La Región

"Vamos por una ciudad turística y con buena oferta de servicios"

El mandatario atribuye su victoria a la gestión, pero también a las propuestas a futuro, porque "la gente evalúa que hay cosas que mejorar"

Domingo 30 de Junio de 2019

Leonardo Raimundo, intendente de San Lorenzo, sabe que la ciudad que gobierna es básicamente industrial y portuaria, y que a eso le debe su riqueza y su potencial. Pero no le conforma. Quiere una ciudad recreativa, receptiva, turística, con buena oferta cultural y gastronómica, abierta al río, con propuestas de esparcimiento para propios y ajenos. Y a ese objetivo apuntará su próximo mandato, el cuarto consecutivo, después de haber ganado las últimas elecciones.

Raimundo salió victorioso el 16 de junio con el 57 por ciento de los sufragios. El intendente reelecto interpreta estos votos como un apoyo a la gestión en marcha pero también a las propuestas de renovación, y una advertencia de que hay cosas para mejorar. "Nosotros propusimos trabajar junto con la provincia para un mayor monitoreo de cámaras de seguridad, cambiar la relación con el río a partir de las obras en el Campo de la Gloria. A partir del gran impulso que tiene el turismo hemos puesto los esfuerzos para dotar a la zona costera de una oferta importante, por eso el Paseo de la Libertad, el proyecto del muelle de pesca, el embarcadero de lanchas de turismo a las islas. Queremos agregar a nuestro corredor iniciativas vinculadas a lo gastronómico. El turismo está creciendo mucho en la ciudad, en los últimos días tuvimos un promedio de entre 30 y 40 colectivos de turismo diarios", asegura.

—San Lorenzo tiene la característica de que en la ciudad cabecera arrasa el Frente Progresista con un candidato de extracción radical pero en el departamento la gente votó mayoritariamente al justicialismo. ¿Qué pasa que funciona tan como isla dentro de su propio departamento?

—Primero, hubo una ola peronista en toda la provincia. El triunfo de Omar Perotti fue claro, no fue una victoria reñida por pocos votos, el FPCyS gobernó la provincia durante doce años difíciles, marcados por cuestiones vinculadas a la seguridad, con cambios de gobierno a nivel nacional que impactaron en términos de producción y desarrollo. Y el Cordón Industrial es de tradición histórica justicialista, lo cual no quiere decir que la gente sea peronista, del mismo modo que no son radicales por tener un intendente radical. La gente ya no vota tanto por los partidos, pero sí hubo una ola de cambio en la provincia y eso impactó desfavorablemente para las listas del Frente Progresista en buena parte del departamento.

—¿Y cómo ven la relación con el futuro gobierno provincial a partir del cambio de color político?

—San Lorenzo es una cabecera departamental, sede de muchas instituciones provinciales. La relación institucional tiene que pasar por fortalecer esas instituciones, como el Registro Civil y sus instalaciones, mejorar el hospital, tener una mejor conectividad entre las localidades, porque si bien se han hecho obras públicas en materia vial hay que seguir trabajando con los gobiernos tanto provincial como nacional, en una relación óptima. Perotti es un hombre que ha sido intendente, y como conocedor de lo que es la política local y las necesidades de la gente mantendrá una visión municipalista. Esta es una provincia muy municipalista, y San Lorenzo está entre las ciudades más importantes.

—Ustedes vienen siguiendo bien de cerca los proyectos viales de la región, sobre todo los de ingresos a los puertos, ¿Cómo evalúan su prosecución?

—La ruta A012 tiene la misma traza que hace 70 años. Necesitamos una ruta que sea un espacio embellecido en el ingreso a la ciudad de San Lorenzo, que sea un espacio cómodo y fluido para el tránsito pesado, porque hay importantes terminales, y que permita la conectividad en el accesos sur. Necesitamos una buena vinculación con Ricardone, que queda aislada y nos preocupa porque somos casi una misma comunidad. Esa ruta es parte de un corredor que fue licitado, adjudicado y ya hay firmado contrato con Helport, del Grupo Eurnekian. El problema es que después los contratos de participación público privada (PPP) se cayeron, el sistema de neutralizó por el tema de los cuadernos y por la dificultad para conseguir financiamiento. Pero yo creo que un país necesita rutas para sacar su producción y la ruta A012 es la verdadera circunvalación del Gran Rosario.

—La misma suerte corrieron la nueva traza de la ruta 11 y su conversión en autovía...

—Sí, es todo parte del mismo proyecto. Ahí hubo un componente de mala suerte, y también está la restricción crediticia que tiene el Gobierno Nacional en función de los compromisos asumidos con el FMI. Pero insistimos, hay rutas que son estratégicas, que tienen que ver con el cereal, con las divisas que entran a la Argentina. En un punto, este proyecto se tiene que concretar.

—¿Cuáles van a ser los lineamiento desde este nuevo mandato?

— Aspiramos a una cuidad de cara al río, que apueste a una diversificación económica, con más comercio, más turismo, que tenga una buena relación con Nación y provincia para tener más seguridad, mejores accesos, mejor hospital público, y seguir trabajando en la obra pública, en el mejoramiento del alumbrado y la instalació de luces LED, de los espacios públicos, la repavimentación de calles, los desagües pluviales. Creo que la apuesta es dejar una ciudad con futuro, y esto tiene que ver con nuevas inversiones, promover la hotelería y el comercio, y estar muy atentos a que no se pierdan fuentes de trabajo, porque eso impacta con mucha fuerza en la economía local. Hay que mirar bien los próximos cinco años, el lapso para que la Argentina encuentre el camino de sustentabilidad económica y social.

— San Lorenzo ha reclamado un Juzgado federal.¿No tuvo receptividad este planteo?

—Hay hasta proyectos de ley en el Congreso nacional. Es increíble que una ciudad portuaria, tan vinculada al resto del mundo no tenga un juzgado federal. Lo tiene Venado Tuerto, que no tiene puerto, ni Aduana. San Lorenzo tiene la Aduana más importante del país y carece de un juzgado. Pero bueno, son decisiones políticas.

Un paseo urbano en la costanera

El municipio de San Lorenzo construyó un paseo urbano en la Costanera Norte, entre Saavedra y el río, en el tramo de 350 metros comprendido por las calles Santos Palacios y Tucumán.

   La obra consistió en la ejecución de un sendero de hormigón peinado y un albañal de ladrillos para eliminar las zanjas naturales. Además se removieron las viejas barreras de madera y se realizaron cordones y rampas en los ingresos por 3 de Febrero y Entre Ríos.

   En una etapa posterior, la Secretaría de Obras y Servicios Públicos allanará las entradas por Santos Palacios y Tucumán, e instalará livings de hormigón, compuestos por asientos y mesas. Ya se habían instalado luminarias en todo el sector.

   “San Lorenzo se había acostumbrado a vivir de espaldas al río, pero hemos puesto en valor todas nuestras ventanas al Paraná, lo que se traduce en una gran afluencia de familias. Con este sentido se gestó esta obra, pensada para favorecer la circulación a pie por este hermoso lugar”, expresó el intendente Raimundo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario