el Ministerio de Educación. Sinceramente nos sentimos estafados y todo el daño que ocasionó económicamente , ya que con mucho sacrificio varios pagábamos la cuota mes a mes, así como la inscripción”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario