La Región

Una multitud llegó al santuario de San Nicolás con la imagen de la Virgen

Con muchos pedidos y también con agradecimientos miles de personas peregrinaron desde Rosario con su fe y su pasión.

Lunes 10 de Septiembre de 2018

Como todos los años la peregrinación que partió el sábado desde Arijón y Ayacucho, en Rosario, y tras pasar por Villa Constitución y Arroyo Seco, con los primeros rayos del sol del domingo llegó a la ciudad de San Nicolás luego de caminar toda la noche.

Ayer miles de peregrinos fueron recibidos en el santuario María del Rosario de San Nicolás por monseñor Eduardo Eliseo Martín y Héctor Cardelli. Y al ingresar al santuario la procesión, a primera hora de la mañana, se ofició la misa. Los miles de creyentes manifestaron sus múltiples motivaciones que los mantuvieron firmes hasta ese momento. Muchos de ellos vienen repitiendo la peregrinación desde hace décadas, otros debutaron en su peregrinación de fe, ya sea para pedir o para agradecer por algo que recibieron. Lo cierto que todos, de una u otra manera, todos manifestaron la profunda creencia que profesan por la Virgen María del Rosario de San Nicolás.

Con el lema "Completamente tuyos María", los peregrinos caminaron el caluroso sábado y la agradable madrugada del domingo con bastones, gorros, zapatillas y bien provistos de agua hasta el predio conocido como El Campito y el santuario. En su andar se escucharon constantes cantos y vivas a María.

Los fieles, que ayer habían transitaron decenas de kilómetros hasta el santuario para acompañar a la imagen de la Virgen hasta San Nicolás, estaban extenuados, pero satisfechos de haber cumplido su deseo.

Como cada año, la imagen de María tuvo su parada en Arroyo Seco, por más de una hora en una zona de la ruta 21 y Filiberti, ubicado detrás del Hospital y ante la Capilla San Cayetano y fue escoltada por los bomberos voluntarios que hicieron guardia de honor.

En el lugar los vecinos se acercaron a la imagen para pedirle o agradecerle y también estuvo el párroco de la iglesia La Asunción Pedro Pergañeda y el padre David Rogani.

Luego continuó la peregrinación a San Nicolás donde gran cantidad de devotos siguió acompañando a la Virgen hasta su llegada al santuario, pasadas las siete de la mañana de ayer.

Testimonios

En el santuario, Jorgelina, muy emocionada, dijo: "Nuevamente lo logré, llegué. Estoy más que feliz, virgencita, tu bendicion hizo una fortaleza en mí, otro año más". Patricia, a su vez, comentaba que ella era la primera vez que iba y que lo hizo "para pedir por la salud de un ser querido que está delicado".

Las muestras de fe, ayer no eran ajenas a la situación económica de la Argentina. Carmen comentó que estaba casada y muy angustiada: "Mi marido tiene 52 años y perdió su trabajo hace dos meses, y aunque busca no encuentra ni changas". Un caso similar, en cuanto a edad, era la de quien se identificó como Quique, un hombre que hace casi un año junto a otras decenas de personas perdieron su fuente laboral en un taller ferroviario de la zona, y que ya no tiene casi nada de la indemnización que cobró y busca desesperado algún trabajo".

Alicia y su hija Lorena caminaron desde el sábado a la tarde, llegaron exhaustas, doloridas, pero contentas para pedir alguna mejora a la situación económica que padecen. "La plata no nos alcanza, como a muchos. Por suerte tenemos trabajo las dos, pero no sabemos por cuánto. En la semana casi no nos vemos, tenemos turnos rotativos y hacemos muchas horas, yo arranco a las seis de la madrugada y cuando vuelvo a casa mi mamá ya salió hace rato, para peor es un viaje muy largo de colectivo al laburo. Apenas nos alcanza para comer, y pagar luz y gas. Pedimos a la Virgen que ruegue por nuestras necesidades y también por salud".

Sergio rezó y dijo: "Vengo a agradecer porque yo tengo trabajo, y a pedir para poder conservarlo", y acotó "pido salud para mis hijos y que puedan seguir estudiando".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario