La Región

Vassalli cambia su conducción para intentar apuntalar su producción

Desde la tradicional fábrica de máquinas agrícolas de Firmat están confiados en nuevas estrategias para aumentar las ventas.

Lunes 18 de Febrero de 2019

Después de superar una serie de dificultades y lograr normalizar su funcionamiento institucional hace unos días se produjo un cambio en la conducción de la fábrica de cosechadores Vassalli Fabril, afincada en Firmat.

Aunque ya se venía rumoreando no deja de ser una sorpresa la concreción del alejamiento del presidente del directorio de la empresa, Luis Cagliari, quien había asumido el cargo en noviembre del año pasado tras la vuelta de la nieta del fundador y principal accionista de la firma, Mariana Vassalli.

El mismo que se desembarcó ya hace un tiempo como CEO, de la mano de los anteriores accionistas, para luego convertirse en interventor y, posteriormente, cabeza de la compañía concluyó su aporte para sacar a flote a la emblemática industria firmatense que meses atrás lidió con una seguidilla de conflictos laborales en demanda de salarios atrasados y estuvo al borde del cierre.

La decisión de poner fin a su función sobrevino luego de sortear escollos y aliviar la compleja situación financiera de la firma al encarar ante la Justicia un concurso preventivo de crisis, aun en marcha, para ordenar las cuentas y hacer frente a compromisos.

Recuperación

Cagliari, como dio cuenta oportunamenteLaCapital, se erigió como un artífice clave en ese proceso de recuperación de la empresa que si bien todavía atraviesa dificultades ya hace un tiempo normalizó sus operaciones productivas de ocho horas, luego de aplicar durante meses reducciones en las jornadas de trabajo.

Fue en ese contexto donde, el ahora ex titular del directorio de la empresa, confirmó la fabricación hasta el próximo mes de unas 20 cosechadoras para sostener el normal funcionamiento del establecimiento.

Y en esa línea abogó por la posibilidad de abrochar nuevos negocios en una estrategia a mediano y largo plazo que además incluyó salir en búsqueda de futuros inversores que potencien las chances de crecimiento de la empresa, lo que aún no se concretó.

El hombre se despidió del personal por medio de un afectuoso comunicado donde, entre otras consideraciones, manifestó su convicción de que "aunque los caminos nos separen, nos mantendremos unidos en la amistad", para luego agradecer "el apoyo, las buenas ideas y la pasión" dispensada. Sostuvo que "los buenos equipos de trabajo son la base de una gran empresa", y tras pedir "disculpas por los errores que pude haber cometido", valoró: "Juntos pudimos poner la empresa en marcha" al tiempo que rescató "haber llegado a implementar un plan de producción" pese al "contexto económico del país que atentó contra la posibilidad de reactivar el negocio".

No obstante manifestó su convencimiento de que están dadas las condiciones para que "aparezcan" oportunidades en tal sentido ante el entusiasmo que genera "en la gente de campo" la "certeza" de "una gran cosecha gruesa".

Y ese concepto lo reforzó en una conferencia de prensa donde aclaró que la decisión de terminar su ciclo al frente de Vassalli la venía "madurando" para dar lugar a "sangre nueva".

Potenciar la producción

En esa línea desatacó la importancia de que la empresa apunte las naves a mejorar las operaciones comerciales para sostener y potenciar el "plan de producción" puesto en marcha durante su gestión y que posibilitó garantizar el mantenimiento de las fuentes de trabajo.

Aunque se desconoce si se conformará un nuevo cuerpo directivo o quedará representado por los miembros titular y suplente que quedaron, Martín Denari y Mariana Vassalli, es un hecho que a partir de este lunes la marcha de la empresa tendrá como principal protagonista a un management que, en rigor, terminará cumpliendo la función de Cagliari en materia de organización, administración y gestión.

Se trata del venadense, Walter Tossi, quien, según trascendió, ya se encontraría recorriendo la red de concesionarias Vassalli para avanzar en la implementación de planes de financiación destinados a la comercialización de cosechadoras, entre los cuales aparecería el canje de cereal como una tentadora opción.

El secretario general de la seccional local de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Diego Romero, ya está al tanto de lo sucedido y espera que lo planificado redunde en "nuevas oportunidades a la empresa", según indico en declaraciones a medios locales. Y valoró que se apueste al compromiso de buscar "alternativas para que la firma produzca y venda para ser competitiva".

Cagliari, en tanto, destacó la importancia de haber puesto en funcionamiento después de meses de "emergencia" el plan de fabricación "que se encuentra hoy en marcha", y que ahora se busca apuntalar y complementar con estrategias destinadas a incrementar las ventas.

Tras valorar el acompañamiento que tuvo de los trabajadores al igual que del gremio metalúrgico y la Intendencia firmatense aseguró que se va de la empresa "con el corazón partido, como dicen los españoles" para luego mostrarse confiado en que "las buenas noticias van a venir".

"Después del concurso preventivo de acreedores se pudieron asumir compromisos comerciales y recuperar fondos para configurar capital de trabajo que permita el arranque de la empresa después de meses de emergencia", recordó. Y en esa línea dijo que "hoy la empresa está funcionando y lo que hace falta es más venta, lo que seguramente logrará persona que venga".

A todo ritmo. La fábrica de cosechadoras Vassalli ya hace un tiempo normalizó sus operaciones productivas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});