La Región

Vecinos de Arroyo Seco debieron ser evacuados por las fuertes lluvias

Fueron unas 50 personas del barrio El Ombú, que al caer la tarde de ayer ya regresaban a sus casas. La situación se dio también en el centro-norte provincial

Sábado 12 de Mayo de 2018

Las copiosas precipitaciones que cayeron en la región durante los últimos días, y especialmente el jueves, obligaron a la evacuación de personas de sus domicilios, fundamentalmente en localidades del centro-norte santafesino, y también en la ciudad de Arroyo Seco. Con el transcurrir de la jornada de ayer, marcada por una mejora en las condiciones meteorológicas, al caer la tarde los damnificados habían regresado en su totalidad a sus casas, excepto los vecinos de un barrio de la ciudad de Reconquista. En tanto, la crecida de los arroyos y canales que cruzan la autopista Rosario-Buenos Aires, en la mañana de ayer habían anegado la traza, fundamentalmente a la altura de San Nicolás, y durante varias horas se recomendó circular con extrema precaución, situación que se fue normalizando a lo largo de la jornada.

El secretario de Protección Civil de la provincia, Marcos Escajadillo, en diálogo con LaCapital hizo una descripción de la situación al caer la tarde de ayer, haciendo una evaluación de la jornada. "Los problemas por las lluvias los tuvimos en toda la provincia, pero fundamentalmente en localidades del centro-norte provincial, con evacuaciones de pobladores en Tostado, Vera, Reconquista, Coronda, Ambrosetti, y en el sur provincial sólo en Arroyo Seco donde había alrededor de 50 personas afectadas que ya estaban regresando a sus casas al escurrir las aguas", resumió. Según las evaluaciones, en toda la provincia se evacuaron casi 300 personas.

El funcionario exceptuó de esa mejora en la situación a la ciudad de Reconquista, donde se esperaba para la medianoche el pico de la crecida del arroyo Del Rey, por lo que los vecinos evacuados del barrio La Cortada permanecían en los refugios y no se descartaba el traslado de más pobladores.

"A partir del mediodía comenzó a operar el helicóptero de la provincia que trabajó en la zona de Vera, ya que en ese departamento la gran cantidad de agua caída dejó casi todos los caminos intransitables. El medio aéreo es el único con el que se puede llegar hasta esos lugares para brindar asistencia sanitaria, alimentos y todo lo que necesiten los vecinos del lugar", expresó Escajadillo. "Hay lugares donde llovió más, por ejemplo en Golondrina, en el departamento Vera, cayeron 450 milímetros", destacó.

El funcionario indicó que "en el sur hubo anegamientos transitorios de caminos y campos producto de la lluvia. Como no llueve desde anoche (por la madrugada de ayer), el agua está bajando. Salvo en Arroyo Seco, en la zona sur de la provincias no hubo evacuados".

En Arroyo Seco

En Arroyo Seco fueron evacuadas unas 50 personas del paraje El Ombú, y trasladadas al complejo Los Tiburones, aunque al caer la tarde de ayer ya habían emprendido el regreso a sus hogares.

Desde Protección Civil Municipal de Arroyo Seco confirmaron que el agua bajó en barrio El Ombú hasta la altura de la escuela primaria Almafuerte, y según Matías Massagli, el funcionario a cargo del área, el camino principal a este barrio había vuelto a estar transitable.

Según los reportes, unos 100 milímetros de lluvia cayeron el jueves sobre Arroyo Seco, afectando principalmente al barrio El Ombú, y en menor medida al barrio Virgen del Luján. El director de Protección Civil de la Zona Sur de la provincia, Aldo Fabucci, aclaró que la afectación "del barrio el Ombú no fue por el desborde del arroyo Seco, que de no haber estado canalizado la situación sería mucho más grave afectando otros barrios de la ciudad". Según quienes recorrieron el lugar, el agua no ingresó al lugar por un desborde del arroyo Seco sino por el camino de acceso al barrio, lo cual alimentó las sospechas de canales clandestinos de campos de la zona que vierten sus aguas a esa calle.

Por esa razón, los funcionarios indicaron que representantes del área de Hidráulica de la provincia deberán revisar el estado de los canales realizados por Vialidad Nacional y la localización de posibles canales clandestinos en la zona de Monte Flores y en el límite con General Lagos.

Rodolfo Barducci, director de Seguridad Urbana de esa ciudad, confirmó que el arroyo Seco "no desbordó en ningún momento, pero sí estuvo al límite cerca de la medianoche y a las 22.30 (del jueves) algo de agua había llegado a la ruta 21 pero no desbordó, acá el problema fue el agua de los canales clandestinos".

En cuanto a los trabajos de canalización realizados en los últimos meses "drenaron muy bien" agregó Barducci, esto evitó problemas graves en barrio Güemes o Asunción entre otros.

En las primeras horas de ayer también se vivió un panorama complicado en la autopista a Buenos Aires debido a la crecida de arroyos y canales, que en algunos sectores invadió el pavimento, sobre todo a la altura de San Nicolás, por lo que las autoridades recomendaban circular con precaución, aunque el tránsito no debió ser interrumpido en ningún momento.

Puente del Constitución

En tanto, ayer se conoció que, si el clima así lo permite, el lunes comenzarán las obras para reconstruir el puente de la ruta 21 sobre el canal Constitución, que une Villa Constitución y Empalme por lo que se anticipa que el tránsito permanecerá cortado hasta el 2019. La decisión se adoptó el miércoles tras la evaluación que realizaron los técnicos de Vialidad Provincial de los daños causados por los últimos anegamientos, por lo tanto la única vía de comunicación entre ambas localidades es el acceso Romanello a través de la ruta nacional 177 conocido como Chapuy.

La obra forma parte de la readecuación y limpieza del arroyo Constitución e incluirá la construcción de terraplén de defensa ante inundaciones para el barrio Los Ciruelos.

La obra había sido licitada en mayo del año pasado y se prevé un tiempo de ejecución de 18 meses a partir del inicio de los trabajos. Hasta el momento se había comenzado a fines de 2017 con tareas de ensanche del canal Constitución desde aguas abajo.

Las consecuencias del temporal de la semana pasada aceleraron los tiempos de realización del nuevo puente, previsto en principio para cuando se terminara la canalización del Constitución. "Si bien la obra estaba programada iniciarse a partir de junio, esta emergencia hizo adelantar los plazos y a partir que se autoriza de Vialidad Provincial y del Ministerio de Infraestructura el inicio de obra", manifestó el presidente comunal de Empalme, Raúl Ballejos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario