La Región

Una huerta social en Bigand ayuda a paliar las necesidades económicas

Produce alimentos libres de agrotóxicos que vende a precios accesibles. Allí se fraccionan y envasan. Además generó una decena de empleos.

Sábado 27 de Octubre de 2018

Un emprendimiento que se está desarrollando en Bigand desde hace poco más de un año, y que tiene como finalidad producir alimentos saludables y a buen precio, se convirtió en una alternativa para paliar necesidades sociales y contribuir a la economía familiar.

La iniciativa que lleva adelante la Asociación Bigandense de Mujeres en Acción Comunitaria (Abmac), con el acompañamiento del Estado local, además ya es una salida laboral para casi una decena de vecinos afectados a distintas actividades.

Además de la huerta que tiene la institución en su predio situado en el radio urbano también demanda mano de obra la sala donde se procesa, fracciona y envasan para su comercialización las verduras y hortalizas de producción propia y terceros.

Y a ello se suma el trabajo que generan el área destinada a la elaboración de productos de panificación y el local de atención al público de Abmac cuya organización sin fines de lucro también cumple la función social de dar todos los medio días una vianda de comida a chicos de familias de escasos recursos que además reciben apoyo escolar.

De 60 pequeños que concurrían ya son 90, lo que revela un incremento de las necesidades sociales que afloran en la localidad y que va en sintonía con lo que ocurre en la mayoría de las comunidades de la región.

Allí, entre otras acciones, también se preparan bolsones sociales de alimentos no perecederos que la Comuna sustenta para destinar a familias con necesidades.

El Estado local prevé fortalecer lo hecho hasta ahora incluyendo al proyecto la futura puesta en funcionamiento de una megahuerta agroecológica que funcionará en un predio situado a la vera de la ruta nacional Nº 178, lo que se traducirá en nuevos puestos de trabajo y permitirá que Abmac pueda aumentar su producción e incluso abastecer de alimentos a verdulerías locales.

"Vemos un clima económico difícil para toda la gente, por lo que estamos trabajando en distintos aristas aunque priorizando a los sectores más necesitadas", explicó el jefe comunal, Alejandro Ruggeri. Y en ese contexto destacó el importante papel que juega en materia social el trabajo que viene realizando Abmac a partir de una fuerte apuesta comunal que, en su momento, gestionó fondos nacionales que fueron claves para llevar adelante la exitosa experiencia.

El mandatario local evaluó que "después de un año de haberse instrumentado este proyecto estamos satisfechos porque posibilitó generar trabaja y ayudar ante la difícil situación economía que atraviesa el país".

En esa línea anunció que desde su administración se potenciará la iniciativa incluyendo "una megahuerta agroecológica cuyo terreno ya estamos limpiando con el objetivo de seguir avanzando en esta idea de producción alimentaria saludable y sustentable a partir de las bondades que ofrece nuestra propia tierra".

Aunque el gobierno local redobla esfuerzos para resolver necesidades inmediatas no se apartó del criterio de enfrentar la coyuntura sin alterar cuestiones básicas de su plan de gestión que, entre otros aspectos, hace hincapié en el desarrollo del parque industrial de la localidad donde en pocos días será inaugurada una incubadora de empresas".

"Estamos convencidos —dijo— que afianzar y consolidar este espacio no solo contribuye a sobrellevar la crisis sino pensar en superarla generando condiciones para la atracción de capitales que posibiliten más producción, creación de empleo de calidad y crecimiento".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario