LA REGIÓN

Vecinos de La Ribera lograron elevar sus reclamos a autoridades nacionales

Este lunes mantuvieron una reunión con representantes de Vialidad y con la senadora Sacnun por los enormes problemas de congestión de camiones en la ruta 91. Al menos de palabra, se establecieron algunos compromisos

Martes 18 de Mayo de 2021

La movida de los vecinos de Villa La Ribera por encontrar una solución a la congestión de camiones sobre la ruta provincial 91 tuvo un nuevo capítulo. Representantes de la localidad, jurisdicción compartida entre Oliveros y Andino, se reunieron con representantes de Vialidad Nacional y con la senadora nacional por Santa Fe, María de los Ángeles Sacnun. En el encuentro virtual, los vecinos pudieron concretar en parte lo que querían: elevar a las autoridades sus inquietudes por las obras inconclusas o nunca realizadas para evitar el pandemonio de camiones por las calles del pueblo. Y se llevaron, al menos de palabra, el compromiso de evaluar las alternativas. Y de parte de la legisladora, el de presentar un proyecto para que se incluya en el presupuesto 2022 la concreción de algunas obras.

Los habitantes de ambos sectores del pueblo, norte y sur (pertenecientes a Oliveros y Andino, respectivamente) expusieron a las autoridades los problemas principales del “embudo de Villa La Ribera” ante la llegada masiva de camiones: “Peligro vial, contaminación, aislamiento de servicios básicos como transporte o ambulancias, ausencia de dignidad para los camioneros que esperan horas sobre la ruta, imposibilidad de llevar una vida tranquila y digna como la que los habitantes de Villa La Ribera teníamos antes de la llegada de los puertos a la región de Timbúes, y otra serie de violaciones a nuestros derechos como ciudadanos y ciudadanas”.

Todo esto “siendo que el 85 por ciento de los granos que se exportan salen de la región, lo que la convierte en el polo agroexportador más grande del mundo, que genera grandes ganancias para los privados y al Estado en todos sus niveles, aun cuando las cerealeras, mayoritariamente de capitales extranjeros, no pagan impuestos básicos como ingresos brutos”, aseguraron. Es decir, aun cuando lo que genera el problema generaría la solución, que es el dinero para hacer las obras de infraestructuras necesarias para tamaña logística de granos.

Tal como lo publicó La Capital el 28 de abril, los vecinos de Villa La Ribera enfrentan una situación desesperante que, si bien es común a la mayoría de las localidades del Cordón Industrial y Portuario, impacta especialmente en este poblado que se levanta a 43 kilómetros de Rosario, de unos 500 habitantes (700 si le considera la zona periurbana y rural).

>>Leer más: Una "cosecha" de camiones, colapso y fatalidad

Es que los 15 mil camiones que llegan a ingresar diariamente a las cinco terminales portuarias de la zona confluyen desde distintas carreteras nacionales y provinciales confluyen en la ruta N° 91, que atraviesa el pueblo.

Los vecinos autoconvocados enviaron oportunamente una carta al presidente de la Nación, Alberto Fernández, en la que le planteaban la problemática y le pedían audiencia con las autoridades nacionales. La misiva fue avalada por 2 mil firmas, una cantidad mucho mayor a la de los habitantes del pueblo. Pero no se quedaron en eso. El 8 de mayo protagonizaron un “abrazo simbólico” en el cruce de las rutas 91 y nacional N° 11, epicentro de la congestión.

Problema conocido

Los técnicos de Vialidad Nacional aseguraron conocer bien la problemática, cuya solución ha generado diferentes proyectos durante más de dos décadas, desde el Plan Circunvalar en adelante. Aseguraron que las iniciativas fueron analizadas, y que a algunas el organismo les ha otorgado factibilidad, aunque reconocieron que aún no hay ejecución concreta de ninguna.

A principios de mayo, el presidente comunal de Timbúes, Amaro González, presentó en sociedad un pre proyecto al que llamó “Acceso Norte Timbúes: exclusivo para camiones”. Básicamente, la iniciativa consiste en una serie de obras para que el acceso exclusivo del tránsito pesado sea por la autopista Santa Fe-Rosario, en el puente que está ubicado en el distrito Oliveros, que hace años prácticamente no tiene uso. En la reunión de este lunes, los representantes de Vialidad admitieron que no tenían conocimiento de esta iniciativa.

REUNIÓN VIRTUAL.jpg
Los vecinos mantuvieron este lunes una reunión virtual con las autoridades.

Los vecinos mantuvieron este lunes una reunión virtual con las autoridades.

Por su parte, la senadora Sacnun se comprometió a “entrar en contacto con el representante local para someter el proyecto a consideración, ya que la viabilidad nacional es fundamental para un proyecto de esa envergadura”. Además, estudiarán obras concretas como la realización de playas de camiones y la incorporación de una partida presupuestaria para el 2022 que garantice la ejecución de alguna o todas ellas.

>>Leer más: "Exclusivo camiones" por el acceso norte, un proyecto de Timbúes

Por último, se acordó armar una mesa de trabajo para seguir abordando la problemática y acordar soluciones, “siempre con los vecinos que somos los damnificados”, dijeron.

La intención de los habitantes es mantener el tema en agenda para alcanzar soluciones a la mayor brevedad posible porque “ninguna vida puede valer menos que un grano de cereal”.

En el encuentro estuvieron, por el lado de los vecinos, Fernando Dimase, Juan Nobile, Alba Rojas, Miguel Salin, Gustavo Scandolo, Florencia Díaz Rojo, Fernanda Herrera y Gisella Signorelli. En tanto, Fabio Sánchez, Andrés Borgazzi y Jorge Ramoneda los hicieron en representación de la Región 7 de Vialidad Nacional. Y junto a Sacnun, estuvieron dos de sus colaboradores: Marcela Geminale y Germán Sánchez.

Valoración

“Para nosotros fue meritorio y bien recibido que nos escucharan y que la senadora nos pusiera en su agenda, suena raro a veces que los representantes nos escuchen, pero cuando están, hay que destacarlo”, dijo Signorelli en diálogo con La Capital. La vecina, convertida en un principio en la vocera del grupo, aseguró que la presencia de los representantes de Vialidad ayudó a darle al encuentro un perfil técnico.

“Por lo pronto, fue una reunión donde nos conocimos, y pudimos plantear en forma directa algo por lo que no éramos escuchados. De parte de Vialidad nos dijeron que conocían los proyectos, pero que algunas son obras muy grandes, muy faraónicas, como convertir la A012 de autopista. Pero que hay otras de menor envergaruda que se podrían haber hecho hace años”, resaltó. Y abundó: “Nosotros reafirmamos la idea de que esto es una cuestión de voluntad política, de priorizar las vidas humanas, y que un polo que genera tantos millones de dólares sea de donde surjan las soluciones para la gente. Como dijimos, el mismo sistema es el que genera el recurso para la solución. Pero es necesario que haya decisión política”.

En el encuentro quedó sentado el compromiso de generar una reunión mensual, para analizar obras paliativas o de coyuntura, como las playas de camiones (una de ellas estaría proyectada en el cruce de las rutas 91 y 26. Todo para ir morigerando la situación con vistas a la cosecha gruesa 2022, en el corto plazo, y más largo plazo, buscar soluciones más generales.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario