La Región

Vassalli reinició sus actividades luego de un largo conflicto de 35 días

Hoy en el Ministerio de Trabajo se formalizará el acuerdo en el que dijeron desde el sindicato que se terminarán de "pulir algunas cuestiones".

Martes 05 de Junio de 2018

"Es un día especial ya que después de 35 jornadas de lucha vuelven a sonar las sirenas de la fábrica para que los trabajadores entren a sus puestos de trabajo y no como señal de protesta". Con esa frase el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Firmat, Diego Romero, valoró ayer la reactivación de las operaciones productivas en la fábrica de cosechadoras Vassalli luego de que los operarios levantasen la medida de fuerza tras aceptar la propuesta de la empresa que será homologada hoy, a las 12, en la delegación rosarina del Ministerio de Trabajo provincial.

El dirigente sindical se mostró satisfecho por lo sucedido y dijo tener expectativas en que la industria "se reactive y poder llegar a buen puerto para trabajar normalmente" al tiempo que destacó la importancia de la audiencia fijada para la fecha en el organismo laboral donde "tenemos que pulir algunas cuestiones".

"Entendemos que a si a la empresa le va bien también nos irá bien a nosotros", dijo Romero, quien si bien admitió que la propuesta aceptada casi en forma unánime por el personal de Vassalli Fabril no es la ideal "fue un gran paso" en relación a ofrecimientos anteriores.

En ese sentido dijo que "si esto va bien en un mes los trabajadores (tendrán en su poder) 43 mil pesos y si tenemos la suerte que salgan rápido y se vendan las primeras de las máquinas cosechadoras que están prácticamente terminadas, ese dinero será repartido entre los empleados, lo que representara una suma importante" para terminar de sanear los 100 mil pesos promedio de deuda salarial por trabajador.

Romero reconoció la necesidad de que la fábrica vuelva a producir para poder hacer frente al pago de las acreencias laborales además de admitir el "desgaste" de los trabajadores por mantener la toma de las plantas por más de un mes, lo que llevó a algunos a tomar la decisión de "darse" por despedidos.

"No tenemos el número concreto pero son varios (los que se alejaron de la empresa) por decisión propia", dijo el gremialista para luego manifestar la voluntad de ayudar y "trabajar juntos" con la empresa a fin de salir adelante "siempre y cuando cumpla con nosotros".

Ingreso y 1.500 pesos diarios

Ayer los 340 trabajadores de la fábrica recibieron los primeros 1.500 pesos que la firma se comprometió a pagar diariamente —con recursos aportados por el grupo de concesionarios que tiene el manejo de la industria desde hace dos años— al final de cada jornada laboral para garantizar su funcionamiento ya que de no ser así los obreros volverán a parar.

Cabe recordar que los trabajadores recibieron 10 mil pesos el viernes pasado y así levantaron el paro, medida que se concretó ayer. A eso se suma el compromiso de las empresa de afectar el dinero que ingrese por la venta de maquinarias a punto de terminarse para la cancelación del resto de la deuda salarial.

En tanto el CEO de la empresa, Luis Cagliari, dijo estar "contento de que la planta esté nuevamente funcionando" al tiempo que no ocultó su "ilusión" de sacar a flote la empresa "en esta nueva etapa de cambio" donde, aseguró, que se hará hincapié "en el avance tecnológico y de desarrollo" para "mejorar la capacidad de rendimiento de las cosechadoras para que el campo gane más".

Asimismo reiteró su objetivo a corto plazo de lograr, como ya dio cuenta el domingo LaCapital, la concreción de "un plan de estabilización" que consiste en "recuperar" en "60 días" lo adeudado tanto al personal como a proveedores cuyo plazo será clave "para arrancar y sembrar sobre una base sólida", dijo.

Y ratificó contar con "el apoyo del gobierno nacional a través de un préstamo", que ya gestionó y podría recibir la empresa, a la que se le exige a cambio la presentación de un plan de sustentabilidad, como un suerte de salvataje financiero "en condiciones ventajosas" ya que se trata de un crédito a devolver en cinco años con dos de gracia, según indicó Cagliari.

Destacó que "somos un equipo y eso es lo más importante" en alusión al papel que juegan los trabajadores este nuevo proceso que además implicará, tal como anunció, alguna reestructuración aunque dijo que "hay capital humano, talento y estoy seguro que vamos a sacar las mejores cosechadoras" para finalmente rescatar los valores del fundador de la fábrica, Don Roque Vassalli, quien "era un hombre de fe como lo soy yo", expresó con la vista puesta en el camino que debe transitar a partir de ahora para hacer realidad su proyecto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});