La Región

Vecinos de Clarke, preocupados por cavas industriales

Temen contaminación y desconfían de los controles. Convocaron a participar de una movilización a realizarse el próximo sábado.

Miércoles 08 de Agosto de 2018

La agrupación de vecinos "No a las cavas regional" que agrupa a habitantes de las localidades de Maciel, Gaboto, Monje, la Boca de Monje, Díaz y Clarke convocó a una manifestación para el próximo sábado para repudiar la construcción de cavas para desechos industriales contaminantes en cercanías del arroyo Carrizales, afluente del arroyo Monje que luego desemboca en el río Coronda.

El malestar de los vecinos es doble: por una parte están preocupados por la contaminación que a futuro podría ocasionar la obra que la firma Sergen Limpieza SRL realiza en Clarke, donde está construyendo dos enormes piletones para depositar desechos líquidos de la industria aceitera.

Por otra, no entienden por qué las autoridades comunales no muestran toda la documentación habilitante y desconfían de que la provincia —que autorizó la obra— luego esté en condiciones de controlar qué se coloca en esas cavas, su tratamiento y su destino final.

Un grupo de vecinos de Carrizales ya tuvieron una primera reunión para analizar el tema junto a habitantes de Maciel que hace cuatro años encabezaron la lucha contra las cavas de la empresa DHSH en esa localidad, un proyecto que hoy se encuentra suspendido y que —según explicaron— es muy parecido al que hoy se cuestiona.

También hubo una convocatoria de varios presidentes comunales de la zona, que brindaron una conferencia de prensa hace pocos dias atras en la cual se mostraron "preocupados y con interrogantes sobre los controles pertinentes". De la conferencia participaron Pedro Severini, jefe comunal de Monje; Juan José González, de Díaz y Pedro Tobozo, de Maciel.

Interrogantes

Oscar Cataneo es vecino de Clarke, fue jefe comunal hasta 2017 y hoy integra la comisión comunal por la minoría. Según explicó, la gente del pueblo "está preocupada y siente gran temor ya que se piensa que una vez que esas empresas se meten en el pueblo no las sacan mas".

"Hoy vienen y pintan una cosa hermosa pero después ¿quién controla? Hoy se habla de dos cavas de 100 metros de largo por 40 de ancho y cuatro de profundidad, y ya a los dos metros y medio hallaron napas con agua", explicó Cataneo, quien aseguró que el tema "nunca se trató por comisión comunal. Nunca existió una ordenanza que yo haya visto, y si hicieron una a escondidas sería totalmente irregular".

Cataneo dijo que planteó el tema en las tres últimas reuniones de comisión comunal pero hasta ahora no recibió respuesta formal por escrito. También explicó que en marzo pasado la misma empresa (Sergen) pidió una ordenanza de uso conforme del suelo para hacer tratamiento de líquidos que en ese momento la comuna autorizó, pero en otro predio del que están usando hoy. "Dimos un uso conforme pero para otro terreno y con ciertos requisitos, pero si esta comisión dio otro uso no lo sabemos, por eso estamos pidiendo información, porque si están trabajando sin la ordenanza tienen que parar los trabajos ya", señaló.

El antecedente de Maciel

Facundo Gómez Torrano es vecino de Maciel y participó de las asambleas que en 2014 se organizaron por un tema idéntico al que hoy sucede en Carrizales. "Lo que pasa ahora ya pasó en Maciel, por eso estamos ayudando a los vecinos de Carrizales", dijo, para agregar que si bien se trataba de otra empresa "las comunas y la provincia actuaron igual que ahora".

Torrano contó que la habilitación depende de la comuna, que es la que tiene la primera y la última palabra: "se le llama ordenanza de uso conforme del suelo, y es lo que luego habilita para iniciar cualquier emprendimiento".

El problema es que en Carrizales como hace cuatro años en Maciel "los vecinos no pudieron ver el aval de la mayoría de la comisión comunal", según denunció Torrano. Algo que, de comprobarse, viciaría todo el trámite. "No nos quieren mostrar la ordenanza violando el acceso a la información pública", agregó.

También señaló que el miedo que tienen los habitantes de la zona es que los residuos afecten la tierra y el agua: "En los papeles es una planta de residuos industriales no peligrosos, pero eso no significa no contaminante ya que pueden ser aceites, solventes, o elementos que son contaminantes, aunque no sean técnicamente peligrosos".

Además compartió sus dudas por los controles estatales una vez que la cava esté en funcionamiento: "La provincia no tiene personal para hacer controles y sólo actúa por denuncia, pero si nadie controla nadie denuncia" dijo, para agregar que muchas veces los pueblos pequeños son elegidos por las empresas para volcar sus desechos ya que "hay poco control y poca resistencia".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario