La Región

Vassalli, en concurso de acreedores, busca superar su difícil situación

El ingreso preventivo apunta a mejorar de cara al futuro, ante el cuadro crítico financiero y productivo actual de la fábrica de cosechadoras.

Martes 30 de Octubre de 2018

La fábrica de cosechadoras Vassalli Fabril SA ingreso a un concurso preventivo de acreedores con el objetivo mejorar de cara al futuro su crítica realidad financiera y productiva.


La presentación fue realizada en el Juzgado Civil, Comercial y Laboral de la ciudad de Firmat y, aunque no se puede establecer con exactitud una fecha, se estima que el procedimiento, abierto días atrás, para acordar y resolver la cuestión llevaría entre uno y dos años.

Así lo indicaron ayer referentes de la reconocida empresa de cosechadoras establecida en Firmat y que atraviesa por dificultadas que afectan su continuidad e intranquilizan desde hace tiempo.

Regreso y alivio

Sin embrago el regreso de la nieta de fundador de la firma, Mariana Vassalli, trajo cierto alivio y hasta expectativas de cambios luego de la frustrada experiencia que significó el paso del grupo de concesionarios que tuvo el control del establecimiento durante un par de años sin obtener los resultados esperados.

Ello apuró la vuelta de la mujer que recuperó la mayoría del paquete accionario y logró desplazar a Néstor Girolami de la presidencia del directorio a instancias de un planteo judicial que derivó en la designación de un interventor que tendrá la función de normalizar la cuestión institucional. Se trata, como dio cuenta oportunamente La Capital, de quien se venía desempeñando como CEO de la empresa, Luis Cagliari.

En este contexto surgió en las últimas horas la noticia de que Vassalli Fabril se presentó en concurso de acreedores con la vista puesta en afrontar compromisos de pago para superar su difícil coyuntura, la cual se ve agravada por el delicado momento que atraviesa el sector industrial de la maquinaria agrícola.

Paréntesis y recuperación

"Esto permitirá poner un paréntesis en la deuda pasada para reiniciar un proceso de recuperación de la empresa", manifestó ayer a LaCapital el abogado de Vassalli, Miguel Carrara, al tiempo que ratificó la intención de ir además en busca de nuevos socios inversores que contribuyan a sacar, definitivamente, adelante al histórico establecimiento fabril.

Entre los principales inconvenientes que enfrenta la empresa aparece una deuda de unos 280 millones de pesos que si bien Banco Nación ya le refinanció a 15 años no dejan de ser un difícil escollo los vencimientos que deberá afrontar a partir del próximo año, además de lo que implica las subas de tasas que se registraron en los últimos meses.

Además tiene cheques rechazados por sumas millonarias y otro pasivo adicional por contribuciones patronales, según ventiló ayer el diario Ámbito Financiero en una nota que refiere también a la delicada situación que muestra en general la agroindustria, particularmente afectada por "el regreso de las retenciones a las exportaciones junto con las altas tasas de interés", lo que "conjugan un cóctel explosivo para este sector de la economía que ya venía golpeado por la sequía".

De acuerdo a las estadísticas del Indec las ventas de las cosechadoras experimentaron, en el segundo trimestre de 2018, una caída del 52 por ciento en relación al mismo período del año anterior. Y similar tendencia, aunque de menor magnitud, reflejaron las operaciones de comercialización de tractores, implementos y sembradoras.

Paso adelante

El gremio metalúrgico, como publicó oportunamente este medio, valoró el retorno de Mariana Vassalli a la fábrica, y aunque no tiene injerencia en decisiones de la empresa parece estar de acuerdo con lo que resolvió. Al menos eso es lo dejó entrever el abogado de la UOM, Pablo Cerra, al indicar en diálogo con este diario que "el concurso de acreedores es un paso hacia adelante en la continuidad de Vassalli Fabril ya que de lo contrario hubiese quebrado directamente".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});