La Región

Una carta de pedido de auxilio del Supa al presidente electo

La misiva fue entregada ayer en el plenario de secretarios generales en la sede de la CGT.

Sábado 09 de Noviembre de 2019

Los representantes sindicales de Supa y la Federación de Estibadores Portuarios Argentinos (Fepa), entre otros representantes, entregaron ayer en el plenario de secretarios generales en la sede de la CGT una carta al presidente electo, Alberto Fernández, para ponerlo en conocimiento de la persecución que vive el movimiento sindical argentino. "El gobierno se dedicó a intentar doblegar a los trabajadores mediante espurias maniobras político judiciales, que resultan de publico conocimiento. Sin embargo, esta vez fueron más allá, ya que a menos de cuarenta días de la finalización de su mandato, el ministro de Producción y Trabajo dispuso —previa maniobra judicial—, la intervención del Supa de Puerto San Martín".

"La Cámara de Apelaciones del Trabajo dispuso tan gravosa medida a instancias de una torticera denuncia efectuada por la Secretaría de Trabajo, calificación que cabe a dicha imputación en tanto ocultó la realidad institucional del sindicato afectado. Es que el Supa se encuentra bajo una conducción elegida legítima y democráticamente por sus afiliados y fue el Ministerio de Producción quien certificó la inexistencia de irregularidades", remarca.

Consignan que "el ya tristemente célebre modus operandi del gobierno vuelve a verificarse: Intervención como excusa para el atropello y el saqueo. Es que a esta altura nadie puede confundirse: La motivación es política pero la finalidad es económica (la "caja"). En efecto, lo que el gobierno saliente pretende por un lado, es doblegar a los trabajadores para reducir el tan mentado 'costo argentino'".

"Pero también lo hacen por dinero, nombrando interventores con fastuosos sueldos, contratando prestadores amigos y designando supuestos 'asesores' con honorarios también exorbitantes, dejando tierra arrasada al finalizar la intervención", dijeron. Indica que "los trabajadores decidieron poner un punto final a estos atropellos y no dejarse amedrentar nuevamente por un gobierno autoritario, corrupto y que se encuentra de salida, por lo que se declararon en estado de alerta y movilización".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario