La Región

Vera: sentenciado a 24 años de prisión por violar a su hija

Un tribunal de segunda instancia confirmó la condena. El victimario reincidió e intentó convencerla de que levantara la denuncia.

Domingo 26 de Abril de 2020

Un tribunal de segunda instancia confirmó el viernes la sentencia a 24 años de prisión impuesta a Manuel Alcides Díaz, el empleado judicial de 56 años condenado por abusar sexualmente de su hija menor de edad, en la ciudad de Vera. Un caso que tuvo especial resonancia por tratarse el victimario de un agente del Ministerio Público de la Defensa, por reincidir una vez obtenida la libertad condicional, y por lograr que la víctima ingresara a su celda, donde intentó persuadirla.

   La medida fue tomada por el tribunal integrado por José Antonio Mántaras, Eduardo Bernacchia y Alejandro Tizón.

   La resolución de los camaristas fue notificada al fiscal Leandro Benegas. El fallo confirmó la pena a 24 años de prisión que le impuso el año pasado otro tribunal de Segunda Instancia integrado por los camaristas Bruno Netri, Sebastián Creuz y Fernando Gentile Bersano.

   “La primera resolución de Segunda Instancia fue dictada el 7 de marzo de 2019 a raíz de la apelación presentada tanto por la Fiscalía como por la defensa al fallo de primera instancia, en el que Díaz había sido condenado a 15 años de prisión”, recordó Benegas. “Entonces, los camaristas revocaron parcialmente el fallo del juicio de primera instancia (dictado el 12 de abril de 2018) y resolvieron incrementar la pena a 24 años”, dijo.

   Benegas se refirió al segundo fallo de Segunda Instancia y aclaró que “esta resolución confirma lo que habían resuelto los otros camaristas en 2019”. También remarcó que “siguiendo el voto del juez Mántaras, los integrantes del tribunal rechazaron los planteos hechos por la defensa de Díaz”.

   Por otra parte, el fiscal del MPA hizo hincapié en las pericias realizadas en el Instituto Médico Legal (IML) de Rosario. “Se analizaron las prendas secuestradas y si bien no se encontraron restos genéticos de Díaz en las prendas íntimas de la víctima, sí fue hallado ADN en otra ropa de la menor”, valoró el fiscal. En tal sentido, puntualizó que “los jueces calificaron de «irrefutable» este hallazgo de perfil genético”.

El Chacal de Vera

Al acusado no sólo se le achacó haber abusado sexualmente de su hija en forma reiterada cuando la víctima era menor de edad, sino porque volvió a hacerlo en la vía pública en junio de 2015, luego de que el acusado recuperara la libertad tras haber estado en prisión preventiva.

   Pero el tema no terminó ahí. El 16 de septiembre de ese mismo año, se le permitió a la menor el ingreso a la celda en la que se encontraba el victimario, quien logró la entrada irregular de la chica para persuadirla de que levantara la denuncia.

   Ese día, la abuela, la tía paterna y la hermana de la menor la llevaron mediante engaños ante su padre para que él la convenciera de retirar los cargos y le transmitiera cómo debía declarar ante la Justicia para aliviar su situación penal.

   Por el ingreso de la víctima a la celda fueron detenidos e imputados el entonces jefe de la Alcaidía de Vera, Guillermo Starcevich; el oficial de guardia Carlos Paniagua; el suboficial Juan Sánchez y el oficial Fabricio Visconti. Se los inculpó por los delitos de coacciones, compelimiento agravado por la edad de la víctima y por la cantidad de participantes, e incumplimiento de los deberes de funcionario público. Starcevich también fue imputado por el delito de cohecho. No obstante, los cuatro uniformados recuperaron la libertad el 15 de octubre, aunque siguieron ligados a la causa.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario