LA REGIÓN

V. G. Gálvez aplica un criterio clínico para "no sobrecargar el sistema de salud con internaciones"

La secretaria de Salud, Alejandra Ratti, habló del seguimiento de cada enfermo de Covid-19 y la importancia de no saturar los centros médicos

Jueves 03 de Septiembre de 2020

La ocupación de un 80% de las camas de terapia intensiva para la atención del coronavirus en Rosario es un tema seguido de cerca por el gobierno de Villa Gobernador Gálvez, que no cuenta con un centro de salud para la internación de enfermos de Covid-19 y tiene que derivarlos a la ciudad vecina. La secretaria de Salud, Alejandra Ratti, se refirió al tema y manifestó que en este momento es fundamental aplicar un “criterio clínico” para determinar si es necesario una internación, con el objetivo de “no sobrecargar el sistema de salud”. Puntualizó la importancia del “seguimiento” diario de los casos positivos que se encuentran aislados para definir, “si la situación se complica”, enviarlos a un centro de salud.

   Villa Gobernador Gálvez tenía, previo al reporte oficial de anoche, 122 enfermos de coronavirus, de los cuales 50 se recuperaron, 7 están internados y 3 en estado crítico. Ayer sumó 12 nuevos enfermos. La ciudad cuenta con el Hospital Gamen y 14 centros de atención primaria, 9 municipales y 5 provinciales. Además organizó tres centros de aislamientos, sin haber utilizado por el momento ninguno. No hay hospital o sanatorio para pacientes de Covid-19. La ciudad depende por esa razón de Rosario.

   “Todo el tiempo miramos a Rosario y notamos esta dificultad que tienen para la internación de pacientes. Hasta hace 10 días los pacientes mayores de 65 años con comorbilidades que tenían coronavirus eran internados aunque no presentaran síntomas graves. Esto fue revisado porque no es posible internar a todos por una cuestión preventiva. Los pacientes que se internan son los que se encuentran descompensados, con dificultades respiratorias, diabéticos insulinodependientes y adultos mayores de 70 años con comorbilidades”, dijo la funcionaria.

   Ratti descartó que se trate de un proceso de selección. “Hay pacientes que sí o sí van a tener que estar internados y no lo dudamos. Y otros a los que habrá que hacer un seguimiento para evaluar si es necesario o no. No es una selección, sino seguirlos a través de un contacto diario, a veces hasta de tres veces por día. Es un criterio clínico el que se adopta para decidir las internaciones para no sobrecargar innecesariamente el sistema de salud”.

   “El seguimiento de cada caso es centralizado entre los médicos de la Secretaría de Salud y el Hospital Gamen. Armamos un dispositivo de atención telefónica, articulando con el Sies y el 0800 de la provincia. Y estamos preparando a los equipos de salud de los centros de salud para que ellos puedan sumarse al seguimiento telefónico con los casos de vecinos de sus barrios”, contó.

   La secretaria de Salud dijo que ya existe una planificación para el caso que la ciudad llegue a los 40 contagios por día. Hasta el momento, el pico fue de 14 enfermos, el 28 de agosto. “Estamos preparándonos, viendo cómo vamos a hacer el seguimiento. Será difícil pero posible. Implica involucrar a los centros de salud y a las organizaciones sociales, que son los que conocen a los vecinos. La idea es tener un registro de las personas que concurren a comedores o merenderos para saber quién tiene un problema de salud, es de grupo de riesgo o adulto mayor. Eso nos permitirá tenerlos censados y, si aparece un caso, saber cómo intervenir en el barrio”, señaló.

   Ratti manifestó que existe el antecedente de un trabajo territorial. “Por un caso positivo hubo una cuarentena en el barrio Fonavi. Aislamos a unas 30 personas, con una logística de geolocalización de cada paciente. Se les daba los alimentos y asistencia en cada domicilio. Fueron 10 días de trabajo muy fuerte desde el centro de salud María Auxiliadora”, dijo.

   La funcionaria indicó que mantiene un diálogo permanente con el intendente Alberto Ricci y que no les sorprendió el aumento de casos en la ciudad, pero es algo que preocupa. “En algún momento, cuando esto siga creciendo y empiecen a faltar las camas de terapia intensiva se tendrán que rever las restricciones. Será una decisión de la provincia y nosotros nos adaptaremos a esas medidas”, dijo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario