La Región

Una nena fue golpeada por chicas de la misma edad en Serodino

El episodio fue grabado con celulares, y las imágenes llegaron a manos de la madre, que radicó la denuncia en la Justicia

Sábado 28 de Abril de 2018

Luz tiene 11 años, vive en Serodino y el miércoles le tocó vivir un momento horrible. Un grupo de chicas de su misma edad la obligó a dejar su bicicleta, arrodillarse, pedir "perdón" —no está claro por qué—, una de ellas le pegó varias cachetadas en la cara, y otras arremetieron a las patadas. El episodio fue filmado y las imágenes comenzaron a reproducirse. En el video, se escuchaba decir a sus agresoras que si se lo contaba a su madre la iban a "agarrar entre todas". El caso, que ya fue denunciado, tuvo eco regionales y generó un sinnúmero de comentarios en los portales, empezando por www.lacapital.com.ar.

Ocurrió el miércoles por la tarde. La chica tenía que ir a clase de gimnasia en la escuela San José, donde cursa sus estudios. Otra nena del barrio la invitó a tomar un helado; Luz pidió permiso y salió de casa con destino a la heladería, ubicada en la esquina de su escuela. Después, tenía que entrar a gimnasia.

Pero la tarde se le volvió de pesadilla. Después del helado, la amiga le propuso ir a la plaza, y allí, un grupo de chicas, por lo menos siete, la abordó. Luz iba a lado de su bicicleta. La obligaron a dejarla, a arrodillarse en el suelo, y después de recibir golpes en la cara, las agresoras la siguieron pegándole patadas, además de golpearle la bicicleta. Después de unos minutos, la chica pudo dejar el lugar, en medio de insultos y agresiones.

Rosa, la mamá de la víctima, se enteró de lo ocurrido y fue a buscar a su hija. "La invitaron a ir a la heladería y le di permiso porque eran unas cuadras y porque la chica que la invitó ya había venido a jugar otras veces. Pero me llamó una amiga para contarme que había encontrado a mi hija llorando y golpeada en la esquina de la escuela", narró la mujer a LaCapital. "Yo me puse muy mal y fui adonde estaba. La traje a casa, y aquí me contó que la habían amenazado, que eran muchas más y que no le quedó otro remedio que arrodillarse y tratar de defenderse como pudiera", abundó.

El episodio fue grabado desde más de un celular, a tal punto que Rosa seguía recibiendo ayer distintos videos de la agresión. pero uno de ellos recorrió la zona y fue ampliamente reproducido.

La chica no quería darle a su familia mayores detalles de lo ocurrido, la madre no tenía ayer identificadas a todas las protagonistas. Las amenazas de una nueva agresión en caso de que contara algo a su madre parecían haber surtido efecto.

"Cuando me puse a ver los videos como mamá me rompió el alma porque no podía creer lo que le hicieron, la hicieron arrodillar, le pegaron, le tiraron el pelo, le decían barbaridades. No me importa lo material porque hasta se metieron con la bicicleta que ella tenía, que es lo de menos, pero el daño psicológico se lo causaron", afirmó Rosa a este diario.

Después del hecho, y una vez radicada la denuncia, algunas madres estaban dispuestas a pedir disculpas por lo ocurrido, "pero hubo otras que me amenazaron, me mandaron mensajes y decían que mi hija se lo merecía", contó. Y reveló que "dos días antes de que ocurriera esto, una de las nenas ya la había confrontado, pero una persona que pasaba le dijo que la dejara tranquila. Y después vino lo del miércoles. Estaba todo planeado, ya tenían premeditado a dónde la iban a llevar y cómo la iban a abordar".

Rosa vive en Serodino con su pareja, con Luz (hija de un primer matrimonio) y dos pequeñas 8 y 6 años, producto de su enlace actual. Vivían en Fray Luis Beltrán pero hace cinco años se mudaron a Serodino, primero por cuestiones laborales, y además porque vieron en el pueblo "un lugar tranquilo, seguro", donde criar a las chicas. Ahora, cuenta, Luz "no está yendo a la escuela, se queda en casa. Tampoco quiere salir a la calle. No quiere contar por qué pasó lo que pasó", dijo la mujer, que ayer estuvo toda la mañana en San Lorenzo. "Fuimos al Juzgado de Menores, a la Fiscalía y estuvimos en la Policía de Investigaciones, donde captaron los videos de mi celular. Declaramos tanto Luz como yo, y además radiqué una denuncia por amenazas, porque ahora no puedo salir ni yo a la calle, me agreden por haber hecho la denuncia. Cada vez me indigno más", confesó. la mujer.

Lanzada ayer la noticia en el portal digital de LaCapital, pasado el mediodía ya tenía 200 comentarios de lectores, en general indignados por el grado de violencia que impera en la sociedad y por la forma en que cala en los chicos, molestos con los padres de las agresoras a quienes pedían más disciplina para con sus hijas, y en general con palabras de solidaridad hacia la víctima y su familia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario