La Región

Venganza y celos, posibles móviles de una pelea que terminó en tragedia

Vecinos hablan de una compulsa personal entre los protagonistas, un posible ajuste de cuentas por un robo y una vieja rivalidad por una mujer

Viernes 09 de Febrero de 2018

La feroz pelea que en la mañana del miércoles se desató en plena vía pública en Chañar Ladeado y que terminó con un joven muerto y otro herido, no sólo sorprendió y conmovió a los vecinos de esta localidad del departamento Caseros, sino que generó especulaciones de todo tipo sobre los motivos de lo ocurrido.

Sucede, como en toda población pequeña, que en esta comunidad donde viven unos 5.700 habitantes, la mayoría de los vecinos se conocen y tienen, a partir de esa proximidad, una mirada propia sobre conductas ajenas.

Claro que no siempre es reveladora, pero al menos resulta un indicador que bien podría ayudar a desentrañar qué se esconde detrás de este caso sangriento que dejó azorados a los chañarenses.

Aunque circulan diversas versiones sobre las causas del funesto suceso, prima en el pueblo la sensación mayoritaria de que se trató de un ajuste de cuentas, lo que no pareciera ser, al margen de lo que surja de la investigación judicial, una hipótesis descabellada. Es que en esta localidad, apacible y bonita, nadie parece ignorar que los protagonistas de la trágica historia lidiaban una situación de conflicto personal que terminó de la peor manera.

Bronca por celos

"Aparentemente, se tenían bronca por celos, el muchacho que murió estaba en pareja y tuvo un hijo con la mujer que hace tiempo fue novia del joven al que intentó matar y le ganó de mano", coincidió en señalar ayer un grupo de obreros comunales que realizaba trabajos de mantenimiento sobre la avenida San Martín.

El planteo fue similar al comentario que hizo una jovencita mientras charlaba el tema con algunos lugareños en el bar de una de las estaciones de servicio ubicadas a la vera de la ruta provincial 93 que atraviesa el radio urbano del atractivo poblado.

Pero su testimonio sonó aún más convincente: "El detonante, más allá de la cuestión sentimental, fue que el pibe que resultó muerto se quiso vengar del otro flaco porque hace poco le robó algunas cosas de su casa y le dejó un mensaje desafiándolo para que lo salga a buscar si tenía huevos", contó.

A ello se sumó el aporte de otros vecinos quienes, al margen de sus valoraciones sobre la cuestionada reputación social de los sujetos que participaron en la reyerta, fortalecieron el rumor callejero que alimenta la posibilidad de que el criminal episodio haya tenido su origen en un caso de venganza.

Para el padre de la víctima, Luis Daniel Bravo, parecen no quedar dudas que su hijo murió al "intentar hacer Justicia por mano propia". Así lo manifestó en un corto diálogo con este diario afuera de la vivienda donde residen su nuera y su nieto de 10 meses. "Le entraron a robar —comentó— en diciembre, cuando se fue para Misiones, y si bien hicieron la denuncia porque se llevaron una computadora y un televisor, entre otras cosas, la policía no actuó bien. El empezó a hacer averiguaciones hasta que se enteró de quién era el ladrón, quiso hacer justicia por mano propia, pero le salió mal".

Otras posibles razones

Fuentes consultadas por este medio indicaron que el fiscal de Melincué, Matías Merlo, quien tiene a cargo la causa que caratuló con "homicidio agravado por el uso de arma de fuego", ya habría incorporado al expediente testimonios que dan cuenta del robo en cuestión y otras acciones que podrían haber influido para que la persona que finalmente perdió la vida intentara asesinar al presunto autor del ilícito y terminara muerto.

Sin embargo, para los investigadores "no cierra el móvil de que salió solamente a buscar al que terminó siendo su matador porque le robó, además de haber tenido una relación de noviazgo con su mujer". Sospechan de que habría también otras razones que son necesarias desentrañar para esclarecer lo ocurrido. Y en ese contexto no se descartaría incluso cuestiones vinculadas a estupefacientes u otros negocios. "La verdad es que no eran trigo limpio, tanto la persona fallecida como la que quedó viva", dijo sin rodeos uno de los tantos vecinos que criticó la imagen de ambas personas.

"No es inseguridad"

Si bien las autoridades comunales se mostraron conmovidas por lo sucedido prefirieron no hacer valoraciones "para no entorpecer el curso de la investigación", aunque aseguraron que el agente comunal que sobrevivió a la reyerta "se desempeñaba como trabajador eventual y nunca tuvo problemas ni era conflictivo", más allá de contar con antecedentes por lesiones y daños que datan de 2015.

"Lo sucedido no puede inscribirse en un hecho de inseguridad", apuntaron, al tiempo que aseguraron que en la localidad desde hace dos años descendieron los delitos.

Si bien los vecinos de la localidad codifican lo ocurrido como un hecho aislado, ayer aún no habían superado el impacto emocional que produjo lo acontecido en una sociedad acostumbrada a "observar este tipo de episodios sólo cuando ocurren en otras ciudades y lo pasan por TV", dijeron.

El escenario. Calle Independencia. A la altura del 50, el hombre que murió quiso ultimar al que terminó siendo su victimario, quien resultó herido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario