La Región

Venado devolverá 62 millones de pesos a la Nación por caños del gasoducto sur

La obra está paralizada pese a que estuvo presupuestada y el municipio había recibido el material que hoy puede valer unos 200 millones.

Jueves 28 de Marzo de 2019

La obra del Gasoducto Regional Sur (GSR) está paralizada pese a que estuvo presupuestada en la administración del anterior gobierno nacional pero ya había recibido caños por un monto de más de 60 millones de pesos.

Los caños fueron fabricados por la firma Tenaris, ubicada en Campana (Buenos Aires), y allí se encuentran. El Estado nacional le pidió al municipio que devuelva los 62 millones de pesos recibidos para esa compra de caños que hoy, devaluación mediante y escapada del dólar, cuestan en el mercado entre 150 y 200 millones.

La obra preveía el suministro de gas a 2.500 familias de distintas localidades del sur santafesino y el municipio de Venado era el encargado de administrar los fondos, unos 190 millones de pesos. La obra había sido adjudicada en la presidencia de Cristina Fernández, pero con la asunción de Mauricio Macri en 2015 y por burocracia estatal más problemas inflacionarios y con el incontenible dólar, los trabajos se paralizaron por completo.

Lo curioso es que el propio municipio podría verse "beneficiado" si es que lograr vender los caños que tienen un valor presunto de entre 150 y 200 millones de pesos. Una vez que devuelva los 62 millones que le había otorgado el gobierno nacional, de la anterior gestión, podría quedar una ganancia cercana a los 100 millones. Claro que nada es gratis en la vida. Esa ganancia se da por la sencilla razón que desde el año 2016 el país viene experimentado una inflación incontrolable además de una diferencia en la cotización del dólar que pasó de 9 pesos a los 44 de ayer. Ya hoy no se sabe.

En busca de un comprador

Días atrás el secretario de Gobierno, Jorge Lagna, y el responsable de Obras Públicas, Pablo Rada, se reunieron con directivos de la firma Tenaris. Rada remarcó que "en la empresa nos recibieron desde el área legal y plantearon que no nos van a recomprar los caños. Ellos siguen manteniendo su postura de que así se los regalemos no los toman, porque no hacen ese tipo de operaciones. Lo que sí nos ofrece Tenaris, y eso amerita una nueva reunión en el Ministerio de Energía e Infraestructura, es conseguirnos un comprador".

El funcionario dijo que "Tenaris tiene muchos clientes que necesitan ese tipo de caños y sin costo de intermediación podría conseguirnos el comprador, operación que según ellos sería fácil, porque son caños de muy buena calidad y están estibados como corresponde".

Optimista por la novedad, Rada adelantó que la semana próxima tendrán una reunión en el Ministerio de Energía, acompañados por representantes de la empresa: "Lo que necesitamos es que el Ministerio de Energía de manera formal labre una especie de acta donde Tenaris pueda salir a ofrecer los caños en nombre del municipio, para no quedar expuestos ante los clientes. Con ese documento entre las tres partes —Tenaris, el municipio y el Ministerio— vamos a ver si podemos ubicar esos caños para tratar de recuperar el dinero y devolvérselo al Estado nacional. Son cerca de 62 millones de pesos lo que nos reclamarían".

El secretario estimó que el precio de los caños en la actualidad rondaría entre los 150 millones y 200 millones de pesos, "con lo cual también tenemos que pensar qué hacemos con el excedente, porque tenemos entendido que el Estado nacional sólo nos va a reclamar 62 millones de pesos".

Necesidad de la provincia

La otra buena noticia que tuvo el municipio venadense en las últimas horas es que el Estado santafesino, a través de la Empresa Provincial de Gas, comenzará la construcción del Gasoducto de la Costa en la ciudad de Santa Fe. Para este emprendimiento la provincia está necesitando 15 kilómetros de caños de características similares, aunque de inferior calidad, que los que tiene el municipio en la planta de Campana de Tenaris. Para tratar de agilizar las gestiones el intendente peronista José Luis Freyre ya se contactó con el gobernador socialista Miguel Lifschitz, y el secretario de Gobierno, Jorge Lagna hizo lo propio con la secretaria de Energía provincial, Verónica Geese.

"Los caños más caros que tenemos son 18,5 kilómetros de 10 pulgadas, con un recubrimiento y espesor especial. La provincia necesita 15 kilómetros, con un recubrimiento menor y una característica inferior. Tranquilamente podríamos negociar con la provincia, porque incluso Tenaris nos dijo que ellos no le quieren vender si nosotros podemos hacer el negocio", graficó Rada, y especificó que los 18,5 kilómetros de caños de 10 pulgadas cuestan alrededor de 60 millones de pesos, y después quedarían otros 40 kilómetros de caños sin destino definido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});