La Región

Universalizan la instalación de medidores de agua

Ya todos los inmuebles de la ciudad tienen puestos micromedidores. Se realizó una millonaria inversión en toda la provincia.

Lunes 24 de Junio de 2019

Ningún usuario firmatense correrá el riesgo de pagarle a Aguas Santafesinas SA (Assa) por encima o menos cantidad de dinero por lo que realmente consume sino lo justo, algo que, aunque resulte lógico y hasta obvio, no todos los santafesinos tienen tal posibilidad.

Así es en esta ciudad del departamento General López ya todos los inmuebles tienen instalados micromedidores, lo que posibilita pagar de acuerdo al agua usada y no en relación a la superficie de la vivienda como siguen haciendo muchas familias de localidades donde las facturaciones no se ajustan a lo consumido.

Pero además el sistema de medición apunta a optimizar el servicio de agua potable como ya sucedió en esta localidad del sur santafesino donde se redujo la dotación de agua potable un 10 por ciento, preservando este indispensable recurso de difícil captación a través de perforaciones.

Desde 2017 a 2019 Assa colocó en Firmat 3.000 micromedidores para completar el universo de inmuebles técnicamente medibles de la ciudad, por lo que "cada usuario paga el consumo real". Además la firma destacó la puesta en servicio de dos nuevos módulos de potabilización mediante ósmosis inversa, que permitieron incrementar un 30 por ciento la producción de agua potable.

Y esa acción, calificada como de "primordial", fue acompañada por "el montaje de cuatro macromedidores para controlar la producción y distribución, la sectorización de la distribución de agua potable para optimizar el servicio, la detección y reparación de 140 fugas no visibles y la instalación de los medidores domiciliarios de consumo, para alcanzar la cobertura del total de los inmuebles técnicamente medibles".

Asimismo resaltó dentro del plan integral encarado que "se incorporó un equipo electrógeno para asegurar la continuidad del servicio en caso de cortes de energía y se instalaron dos nuevas bombas para abastecer a la red, en reemplazo de equipos que llevaban 20 años de funcionamiento".

Assa puntualizó que entre 2017 y 2018 invirtió 90 millones de pesos en la colocación de "más de 45.000 medidores domiciliarios en las 15 ciudades de su área de servicios directos, como parte de un plan que apunta en los próximos años a cubrir la totalidad de los usuarios técnicamente medibles".

En ese sentido el titular de la compañía, Sebastian Bonet, destacó que lo hecho allanó el camino para garantizar "más equidad ya que cada usuario pagará de acuerdo a su consumo real y no a la superficie de la propiedad". Y explicó que "para ello es necesario un control de las instalaciones internas por parte del vecino, ya que se deben detectar eventuales fugas que afecten el consumo y por tanto la facturación".

Además dijo que "otro objetivo central de la instalación de micromedidores es la preservación del recurso, ya que se puede determinar cuánta agua se entrega a la comunidad y cuánta reciben los vecinos, permitiendo técnicamente ubicar los sectores donde puede haber problemas o fugas para trabajar en su reparación".

Gustavo Orellano

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario