La región

Un padre pide con desesperación ayuda para su hijo con parálisis cerebral 

El adolescente, de 13 años, es hipersensible a los ruidos. Al lado de su casa, un supermercado genera ruidos molestos a toda hora, lo que altera el estado de salud del paciente

Jueves 17 de Diciembre de 2020

El papá de un adolescente con parálisis cerebral que es hipersensible a los ruidos pide ayuda para poder mejorar la calidad de vida de su hijo. No, no se trata de una campaña para juntar fondos ni de una movida solidaria, su reclamo es concreto: vive al lado de un negocio que hace ruidos molestos, contra el que ya realizó varias denuncias, pero la situación no mejora.

"Tengo un hijo de 13 años con parálisis cerebral, que está bastante comprometido, y hace mucho tiempo que tengo un problema serio con un supermercado que está al lado de mi casa y que no para de hacer ruidos molestos que complican la calidad de vida de mi chico, que es hipersensible a los sonidos", contó Fabián Natali, papá de Eduardo, en diálogo con La Capital. También hizo un llamado a toda la población para que en las fiestas tengan "empatía y piedad con las personas que sufren ruidos, porque les aseguro que en cada casa que existe este tipo de situaciones se vive un desastre".

Respecto de los movimientos de carga y descarga que genera el transporte que llega al lugar a toda hora y otras situaciones que provocan sonidos de mucha intensidad, Natali cumplió con todos los pasos. Desde comenzar pidiendo comprensión hasta presentar 50 denuncias en la Municipalidad de Capitán Bermúdez, donde vive.

Así, llegó a una audiencia de conciliación entre las partes donde se llegó a un arreglo que sin embargo "no se está cumpliendo", según afirmó. Su preocupación radica en que dentro de poco Eduardo deberá someterse a una intervención de columna y su papá está pensando en lo complejo que será conseguir que su hijo descanse como debe después de semejante procedimiento. De allí que haya decidido pedir a los medios de comunicación de la región que visibilicen este caso con la esperanza de que alguna autoridad tome cartas en el asunto y ponga fin a este largo camino de obstáculos.

El compromiso del súper

"El supermercado (que descarga mercadería en su depósito de Paraguay al 300) se comprometió a no hacer más ruidos pero no cumplieron con lo pactado", dice con enorme angustia el padre de Eduardo. En el encuentro donde los representantes del comercio asumieron la responsabilidad y aseguraron que no provocarían más problemas estuvo presente Defensa del Consumidor pero "desde el Municipio no enviaron a nadie".

El tema que podría parecer hasta banal ocasiona trastornos cotidianos a Eduardo y su familia. "Toda persona que viva con ruidos permanentes sabe de lo que hablo y con la delicada situación de mi hijo es insoportable".

"Nada cambió, yo diría que es peor porque me soltaron la mano, me dicen desde la Municipalidad que ya hicieron todo lo posible desde lo administrativo. Tengo vecinos que también están padeciendo este problema, día a día desde las seis de la mañana. Pero yo siento que ni al supermercado ni a las autoridades les interesa ni un poquito la salud de mi hijo", enfatizó.

paralisis cerebral 01.jpg

"El apoderado del supermercado hasta me llamó para decirme que yo había increpado al personal, y eso no es cierto. Terminan convirtiéndome a mi en culpable cuando soy la víctima de esta situación. Lo único que deseo es que esto termine, que me den una solución. Ya ni sé donde recurrir", señaló.

Fabián Natali dijo: "Necesito y necesitamos un poco de paz en la vida. Yo no tengo los recursos económicos para irme de acá. Queremos vivir tranquilos porque ya la carga emocional que tenemos en mi casa es tremenda. Hay muchos vecinos y gente solidaria que me apoya, y eso es gratificante, pero los empresarios y los funcionarios me dan vuelta la cara. Viven en un mundo ajeno, es lo que siento".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS